Gribaudo no pudo evitar “la grieta” en la bancada de senadores de Juntos

El flamante presidente de bloque de Juntos Christian Gribaudo realizó la primera reunión de bloque y brotó nuevamente la disidencia interna.

La bancada de senadores de la principal alianza opositora al gobierno del FdT en la provincia de Buenos Aires tuvo su primera reunión de bloque de la era Grabaudo y tras cuatro años de conducción ininterrumpida del senador Roberto Costa.

La conducción del senador del PRO tuvo cuestionamiento desde el inicio y se demoró su designación; otra facción de republicanos reclama el lugar y empuja el nombre del senador marplatense Alejandro Rabinovich.

La solución llegó a partir de un acuerdo interno de conducir el bloque, un año cada uno, primero Grabaudo y luego Rabinovich. “Casi un infantilismo”, según relató un senador en la ocasión.

Pero esa solución llegó luego de que pasaran algunas cosas, no pasó cuando tendría que haber pasada. Después la pandemia, que atenta contra la presencialidad, hizo de las suya y así se llegó a las puertas de la asamblea legislativa sin tener reunión del bloque en pleno.

Una de las cosas que pasó, en ese mientras tanto, fue el tratamiento de la modificación a la ley que limitaba la reelección de intendentes y legisladores que derivó en una votación dividida de la bancada.

Ese enfrentamiento fue uno de los motivos para demorar el encuentro presencial de todo el bloque y se esperaba que para esta instancia la cosa estaba olvidada. Pero no.

Fue el aliado peronista de los radicales, el senador Joaquín De la Torre, el que elevó su voz para protestar no ya por la posición en disidencia de la minoría vidalista, que consideró aceptable y legitima, sino por los argumentos vertidos en el propio recinto para rechazar la norma y los calificativos que se utilizaron para describir a aquellos que apoyaban esa modificación, entre otros, el propio De la Torre.

El senador Walter Lanaro, una de las cabezas visibles de la resistencia a esa modificación, fue quien recogió el guante y respondió justificando el hecho que la bancada llegó al recinto sin haber realizado una reunión de bloque, que de haber existido esa posibilidad muchas de las cosas que se dijeron, tal vez, se hubieran evitado.

Hubo otras intervenciones que le fueron bajando el tono a la trifulca, pero la cosa quedó en equilibrio inestable, el desafío que tiene por delante Gribaudo no parece menor. La bancada desde su conformación ha tenido un andar parejo que ahora amenaza con perderlo, en cualquier momento, en un escenario de números finísimos.

La única bancada que integra el Senado junto a la oficialista del FdT, más allá de los nombres propios; ya sea Gribaudo, Rabinovich o el propio senador radical Agustín Maspolí que esta de ayudante de primero para atender a la tropa del centenario partido; enfrenta un desafió de envergadura, pues todos juntos, los 23 senadores que hoy la integran son el último contrapeso al oficialismo, que controla la Cámara de Diputados. Pero para ser un contrapeso eficaz tienen que mantenerse juntos, son 23 en un cuerpo de 46, la mitad. Un senador que se vuele y el FdT empieza a inclinar la balanza, aunque en el FdT tienen un desafío similar, pero esa es otra historia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password