Por primera vez desde 2009 no hubo sesiones extraordinarias en el Congreso

La falta de acuerdos políticos y la cuestión FMI frustraron la posibilidad de una sesión en alguna de las dos cámaras. En diciembre hubo prórroga de ordinarias. El verano pasado sí se sesionó.

Por primera vez desde 2009, el verano culminará sin que se haya realizado alguna sesión extraordinaria en el Congreso. Cabe destacar que en diciembre lo que sí sucedió es que hubo prórroga de sesiones ordinarias y ambas cámaras concretaron cuatro reuniones -sin contar las preparatorias-.

Sin embargo, no son tan largas en el tiempo otras ocasiones en las que no hubo sesiones extraordinarias en febrero: durante 2017 y 2018 -año que no se convocó en enero y febrero-, bajo la gestión de Mauricio Macri, los recintos tampoco se abrieron, según un informe detallado que publicara parlamentario.com. Pero sí en esos períodos hubo sesiones de carácter extraordinario en diciembre, algo que este diciembre último no ocurrió, pues fue prórroga de ordinarias, como señalamos, algo similar entonces a lo sucedido en 2009.

También este año muestra una diferencia respecto a 2020 y 2021, cuando ya bajo la presidencia de Alberto Fernández, el Congreso sí estuvo activo en febrero. Mucho más en el primero que en el segundo.

Sin embargo, este año sucedieron varias cuestiones que llevaron al fracaso de las extraordinarias: 1) las idas y vueltas del Poder Ejecutivo en la convocatoria; 2) el anuncio del acuerdo con el FMI, cuestión no incluida en el temario; 3) la renuncia de Máximo Kirchner al bloque oficialista en Diputados; 4) la falta de acuerdos entre el oficialismo y la principal oposición por la conformación de las comisiones, encargadas del análisis y dictamen de los proyectos.

El temario que elaboró el Gobierno contenía 18 proyectos, de lo más variados. Solo dos tenían inicio en el Senado: el Consenso Fiscal 2021, sobre el que se pensaba que podía avanzar rápido su media sanción durante el verano; y la reforma de la Ley del Consejo de la Magistratura, un tema dificultoso para los consensos entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, que requerirá además de bastante tiempo para el debate.

Ante ese panorama, la posibilidad de una sesión se vislumbraba un poco más factible en la Cámara baja, dado que entre los temas estaban incluidas varias iniciativas que ya el año pasado habían avanzado con sus respectivos dictámenes en comisiones, como la nueva Ley de VIH o la ley de cannabis medicinal e industrial. También aparecían entre los “no conflictivos” la creación de Parques Nacionales y Universidades Nacionales.

Otros, en cambio, nunca tuvieron siquiera debate en comisiones -por lo que se veía complicado que avanzaran este mes-, como lo son los que forman parte del paquete de leyes que el Ejecutivo impulsa: ley de desarrollo agrobioindustrial; ley de promoción de inversiones en la industria automotriz; ley de compre argentino; y ley de electromovilidad.

Así las cosas, los temas pasarán al período ordinario de sesiones, que el próximo martes el presidente dejará inaugurado. No obstante, para las primeras semanas de marzo todas las expectativas y el trabajo se concentrará en el proyecto del acuerdo con el FMI.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password