Siguen los tironeos en torno al proyecto del acuerdo con el FMI

El presidente de la Cámara de Diputados mantuvo reuniones con jefes de los bloques opositores, que reclaman modificaciones para apoyar. También habló con el staff del Fondo. Seguirán buscando un consenso.

Continuarán negociando en busca de llegar al recinto con las mayores certezas.

Concluida la ronda de expositores ante la Cámara de Diputados que debe resolver la suerte del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, es el momento en el que los diputados tienen la palabra y eso harán a partir de las 13.30, en el marco del plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas. Sin embargo no es allí donde se terminará resolviendo el o los textos que llegarán al recinto. Mientras tanto, continúan las negociaciones en el más alto nivel del oficialismo y la oposición.

De hecho, este martes hubo reuniones del presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, con los jefes de bloques de la oposición, que insistieron en la necesidad de implementar modificaciones en el texto del proyecto. Paralelamente también la principal oposición realizó una reunión con todos los componentes del muy diverso interbloque, para tratar de avanzar hacia una postura lo más uniforme posible, que se acerque al deseo expresado el domingo pasado durante la reunión de la Mesa Nacional realizada de manera virtual: “de la forma más cohesionada posible”.

El presidente de la Cámara no solo habló con la oposición y con los propios. Según pudo certificar parlamentario.com, también mantuvo este martes un contacto vía zoom con el staff del Fondo Monetario, desde donde le dijeron esperar un apoyo sustantivo al acuerdo. Cerró su jornada reuniéndose con el presidente Alberto Fernández.

Las negociaciones contrarreloj arrancaron este martes temprano, mientras comenzaba un nuevo plenario de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas. A esa hora Massa, recibía a referentes del interbloque Juntos por el Cambio. Del café participaron Mario Negri, jefe de la UCR; Juan Manuel López, titular de la CC; y Luciano Laspina, vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y referente económico del bloque Pro. Según supo este medio, el presidente de la bancada macrista, Cristian Ritondo, no asistió por encontrarse en Expoagro.

Tras el encuentro, fuentes parlamentarias revelaron que los opositores le transmitieron a Massa que el oficialismo hoy no cuenta con los votos para imponer en el recinto el proyecto tal cual lo envió el ministro de Economía, Martín Guzmán. “El artículo primero es imposible de votar porque contiene una referencia directa al programa económico y Juntos por el Cambio sólo está dispuesto a aprobar el financiamiento”, expresó uno de los asistentes a la reunión.

En esa línea, que desde JxC vienen reiterando con fuerza, insistieron con que “el segundo artículo es invotable” y “no hay ningún motivo jurídico, económico y político para que el Congreso tenga que aprobar la política económica del Gobierno”.

“Vamos a ver si nos podemos poner de acuerdo en una nueva redacción de los artículos. Por ello, quedamos en volver a juntarnos antes de que el plenario de comisiones dictamine“, anticipó uno de los legisladores presentes.

En caso de que no haya acuerdo con el Frente de Todos, JxC ya anticipó que elaborará un dictamen propio, de un solo artículo que autorice el nuevo crédito con el Fondo.

Pero además de JxC, otros bloques de la oposición tampoco estarían dispuestos a avalar el programa económico de Guzmán, con lo cual el riesgo para el oficialismo es perder en la votación en particular y que la oposición termine imponiendo cambios o volteando un artículo. Además, desafían: “Nadie quiere votar el programa económico de Guzmán en el que no cree ni siquiera buena parte del oficialismo”.

También, los referentes de JxC plantearon la posibilidad de abstenerse en la votación en general si no hay cambios al dictamen en el artículo 2 -el referido al programa económico-; y aprobar el primer artículo, pero abstenerse o rechazar el segundo, según el criterio de cada bloque.

Para continuar acercando posiciones, Massa mantuvo por la tarde reuniones con el resto de la oposición: Rodrigo De Loredo (Evolución Radical), Alejandro “Topo” Rodríguez (Interbloque Federal) y Luis Di Giacomo (Interbloque Provincias Unidas).

Según pudo saber parlamentario.com, los legisladores le expresaron al titular de la Cámara que el proyecto enviado por Guzmán “no contribuye a un acuerdo amplio” y le sugirieron buscar acuerdos.

Con todo, un legislador opositor aclaró que “hay tiempo” todavía para lograr esos acuerdos, y remarcó que nadie puede pensar que esto se resuelve en unas horas. “Llevamos un día y medio nada más”, apuntó un legislador opositor, que apuntó que “no es un plazo (suficiente) para madurar acuerdos”.

Cauto optimismo

Los principales popes del oficialismo mantienen su confianza en que arribarán a una solución satisfactoria. Que encontrarán una síntesis entre lo que quiere el presidente, la oposición y lo que conformará al Fondo Monetario.

En el oficialismo cayeron muy bien las expresiones del gobernador jujeño Gerardo Morales, jefe del radicalismo, que en su exposición en el Congreso “fue más convincente incluso que Martín Guzmán”, como expresó -medio en broma, medio en serio- un hombre del Frente de Todos. “De acá tenemos que salir con ley”, señaló por la tarde el integrante de la Mesa de Conducción de Juntos por el Cambio ante los legisladores este martes durante el plenario de comisiones.

Mientras tanto continúan negociando y habría algún margen para que haya alguna modificación. La aspiración oficialista es que todos trabajen en un dictamen de mayoría y que aquellos que se opongan firmen en disidencia y luego sugieran modificaciones.

El tono de algunos voceros oficialistas se torna grave cuando refieren que “no hay margen para extorsiones, ni de parte de la oposición, ni del oficialismo a la  oposición”.

“Si acá no sale algo bueno, esta ley afecta muchísimo la imagen institucional del país”, alertó una fuente, que enfatizó en que esta ley no va a afectar solo a este Gobierno y al próximo, sino también a varias generaciones. Por eso “hay que buscar la mejor salida.

“Los votos están”, arriesgó un vocero oficialista, confiado en abstenciones o ausencias de quienes rechacen. Confían también en que el dictamen salga este miércoles o a lo sumo al día siguiente, para que se pueda sesionar a continuación, aunque no se descarta que esto se extienda hasta la semana que viene. No sería lo  más conveniente, pues después debe tratarlo el Senado.

¿Y si la votación no es tan contundente y termina saliendo algo débil? Desde el oficialismo relativizan esa posibilidad y hasta se ilusionan con una doble victoria como podría suponer la aprobación y la foto de una oposición dividida.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password