Distinguieron a Rodolfo Terregno por sus obras sobre San Martín

La Legislatura de la Ciudad declaró a su trabajo de “interés cultural y educativo”. “San Martín creía que no se puede amar a la Argentina y ser parte de una grieta. Es un mensaje que tiene actualidad y que debemos seguir”, aseveró Teregno.

Con la intención de revalorizar su trabajo, la Legislatura porteña declaró de “interés cultural y educativo” para la Ciudad de Buenos Aires la obra del historiador Rodolfo Terragno, quien se dedica a difundir la vida y obra de San Martín. Al mismo tiempo que distinguieron a su trilogía sanmartiniana compuesta por los libros “Maitland y San Martín”, “Diario íntimo de San Martín” y “Josefa”

El acto fue llevado a cabo en el salón Raúl Alfonsín de la Legislatura porteña, en la que Marcelo Guouman -presidente del bloque UCR-Evolución y autor del proyecto- y Roy Cortina -vicepresidente tercero de la Legislatura porteña y presidente del bloque Partido Socialista- fueron los encargados de entregarle la distinción al galardonado.

En ese contexto Terragno afirmó que “hoy tenemos la imagen de un San Martín idílico, que no era discutido por nadie, que se suponía que era admirado y querido por todos. Y no es así. La contemporaneidad bastante impía” y recordó que “entonces San Martín también era acusado de corrupto, de haberse robado el Ejército Argentino para ir a cumplir una satisfacción personal en Perú”.

Además señaló que “lo importante es que él no pagaba con la misma moneda. San Martín tenía la idea de que había que hacer, había que soportar la adversidad e ir para adelante. Y eso creo que es algo que debemos valorar: su disposición a sobreponer la adversidad” y aseveró que “cuando tenía casi 70 años, se ofreció a venir a pelear cuando fue el bloqueo anglo-francés. Tenía una noción muy clara. Porque antes se había negado a venir a pelear por uno de los bandos en el enfrentamiento de federales y unitarios”.

“Él siempre se negó a pelear por uno u otro bando. Porque, en definitiva, San Martín creía que no se puede amar a la Argentina y ser parte de una grieta. Es un mensaje que tiene actualidad y que debemos seguir”, finalizó.

En tanto Guouman planteó que “hay un aspecto que para nosotros es muy importante de Terragno como generación. Muchos habitantes del partido político que recorremos cotidianamente, somos profundos deudores de Rodolfo Terragno en términos de su acción política. Se trata de un hombre que construyó puertas que le abrieron enormes posibilidades a las nuevas generaciones dentro de la Unión Cívica Radical”.

“Muchos de nosotros somos deudores de esas puertas que él fue abriendo a lo largo de su participación política argentina. Fundamentalmente, cuando en 2013 decide ser candidato a Senador y construimos una estrategia que, con el paso del tiempo, va a ser leída como un momento de apertura y de reconstrucción del diálogo de la UCR con la sociedad”, añadió y precisó que “la política para Rodolfo fue un compromiso cívico, un modo de poner en acción sus ideas. Recibió nuestro partido, inventó una forma de comunicarse con la ciudadanía por allá por finales de los noventa. Instaló un reloj en las puertas del Comité Nacional, que recordamos muchos militantes, porque nos marcaba el tiempo hacia la construcción de un proyecto de país alternativo en el que trabajamos profusamente guiados y orientados por el tiempo que marcaba ese reloj. Fue Diputado, Senador, Embajador, Jefe de Gabinete y fue Ministro de a quién homenajeamos con este salón: nuestro querido Raúl Alfonsín”.

A la vez que Cortina destacó que “los hombres y las mujeres de mitad de silgo XIX al XX y los primero 50 años del siglo XX, la política estuvo atravesada por personalidades públicas y dirigentes políticos que eran personas, en su mayoría, integrales. Era gente que escribía la historia de su país, hasta creaba los mitos fundantes o cambiaba la historia oficial. Eran periodistas, fundaban diarios, eran polemistas brillantes, rigurosos, escritores, presidían partidos políticos, estaban en la gestión, algunos llegaron a ser presidentes, ministros, sancionaron leyes fundacionales desde el Estado argentino” y detalló que “lamentablemente, para el país, se ha empobrecido de que cada vez hay menos dirigentes políticos de esas características. Y a mí me da la sensación de que Rodolfo es el último de ellos para esta época. No hay dirigentes políticos que hoy piensen, que ofrezcan un plan”.

El encuentro contó con la presencia de los legisladores Inés Parry, Lucio Lapeña y Diego Weck; y del presidente de la Juventud Radical de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Agustín Rombolá. Cabe recordar que Rodolfo Terragno es abogado, historiador, fue Diputado, Senador, Embajador, Jefe de Gabinete y Ministro del Dr. Raúl Alfonsín. Es Miembro de la American Academy of Arts and Sciences, de Boston, Estados Unidos, es miembro de la American Philosophical Society, de Filadelfia, Estados Unidos, es miembro de la Academia Argentina de la Historia, es miembro del Instituto Nacional Sanmartiniano, y lleva publicados 18 libros.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password