Ávila: “El Gobierno busca someter al Poder Judicial” 

La senadora de JxC sostuvo que el proyecto del oficialismo es “inconstitucional” al excluir a la Corte Suprema del Consejo de la Magistratura.

En su intervención en el debate sobre la reforma del Consejo de la Magistratura, la senadora nacional de Juntos por el Cambio, y miembro informante del bloque, Beatriz Ávila, rechazó el proyecto del oficialismo, que consideró que es un intento del Poder Ejecutivo de “trata de someter al Poder Judicial”, y de “reducirlo a nada más que a un estatus de simple servicio público administrativo”. 

“Sin lugar a dudas el tema que nos convoca es extremadamente importante, estamos hablando nada más y nada menos que sobre la independencia del sistema judicial. Y en ese contexto, el Consejo de la Magistratura, que es el órgano que tiene a su cargo la sanción y la remoción de los magistrados es central”, comenzó su alocución la legisladora tucumana. 

Y en este sentido, indicó que “el espíritu de la reforma del ’94 ya hablaba de fortalecer la independencia del Poder Judicial para evitar que poderes políticos partidarios puedan de alguna manera interferir o condicionar el resto del estamento para de alguna manera poder insistir sobre el funcionamiento del sistema de Justicia”. 

Respecto a las diferencias de su dictamen con el del oficialismo, expresó: “Debemos reformar este Consejo de la Magistratura, un órgano pluralista y sobre todo de concesos, para que pueda recobrar el equilibrio en su integración según la Constitución reza en su artículo 114. Sin lugar a dudas hay que respetar este equilibrio entre los distintos estamentos que la componen, lo que prevé este equilibrio es que no haya un poder hegemónico sobre los demás que permitan imponer decisiones relevantes o que quieran de alguna manera paralizar el trabajo del Consejo Deliberante. De ahí las diferencias con el proyecto del oficialismo, a nuestro entender, el proyecto del oficialismo no garantiza este equilibrio, mientras el nuestro sí lo hace, sin lugar a dudas”. 

En ese marco, señaló que el verdadero debate es respecto a la interpretación de la presencia de un representante de la Corete Suprema de Justicia de la Nación o no: “Las funciones de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura son absolutamente complementarias, no pueden estar separadas, no pueden estar en estamentos estancos porque tienen que ver con la función y el servicio que tiene que brindar la Justicia a todos los ciudadanos. Por eso no poder integrar a la Corte dentro el Consejo es a nuestro entender fuera de lugar”. 

Por esto, para Ávila el proyecto del oficialismo es “inconstitucional” al excluir a la Corte Suprema: “No sabemos porque razones extrañas no se puede lograr esto, si es producto de la necedad o de un capricho. Aprobar un proyecto del oficialismo tal cual como está, es contrario a lo que dice la Constitución nacional. Yo preveo, y lo digo con mucha tristeza, que nuevamente vamos a estar frente a un esquema cuya invalidez constitucional va a comenzar en la cuenta regresiva”.

“¿No es hora de que superemos las diferencias partidarias y asumamos un compromiso entre todos de construir instituciones solventes, de acuerdo a nuestra Carta Magna, no es hora de que tengamos una ley del Consejo de la Magistratura que los argentinos nos sintamos orgullosos? ¿No es hora ya de que terminemos de doble discursos?”, cuestionó la legisladora, y señaló: “Todos queremos hacer nuestro aporte, nosotros no nos quedamos como oposición en la crítica, si no que verdaderamente también queremos aportar a que salga la mejor ley. ¿No es hora de que tengamos jueces idóneos, independientes, imparciales, para que todos los ciudadanos tengan un proceso justo independientemente de la persona que fuera?”. 

La senadora consideró que estamos ante una “oportunidad histórica” de “deponer los intereses partidarios, y esas ambiciones de querer controlar al poder judicial, sea del gobierno de turno que fuere, y tenemos que lograr una ley superadora, conformar un verdadero Consejo de la Magistratura que garantice la independencia del Poder Judicial. Estamos desperdiciando poder trabajar con consensos, y creo que necesitamos una ley que supere el tiempo, necesitamos una ley que nos de seguridad jurídica para que nuestro país traiga inversiones y crecimiento para poder acabar con la pobreza que afecta a millones de argentinos”. 

Sobre la presencia del ministro de Justicia, Martín Soria, en la Comisión de Asuntos Constitucionales, expresó que esperaba que defienda el proyecto del Poder Ejecutivo, “y sin embargo, lo que vino a hacer fue a atacar, a agraviar a otro poder del Estado como es el Poder Judicial. Habló de presión, extorsión, golpe institucional, expresiones verdaderamente lamentables en la boca de un ministro”. 

Creo que el proyecto del Poder Ejecutivo trata de someter al Poder Judicial, y reducirlo a nada más y nada menos que a un estatus de simple servicio público administrativo. ¿A mí me parece que hay como una obsesión con la Corte Suprema o contra su presidente, pero quien duda de la capacidad del presidente de la Corte? ¿Fue ministro del expresidente Néstor Kirchner, y ahora es el malo de la película? Cuando no nos gusta un fallo, salimos a criticar”, agregó sobre este tema.  

Por otro lado, manifestó coincidir con las expresiones del senador Snopek: “El Poder Judicial está con un gran descredito entre a sociedad, porque percibe que el Poder judicial tiene privilegios que no tienen el resto de los ciudadanos y eso realmente irrita. Y creo que en algún tiempo también tenemos que hacer una ley con esta temática, pero tiene que ser con consenso entre todos, para poder tener un Poder Judicial mucho más fuerte”. 

Finalmente, abordó las disputas internas dentro del espacio gobernante: “En este contexto que estamos viviendo los argentinos, no puedo dejar de mencionar la grave crisis política que nosotros estamos atravesando. Hoy hay un gobierno quebrado, un gobierno dividido, donde sus principales protagonistas no dialogan. Los argentinos sabemos cómo termina esta historia, o acaso nos olvidamos lo que pasó con La Alianza. Creo que tiene que haber una capacidad de gobernar en serio en la coalición oficialista. La figura del presidente está devaluada, está debilitada, y es del mismo oficialismo de dónde salen las peor críticas. Es muy triste ver como se ríen, como hay memes, como se burlan del presidente de todos los argentinos, a quien no voté, pero nos representa a todos. Eso está mal, no se puede ser oficialista y opositor a la vez. El presidente fue elegido por mandato popular y tenemos que hacer todo lo posible para que termine su mandato el año que viene”. 

Y agregó: “Hoy el Gobierno es un barco a la deriva, pero en ese barco estamos todos los argentinos. Creo que es un momento muy delicado, en el que la sociedad nos llama a gritos, que vayamos a los hechos, que vayamos a poner la agenda que están necesitando. De poner un Poder Judicial al servicio del ciudadano”.  

“El Gobierno tiene la obligación de tratar de llegar a algunos acuerdos para que puedan gobernar el periodo que les falta, y nosotros desde la oposición tenemos la obligación de trabajar con racionalidad como lo hicimos con el FMI, donde muchos del oficialismo no lo votaron, y desde JxC sí, y con eso evitamos el default”, concluyó la senadora Ávila. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password