Dieron en el Senado el puntapié inicial del debate por la ampliación de la Corte Suprema

Con la voz de los autores de los proyectos arrancó la discusión en las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales. El próximo miércoles se reunirán nuevamente.

En medio de las críticas del kirchnerismo hacia la Corte Suprema de Justicia, reavivadas por la controversia en torno al Consejo de la Magistratura, y por impulso del oficialismo, arrancó este miércoles en el Senado el debate sobre la ampliación del máximo tribunal, con cuatro proyectos sobre la mesa.
En una reunión que duró un poco menos de dos horas, comenzó la discusión en un primer plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales, presididas por Guillermo Snopek y Oscar Parrilli, respectivamente.

En primer lugar hablaron los autores de las iniciativas: Adolfo Rodríguez Saá (FNyP), Clara Vega (Hay Futuro Argentina) y Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro). También se sumó con una nueva propuesta la neuquina Silvia Sapag (UC).

Al finalizar el encuentro Snopek informó que la discusión se retomará el próximo miércoles a las 12 y que en estos días “se coordinará entre los bloques a quienes propondrán para que vengan a exponer”.

Con un proyecto recientemente presentado, la primera oradora fue Silvia Sapag. La senadora, que propone un máximo tribunal compuesto por 15 magistrados, resaltó que la modificación no solo tienen que ver con la cantidad, sino con “las calidades de los miembros de la Corte”, de modo que cuenten con “idoneidad moral, profesional, técnica y en derechos humanos”.

La kirchnerista aseguró que su iniciativa busca que los cortesanos “sean personas en igualdad ante la ley, que deben pagar sus impuestos como lo hacemos todas las personas”; y también, en las audiencias previas a ser designados, deberán “exponer para su elección toda su vida profesional y comercial, como cuáles son sus empresas o qué clientes tienen en sus estudios jurídicos”. En sintonía con otro de los proyectos presentados, establece cinco regiones para garantizar la representación federal.

Foto: Comunicación Senado

Por su parte, Clara Vega recordó que su propuesta la presentó cuando renunció a la Corte Elena Highton de Nolasco, a quien destacó por su labor al igual que Carmen Argibay. “Pedimos que en la Corte, sean los integrantes del número que se decida, las mujeres integren en paridad este organismo”, expresó la riojana sobre su proyecto relacionado al cupo femenino.

En tercer lugar tomó la palabra Adolfo Rodríguez Saá, quien resaltó que se trata de “la reiteración de proyectos que he presentado con anterioridad, el mismo texto, los mismos fundamentos”. Al precisar que el primer proyecto lo presentó en 2016 y esta es la cuarta vez, el puntano argumentó que “no es una cuestión temporal, no es un capricho, no es la cosa que dicen que es para favorecer a un Gobierno”.
En su intervención, el senador oficialista recordó que incluso lo propuso “cuando tratamos los pliegos de (Carlos) Rosenkranzt y (Horacio) Rosatti”. “No es solamente el número, es la paridad de género, la representación federal y la especialización en los temas”, aseveró.

“Solamente en Argentina y en Uruguay tiene 5 miembros” el máximo tribunal, señaló y detalló que en otros países “tienen muchos o muchísimos más miembros: Estados Unidos 9; Brasil 11; Colombia 23; Chile 21; Francia 120; España 80; Italia 15; Suecia 16; Noruega 18; Canadá 9; México 11; Japón 15; Alemania 16; Reino Unido 12; Suiza 30; Australia 7; Bélgica 12; Corea 12 y Finlandia 20”, enumeró.

Para el legislador, “discutir el número no tiene que ver con politiquería, sino con una estrategia de qué país queremos tener”. Y reveló que durante una conversación que tuvo con Mauricio Macri, cuando éste estaba al frente del Gobierno, el expresidente le dijo que “no tenía inconveniente, que resolviéramos el Parlamento”.

“No es una cuestión para beneficiar a un Gobierno, ni una grieta”, reiteró Rodríguez Saá, que afirmó “la finalidad es mucho más elevada” y pidió tratar el tema “con jerarquía”. “Tenemos que encontrar el mejor proyecto y seguro lo vamos a ir enriqueciendo. Dios quiera que la oposición participe, aporte, contribuya, a que no sea un proyecto de un sector sino de todos”, completó.

Foto: Comunicación Senado

A su turno, Alberto Weretilneck manifestó: “Este proyecto que presentamos es un humilde aporte a uno de los temas importantes, trascendentes, que tienen que ver con la institucionalidad, con el futuro y uno de los pilares sobre los cuales Argentina necesita para construirse hacia adelante. Todo lo que sea susceptible de modificar, cambiar, de incorporar o de otro punto de vista estamos a total disposición”.

En ese sentido, remarcó que los puntos centrales son la paridad de género, el federalismo que “tiene que ver mucho con la historia” y el tercer aspecto sobre “si estos cambios van a significar un mejor servicio de justicia, porque definir un número sin definir la estructura y el funcionamiento de la Corte es agravar la situación actual”.

Además, el rionegrino criticó a quienes expresaron durante la semana que “hay temas más importantes para resolverle los problemas a los argentinos”. “El momento es el oportuno, solamente aquellos que defienden la situación vigente buscan excusas”, apuntó el senador aliado del oficialismo.
Respecto al actual funcionamiento de la Corte, consideró que “cuanto menos jueces es mejor coordinar los fallos e ideas; pero cuanto mayor cantidad de jueces, mayor democracia”, e informó que por año el promedio de fallos de la Corte oscila entre 7.400 y 7.800, aunque criticó que “no se sabe la cantidad de expedientes que hay en trámite”.

“Estas Cortes se interesan solamente en temas centrales nada más, son unitaristas. Deben tener una mirada federal”, cerró el rionegrino.

En una breve intervención, la senadora María Inés Pilatti Vergara enfatizó que “en 1853 y 1860 con dos millones de habitantes en el país se preveía una Corte de 5 y 9 miembros”. “Hoy somos 45 millones de habitantes y seguimos con una composición para dos millones de argentinos”, señaló y opinó que “es una obviedad que se necesita, entre otras tantas cosas, actualizar el número de los integrantes en razón de la manera en que creció la población, ergo, los justiciables en la República Argentina”.

En representación de Juntos por el Cambio, que no tuvo demasiada presencia durante la reunión, la cordobesa Carmen Álvarez Rivero sostuvo que “el tema del número no es la solución para la Corte Suprema, podría andar con 5 o con 9”, y se refirió a la paridad de género que mencionan los proyectos presentados y recordó que “la paridad viene de dos” por lo que “cuando los miembros son impares es difícil mantener la paridad”.

Respecto a la perspectiva de género contextualizó que “es una perspectiva de diversidad porque no es la única y no debe ser la única, mi perspectiva de la diversidad es personalista creo en la diversidad en que cada persona es única e irrepetible”, por lo tanto, consideró que “no me basta una Corte por una cualidad simplemente porque es un reduccionismo. Me parece importante que, si se trata específicamente las leyes de estos temas, el tema de perspectiva de género, respeten otras perspectivas más, es importante porque sino me siento excluida que no se da lugar”.

Foto: Comunicación Senado

Sobre el federalismo sostuvo: “Proponen cinco regiones”, y preguntó: “¿Cómo nos vamos a poner de acuerdo con la provincia de Buenos Aires? ¿A dónde va a estar esa representación de la Corte Suprema?”, y cerró: “Creo que es un proyecto no muy oportuno de muy difícil aplicación”.

A su turno, la tucumana Beatriz Ávila apuntó: “La decisión de la integración es un tema que tiene que ser acordado con una gran mayoría y está puesto en la Constitución Nacional que se necesitan los dos tercios. Por eso cuando hay un espacio político que quiere ampliar los miembros de la Corte es necesario el consenso, es necesario escuchar a todas las voces”.

“Si no escuchamos las voces y tenemos el consenso, acá hay otro interés que no es tener una Corte eficiente. Déjenme dudar de que quieren avanzar sobre la independencia del Poder Judicial. Aumentar los miembros de la Corte en un contexto social y político, es dejar de lado dónde estamos viviendo”, expresó la secretaria de la Comisión de Justicia.

En tanto remarcó que “es necesario poner sobre valor esta temática. Lo autores de estos proyectos tienen muy buena voluntad o están muy bien convencidos de aumentar los números, pero no hay que perder el contexto delicado en lo social”, y solicitó: “Tratemos otros temas también, ¿qué nos está diciendo la ciudadanía? ‘en el Senado están tratando temas que solo les interesan a los políticos’. Debemos poner en agenda temas que estaban en extraordinarias y no se trataron”, porque “solo tenemos una agenda judicial”.

Y cerró: “Estamos en una córnica de tiempo perdido. Modificar de ante mano el tema sin tener consensos es ir sobre el saco roto”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password