La preocupación por el censo en La Matanza, presente en la reunión con Lavagna

Particularmente por el distrito más populoso de la provincia de Buenos Aires consultaron al titular del INDEC los opositores Alejandro Finocchiaro y Martín Tetaz.

alejandro finocchiaro

La preocupación de la oposición por la realización del censo en el partido de La Matanza, el más populoso de la provincia de Buenos Aires, fue uno de los temas de la reunión que este miércoles mantuvo la Comisión de Población y Desarrollo Humano de la Cámara de Diputados, durante la que expuso el titular del INDEC, Marco Lavagna.

Desde Juntos por el Cambio, el macrista Alejandro Finocchiaro aseguró que en el partido se han detectado “irregularidades” y que le iba a transmitir a Lavagna esa información “para que corrobore, porque no creo que usted conozca esto que está pasando”.

“Tenemos la fuerte presunción de que el censo 2010, en el periodo de recupero, cuando las bolsas quedaron dentro del Palacio Municipal, fueron adulteradas y con respecto a ello La Matanza ostenta una cantidad de personas que no existen”, apuntó.

El legislador recordó que “el diputado (Martín) Tetaz hizo la denuncia y ha dado indicadores” de cómo “se infló el número de personas” en aquella oportunidad, y ejemplificó: “Si La Matanza tiene 2 millones de personas, y un padrón de 1.100 millones, estaríamos en el ridículo de que la mitad tiene menos de 16 años”.

Finocchiaro, que fue candidato a intendente de La Matanza, advirtió que el municipio realizó un “pre-censo y se les indicó a los jefes que, en algunos barrios populares de Ciudad Evita, Puerta de Hierro, Villa Palito, Villa Celina, Laferrere, Isidro Casanova, los censistas serían gente propia del mismo partido político partidario”.

Además, denunció que desde el municipio se bajó la orden de “trabajar los barrios de manera presencial, obviando la virtualidad”. “La virtualidad limita la capacidad de presión, por eso quieren que sea presencial en esos lugares”, agregó.

Por su parte, Lavagna respondió que “el censo digital no está restringido para ninguna zona. No conozco cómo se guardó el material en ese momento, ahora nosotros tenemos un despliegue del material que llevamos a fracciones censales, es decir, cada material sale directamente a la fracción”.

“En censos anteriores iban a las direcciones provinciales y después se encargaban del reparto, nosotros ahora hacemos una distribución a distintos puntos, no al radio. Los materiales quedan ahí cuando se termina el operativo. Cada censista y jefe cierran en los colegios y eso queda guardado bajo llave con resguardo de la información y a la mañana siguiente hacen el repliegue del material, queda cerrado en sobres con las firmas, se lleva a centros de acopios y se entrega paulatinamente a medida que alcanza la digitalización”, explicó y añadió que “el sistema de registro de censistas está en proceso, lo hacemos en cascada. Está mucho la estructura docente en los censos, es un pilar fundamental. Tenemos mucho voluntariado también”.

El titular del INDEC remarcó que “cada municipalidad tiene sus particularidades, como el caso de La Matanza, porque tienen barrios de difícil acceso, porque hay lugares que a las 15 tenemos que cerrar el operativo. Todo lo que tenga que ver con operativos en barrios populares la carga de trabajo es más chico por las dificultades que se presentan”.

A su turno, Tetaz apuntó que “es de público conocimiento y hay sobrada evidencia que hubo adulteraciones en el censo 2010, al menos en el distrito de La Matanza”. “El intendente que adulteró los datos en esa oportunidad es el mismo que está ahora, Fernando Espinoza, y va a estar a cargo del censo en su distrito y sospecho que es muy probable que va a adulterar los datos”, disparó el diputado de Evolución Radical.

Y sobre los mecanismos para detectar fraudes o adulteraciones, el opositor consultó: “¿Cómo han avanzado con ese protocolo? ¿Cuándo se dará a conocer?”.

“Hay que promover el censo digital, dígale a los de La Matanza que hagan el censo digital porque eso nos va a asegurar tener más información para poder corroborar los datos”, le respondió Lavagna.

En cuanto a la verificación de datos, le contestó: “Tenemos indicadores y eso lo utilizamos para validar los datos de los distritos. Cuando los valores se alejan de los valores medios del segmento, ahí lo utilizamos para ver el problema del desvío y la explicación. Si no estamos seguros, hacemos un relevamiento de campo. Vamos a poner en práctica estos protocolos cuando empecemos a analizar”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password