La reforma del Estatuto Docente quedó a un paso del recinto

La Comisión de Educación le dio dictamen favorable al proyecto de ley que busca horizontalizar la carrera docente. La oposición expresó su rechazo al texto y presentó un dictamen de minoría.

Con un fuerte rechazo por parte de los sindicatos docentes y de la oposición, la Comisión de Educación le dio dictamen favorable al proyecto de ley que busca fortalecer la carrera docente mediante la introducción de una serie de modificaciones al Estatuto Docente, a través de las cuales se buscará horizontalizar la carrera y promover mejorar salariales sin dejar el aula.

El proyecto en cuestión crea dos nuevos cargos docentes a los que se accederá por concurso y requerirán de una formación específica, incentivos para los directivos que continúen profesionalizándose y mejoras para los preceptores.

Al respecto de la iniciativa, la presidenta de la Comisión de Educación, Manuela Thourte (UCR-Ev), aseguró que “con esta ley buscamos fortalecer la carrera docente, ampliando las oportunidades de desarrollo profesional que actualmente ofrece el Estatuto, a través de incentivos salariales y profesionales. Creemos que mejorar la carrera docente es necesario y primordial para mejorar la calidad de los aprendizajes de chicos y chicas” y recordó que “actualmente, un docente tiene que esperar, en promedio, 18 años para acceder a un puesto de mayor jerarquía, que siempre es administrativo, en roles directivos o de supervisión y alejados del aula. Hoy, la Ciudad de Buenos Aires es la primera jurisdicción del país en proponer una carrera de desempeño en el aula, prevista en art. 69 la Ley de Educación Nacional, para brindar opciones de crecimiento a los docentes que quieran un desarrollo profesional dentro del aula, mediante la creación de nuevos roles”.

Además recordó que “el proyecto tuvo giro parlamentario a 3 comisiones de la Legislatura: Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria; Legislación del Trabajo y Educación, Ciencia y Tecnología, comisión que este año me toca presidir y donde tuvimos, hasta el momento, cuatro reuniones de Diputados. Allí contamos con la presencia de la Ministra de Educación de CABA, Soledad Acuña, y de funcionarios del Ministerio que vinieron a presentar el proyecto de Ley y a responder dudas y preguntas de los legisladores”.

“También, en el marco de estas reuniones, convocamos y escuchamos a representantes de 17 sindicatos docentes de la Ciudad y a más de 20 oradores entre docentes, directores y supervisores para conocer su opinión. Hasta el momento tuvimos también tres reuniones de asesores parlamentarios”, continuó señalando y destacó que “llevamos a cabo un debate muy interesante, que lo iniciamos con el objetivo de dar lugar al diálogo, a la construcción de consensos y a escuchar a quienes quisieran expresarse. Además, también se consideraron los proyectos de ley con estado parlamentario relacionados con esta temática”.

Al mismo tiempo que indicó que “concretamente, proponemos la modificación de 28 artículos del Estatuto para que el docente que así lo desee pueda tener nuevas alternativas de desarrollo profesional. Esto implica la creación de nuevos roles dentro y fuera del aula: Maestras especialistas en el nivel inicial y en primaria, que puedan ayudar en el fortalecimiento de los aprendizajes de los primeros años y quienes profundizarán en los mayores desafíos pedagógicos (por ejemplo: lecto-escritura en el primer ciclo); Maestros coordinadores de trayectorias escolares en el nivel primario, que puedan acompañar especialmente a aquellos alumnos que más lo necesiten; y la figura del Preceptor Tutor en Secundaria, para realizar un acompañamiento socio vincular de los jóvenes para fortalecer sus aprendizajes”.

“La Ley prevé otorgar incentivos y formas de reconocimiento salarial vinculadas al desarrollo profesional, para que la antigüedad y el paso del tiempo no sean la única forma de crecer en la carrera. Queremos hacer de la formación continua, de la mano de la trayectoria y de la experiencia, uno de los principales motores de transformación de la carrera profesional de los docentes de la Ciudad. Un punto esencial es que estos roles van a asignarse primero a las escuelas de mayor vulnerabilidad educativa”, añadió.

Thoute concluyó destacando que “esta propuesta viene a dar nuevas oportunidades, pero el docente que quiera continuar su desarrollo fuera del aula lo va a poder seguir haciendo. Se trata de sumar, de darle incentivos y oportunidades a los docentes dentro del aula. Estamos convencidos de que esta política tendrá como resultado una mejora en la calidad de los aprendizajes”.

Con este dictamen favorable de la Comisión de Educación, la iniciativa quedó lista para ser debatida en el recinto de sesiones el próximo 12 de mayo.

El rechazo de la oposición

Por su parte, la oposición porteña y los sindicatos docentes expresaron su rechazo a la iniciativa del oficialismo y advirtieron que se trata de “una reforma laboral encubierta” e insistieron en que el texto modifica “condiciones laborales que deben ser discutidas con las asociaciones sindicales, y no definidas en la Legislatura”.

Es por ello que desde la izquierda presentaron un dictamen de minoría en el que se pide el archivo del proyecto del proyecto del oficialismo. Además solicitaron que “los agentes del nivel medio, superior, profesionales de Equipos de Orientación Escolar, docentes curriculares del Reformulación, y el conjunto de docentes de Cultura, se titularizan de manera masiva y fotográfica que al momento de la sanción de la presente ley se encuentran como interinos en el sistema educativo de gestión estatal de la CABA”.

“Los agentes que reemplacen como suplentes a los agentes titularizados por la presente ley, como efecto cascada, quedarán titularizados en los cargos en los que revisten como suplentes”, sostiene el texto.

En tanto desde el gremio docente Ademys acusaron a la Legislatura de darle un tratamiento exprés al proyecto e insistieron que se trata de una “reforma encubierta”. En ese sentido, la referente de ese sindicato Mercedes de Mendieta planteó que “a espalda de la docencia y mediante un tratamiento express el gobierno de Larreta y la ministra Soledad Acuña quieren avanzar en una reforma laboral encubierta mediante la Reforma del Estatuto Docente, que apunta a una mayor precarización de las condiciones laborales de los docentes, con la clara intención de imponer salarios por ‘mérito’, además de imponer una desvirtuada orientación mercantilista mediante su proyecto de UNICABA”.

“Esta reforma laboral encubierta está hecha para seguir ajustando a la docencia según los criterios impuestos por el FMI y los organismos de crédito internacional, y que tienen como cómplice al gobierno nacional de Fernández y que Larreta busca imponer en la Ciudad. Por eso llamamos a organizarnos en cada una de las escuelas y a movilizamos junto a Ademys a la puerta de la Legislatura para tirar abajo esta reforma regresiva, pedir la titularización masiva y fotográfica de las y los docentes de todos los niveles y programas, además de seguir luchando por la recomposición salarial y por más presupuesto para la educación pública”, sentenció.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password