La respuesta inesperada de Alberto Fernández a quien lo designó

Por Armando Torres. La vicepresidenta resolvió dar un golpe palaciego y se encontró primero con una resistencia inesperada y silenciosa del presidente, y ahora con una dura reacción de su principal objetivo: Martín Guzmán.

Alberto Fernández resiste los embates de Cristina manteniendo a Guzmán.

Hoy pasó algo distinto. La escalada de la confrontación interna del oficialismo tuvo un capítulo inédito. Alguien le dio a Cristina Kirchner desde el Gobierno una respuesta dura y fundamentada. Fue el ministro Martín Guzmán, precisamente el “objetivo N° 1” de Cristina.

Este es un nuevo escenario que sugiere que, puesto de manifiesto el fracaso de la situación anómala que crearon con la fórmula de un débil arriba de una poderosa, después de la derrota de 2021, Cristina resolvió dar un golpe palaciego y se encontró con la resistencia inesperada y silenciosa del presidente.

La respuesta fue no entregarle ministros y llevar adelante el acuerdo con el FMI.

Ahora, ante la descabellada “clase magistral” de la histriónica honoris causa, fue el propio Guzmán quien reaccionó frontal y explícitamente.

Esto alienta esperanzas de que Alberto Fernández, quizá sin proponérselo, está dejando en evidencia a su vice y, es probable, comenzando a destruirla.

Sería de la mejor y única manera posible: desde el mismo peronismo en el que ella se montó.

La fórmula fracasó, lo que no puede fracasar es la institucionalidad que Alberto representa hasta el 10 de diciembre de 2023.

“Dejarla en evidencia” implica asumir que ella inventó algo truculento para hacerse del poder y “destruirla” quiere decir que, aun conservando su tribu, ella ya no podrá recrear una trampa semejante. Nadie los acompañaría.

Tendría que ir entonces con su propia cara o la de su hijo que, en verdad, asustan.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password