Con eje en las políticas sociales, Juntos por el Cambio se reunió en La Matanza

Los referentes de la coalición debatieron sobre empleo, planes sociales y pobreza e insistieron que se necesita “una macroeconomía ordenada y un plan de crecimiento y desarrollo claro”.

Con eje en las políticas sociales, y desde el partido de La Matanza, los dirigentes de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio conversaron este viernes sobre la situación social y económica del país y emitieron un comunicado en el que opinaron sobre medidas que se deberían tomar en cuanto a empleo, planes sociales y pobreza.

Del encuentro también participaron representantes de las fundaciones de cada uno de los partidos que integran la alianza: Pensar (Pro), Alem (UCR), Hannah Arendt (CC) y Encuentro Federal (Encuentro Republicano Federal).

“La pobreza en nuestro país alcanza a 17,2 millones de personas (un 37% de la población), de las cuales 3,8 millones están en situación de indigencia (un 8%), afectando particularmente a más de 5,7 millones de niños y niñas”, apuntaron en el comunicado que dieron a conocer luego de la cumbre.

En ese sentido, advirtieron que “lejos de ser solo una cuestión coyuntural, es una situación persistente en el tiempo. En los últimos 35 tuvimos un 36% de pobreza promedio y nunca estuvimos por debajo del 26%. Hay un núcleo del 30% de la población que vive una situación de pobreza estructural”.

“En Argentina trabajar no implica no ser pobre. Más de 5 millones de ocupados son pobres, lo que representa a 1 de cada 3 trabajadores”, enfatizaron sobre la realidad que atraviesan incluso los asalariados.

Por eso, los dirigentes de la oposición consideraron que “no se puede cambiar esta realidad sin una macroeconomía ordenada y un plan de crecimiento y desarrollo claro, que contemple reformas estructurales que potencien capacidades productivas del sector privado. Pero con eso solo no alcanza”.

En esa línea, fueron más allá y expresaron que “la política social y la política económica deben estar integradas, para que cada una actúe en complemento y potencie a la otra. En esta integralidad y heterogeneidad reside la posibilidad de éxito de la construcción de una matriz de desarrollo nueva, que nuestro país necesita”.

“Para el año 2021, el gasto en servicios sociales representó un 65% del gasto total. Sin embargo, no hay que confundir: el gasto en servicios sociales incluye las prestaciones de educación, salud y seguridad social (asignaciones y jubilaciones), entre otras, y no se trata únicamente de lo destinado a ‘planes y programas sociales'”, aclararon.

Sobre esas cifras, indicaron que “el gasto en promoción y asistencia social representó un 5,2% del gasto total y un 1,2% del PBI. Las principales líneas dentro de esta partida son el programa Potenciar Trabajo al que se destina un 40% del total, y las prestaciones alimentarias a las que se destinan un 37% del mismo”.

“La ejecución de estas líneas presenta hoy dos grandes obstáculos en torno al objetivo de terminar con la pobreza: por un lado la implementación de forma intermediada, particularmente para la línea Potenciar Trabajo y, por otro, la superposición y dispersión de programas y competencias cuando se trata de transferencias alimentarias”, subrayaron.

En el texto, los integrantes de la coalición opositora sostuvieron que “la persistencia del fenómeno de la pobreza evidencia la necesidad de reformas profundas en la política social para cambiar esta realidad”.

En función de ello, propusieron que “el Estado debe volver a tomar la dirección de la política social de manera directa, sin intermediación, terminando el clientelismo político y estando al servicio del desarrollo integral de cada persona”.

“La mejor política social es el trabajo. Necesitamos tanto de una macroeconomía estable, como de herramientas concretas que permitan mejorar la empleabilidad y formalizar el trabajo de los sectores vulnerables , dando lugar a la articulación real entre el sector público y privado”, reclamaron.

También pidieron por una “red de protección social para la igualdad y la libertad” ya que “las políticas sociales en su conjunto deben construir una red de protección social clara y transparente, basada en la autonomía, el desarrollo y la libertad de la persona, con prioridad en la primera infancia”.

“Los programas sociales deben ser efectivos. Los planes sociales deben tener objetivos claros, ser directos, temporales y condicionados de modo que sean concebidos como un puente entre donde estamos y queremos estar”, agregaron.

Finalmente, opinaron que hay que “atacar la pobreza estructural” y para “terminar con esta situación es necesario realizar una inversión en infraestructura y bienes públicos, haciendo foco en primera infancia, educación y salud”.

Mesas programáticas

A principio de año, desde la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio establecieron una serie de encuentros para debatir temas programáticos de la agenda pública nacional, realizadas con el trabajo mancomunado de las fundaciones de cada uno de los partidos que integran la coalición.
“En cada encuentro se exponen las problemáticas actuales y se debaten soluciones de cara a los planes de gobierno que viene desarrollando Juntos por el Cambio”, destacaron.

La agenda incluye los próximos encuentros de debate: Producción en Río Cuarto, Córdoba (10 de junio); Desarrollo Sostenible en Paraná, Entre Ríos (1ro. de julio); Relaciones Internacionales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (18 de julio); Energía en Neuquén (29 de julio); y Educación (con lugar y fecha a definir).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password