“El macrismo fue un gobierno criminal”, expresó Juliana Di Tullio en la Cumbre del PJ en Mendoza

La jefa del bloque Unidad Ciudadana estuvo entre las oradoras del encuentro, en el que José Mayans llamó a leer las Veinte Verdades Peronistas y se insistió una y otra vez sobre el endeudamiento contraído por la gestión anterior.


Senadores nacionales del interbloque Frente de Todos participaron este sábado del “Encuentro Peronismo Futuro”, organizado por el Partido Justicialista de Mendoza, en la capital de esa provincia cuyana.Del referido encuentro, orientado a actualizar la doctrina justicialista, fueron expositores el jefe del interbloque FdT, el formoseño José Mayans; la presidenta del bloque Unidad Ciudadana e integrante del interbloque, la bonaerense Juliana Di Tullio; el senador puntano Adolfo Rodríguez Saá y la senadora catamarqueña Lucía Corpacci, entre otros dirigentes. Anfitriona del encuentro fue la vicepresidenta del interbloque FdT y titular del PJ mendocino, Anabel Fernández Sagasti.

También, estuvieron presentes los senadores y senadoras Ana María Ianni (Santa Cruz), Guillermo Snopek (Jujuy), María Eugenia Duré (Tierra del Fuego) y Nora Giménez (Salta).

De esa manera, el interbloque continuó las actividades que viene desarrollando en busca de profundizar el federalismo y la unidad del campo popular, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de todo el pueblo argentino.

El día anterior, Mayans, Di Tullio y Corpacci estuvieron en La Rioja, junto a otros integrantes de la bancada oficialista de la Cámara alta, para participar las celebraciones por el 431 aniversario de la fundación de la ciudad capital de esa provincia norteña e interiorizarse de los distintos proyectos productivos desarrollados allí.

Mayans cerró el cónclave de este sábado haciendo un profundo recorrido por la doctrina peronista y el pensamiento filosófico del general Juan Domingo Perón. “Vengo a ratificar lo que decía Perón, vengo a ratificar las Veinte Verdades Peronistas. Somos las Veinte Verdades”, arrancó el formoseño, quien tuvo un gesto con su compañera de interbloque Anabel Fernández Sagasti y pidió que se sentara junto a él en el escenario.

Reivindicó la idea de juntar a dirigentes y militantes para reflexionar sobre la vigencia del pensamiento “profundamente humanista y profundamente cristiana, como es el justicialismo”. En ese sentido, advirtió que “no se puede cometer el error de comparar al peronismo con la social-democracia”. “Esto es humanista y cristiano. Tiene alma, tiene trascendencia”, explicó. Recomendó a las y los jóvenes a “leer a Perón, leer a Eva Perón, leer las Veinte Verdades, y los compañeros y compañeras como Cristina que estudian la realidad”. 

“Tenemos que hacer nuestra revolución, que es pacífica”, arengó, y aclaró que -en base la independencia económica, la soberanía política y la justicia social- esa revolución “implica también lo que dijo el compañero Wado (De Pedro, el ministro del Interior, quien lo antecedió en la palabra): el amor a la patria”.

Antes había consignado: “El poder es para servir al prójimo, para servir a la patria. Eso es el poder y las políticas públicas tienen que estar destinadas a la dignidad de la vida humana”.

También, advirtió que “la pandemia demostró el fracaso del capitalismo, ya el comunismo había fracasado como sistema”, y alertó sobre los peligros que acechan a la humanidad como las hambrunas, la polución del medio ambiente y una eventual guerra nuclear, algo que Perón ya había adelantado a partir de mediados del siglo pasado.

En otro tramo de su intervención, Mayans recordó que para el peronismo “hay un solo tipo de hombres, los que trabajan” y azuzó: “No dice, los que especulan y se enriquecen. Dice: los que trabajan”. También, hizo mención al estado de pobreza y endeudamiento por “cien mil millones de dólares” con que dejó al país el macrismo, dijo. Y afirmó que “nuestro trabajo es volver a cambiar esa situación”. Al cierre, postuló: “Trabajemos en el tema del pensamiento y construyamos un futuro mejor para todos los argentinos y para el futuro de la patria”.

Al inicio, Fernández Sagasti había dado la bienvenida a todos los participantes, panelistas, dirigentes y militantes del PJ y aliados, e hizo una defensa de la unidad del campo popular. “El Partido Justicialista siempre fue frentista, siempre fue de abrazar a todas las fuerzas hermanas”, remarcó.

“Es hermoso volvernos a encontrar”, destacó Di Tullio, al comienzo de su intervención en donde habló de la independencia económica. Agradeció a Fernández Sagasti por la organización del encuentro y afirmó: “Es una mujer que tiene todo por delante”, y vaticinó que “los compañeros van a tener que estar orgullosos por tener a la primera mujer gobernadora de la provincia de Mendoza (en referencia a su compañera de bancada)”. También, instó a las mujeres a desear tener cargos de relevancia en las estructuras partidarias, y a “desandar ciertos patrones culturales” existentes.

“Las compañeras tienen que desear ser presidentas del PJ, como lo deseó Lucia Corpacci (titular del PJ de Catamarca) y Anabel, y como lo deseó Cristina de ser presidenta de la Nación”.

También, definió: “Nuestras tres banderas son inamovibles”, pero advirtió que es necesario “repensar la doctrina en la actualidad, para ser efectivos y para que nuestro pueblo crea en nosotros”.

“Hemos sido testigos de cómo Néstor Kirchner le dijo chau al Fondo Monetario Internacional y nos devolvió la independencia económica”, señaló, al defender lo actuado en la gestión kirchnerista. Y alertó que la toma de deuda y las políticas neoliberales adoptadas por la administración macrista “no fueron solo decisiones económicas, financieras, sino  fueron decisiones criminales, porque significaron quitarle a un pueblo lo más preciado que es la libertad”.

“Macri volvió al FMI y, así, nos quitaron, en menos de cuatro años, la independencia económica”, apuntó. Para luego reflexionar que, “sin independencia económica, no hay justicia social y tampoco hay soberanía política, porque todo eso lleva a que la deuda social no se pueda reparar. Por eso, el macrismo fue un gobierno criminal”.

En cambio, destacó que, “como decía días atrás el presidente de nuestro interbloque, José Mayans, la Argentina estuvo muy cerca de lograr la independencia económica y fue cuando Cristina hizo su segundo mandato hasta el 2015”. “Esa mujer (por la ex jefa del Estado) nos enseñó que no había que tenerle miedo a la pelea con el poder ni por el poder”, completó.

Rodríguez Saá arrancó con un elogio a la anfitriona y al PJ local, al sostener que “nos estamos preparando para gobernar Mendoza”.  Hizo una recorrida histórica de lo que significó la deuda externa en la Argentina y sentenció: “Cuando no nos pudieron dominar, los usureros nos prestaron plata”.  Puso como ejemplos: las invasiones inglesas y el posterior crédito de la Baring Brothers, la decisión política del general Perón de evitar el ingreso al FMI y, la subsiguiente incorporación del país a ese organismo, a partir de la llamada Revolución Libertadora, que derrocó al gobierno popular del fundador del Justicialismo.

Dijo que desde el peronismo, a lo largo del tiempo, “seguimos trabajando para desendeudarnos, con el objetivo de tener la decisión soberana sobre qué hacer con nuestros recursos”. Pero, reflexionó, “nos volvieron a endeudar con una deuda que no sabemos adónde fue a parar”. “Es inaceptable que la Argentina esté sometida al desempleo y a la pobreza, porque tenemos una deuda que nos asfixia”, sostuvo. E insistió en continuar la lucha por la independencia económica para construir “una Argentina con trabajo, con empleo, donde los chicos puedan volver a la escuela y aprender, para que formemos ciudadanos capacitados para hacer un país cada día mejor”.

Respecto a la deuda, recordó que el Senado, días atrás, sancionó la ley de creación “del Fondo Nacional para la Cancelación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional” y denunció que, ahora, los poderosos “quieren hacer barullo” para confundir y dar marcha atrás con esa decisión. Pero observó que “tenemos que aprender a pelear o seguir peleando con toda la fortaleza” y dijo que “está bien que pongamos toda la energía política de todos los argentinos para que le cobremos a los que se llevaron la plata al exterior sin pagar los impuestos correspondientes. Está bien que le cobremos al evasor”.

Insistió en que la creación del referido fondo para la cancelación de la deuda puede ser “el camino” para solucionar el problema del endeudamiento y apuró: “Como dijo un compañero senador en el debate, si hay un camino mejor que lo propongan”. Reafirmó el principio de alcanzar la independencia económica. “Hay que decir nunca más al endeudamiento con más fuerza y que los poderosos sepan que llegaron a un límite”, consignó.

Corpacci, también, se refirió al problema del endeudamiento. Señaló que la deuda dejada por el macrismo es “impagable por los montos y por lo solapadas que estaban las fechas de pago de esa deuda”. Además, remarcó la importancia de la unidad, pese a las diferencias en algunos temas puntuales. “Tenemos que poner en valor que, a pesar de las diferencias y a pesar de miradas distintas, seguimos caminando juntos”, sostuvo.

Tuvo un párrafo para la cuestión Malvinas. “Como argentinos y como peronistas no tenemos que olvidarnos nunca de Malvinas”, indicó y recordó que la ex presidenta y actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, siempre reivindicó la soberanía argentina sobre el archipiélago austral. “Pelear por la soberanía es defender lo nuestro, pero también es tener el manejo de nuestra energía, de los combustibles”, abundó. Y marcó la necesidad de “tener combustibles propios y de producir nuestra propia energía”, así, aseguró, “nadie condicionará nuestro trabajo”.

En el mismo sentido, remarcó la necesidad de “poner en valor nuestros recursos”, con claro control del Estado sobre los sistemas de producción para el cuidado del medio ambiente, pero insistió en que no se puede desatender de esa cuestión “sobre todo cuando tenemos tanta gente sin trabajo”.

Además, se refirió a la necesidad de reformar y democratizar la Corte Suprema de Justicia de Nación, y reclamó una Corte con paridad de género y con representación federal. Se quejó sobre la forma en que el Máximo Tribunal se manejó, en asuntos, como el Consejo de la Magistratura. “Que la Corte Suprema legisle es gravísimo”, consideró. 

El cierre del encuentro fue con todos los expositores, legisladores nacionales y dirigentes en el escenario, cantando la tradicional Marcha Peronista.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password