Cláusula de impacto en el ahorro

Por Armando Torres. Una sugerencia para los legisladores a la hora de pensar en armas para utilizar en la guerra contra la inflación.

En tiempos de “guerra contra la inflación”, la austeridad pública debe ser una de las armas principales empleadas por el Gobierno. El concepto tiene dos sentidos: uno evidente y primario, no incrementar el gasto; el otro, de orden moral, ejemplificador.

Así, para ser aprobada toda iniciativa relacionada con innovaciones en organismos públicos debería llevar necesariamente adosada y cuantificada una “cláusula de impacto en el ahorro” o, en su defecto, bien expresa y más que justificada su omisión.

No basta con las habitualmente ampulosas e increíbles declaraciones de objetivos.

Quizá algún legislador pueda encontrar interesante esta idea y la desarrolle en un proyecto de ley.

Por ejemplo, así debería ocurrir con los proyectos “estratégicos” del Gobierno consistentes en:

– Creación de la Coordinación Nacional de Empresas Públicas Industriales (CONEPI) en el ámbito de la Secretaría de Industria y Gestión Comercial Externa.

– Creación del Consejo Nacional de Desarrollo Siglo XXI (CONADE XXI) para institucionalizar el ámbito de planificación del desarrollo productivo y la formulación, implementación y monitoreo del Plan Argentina Productiva 2030.

La sociedad “conoce los muebles”. Sabe que, en general, estas iniciativas, más allá de que algunas entusiasman todavía a almas y mentes tan nobles como inocentes, son cáscaras no vacías porque vienen siempre con jugosos recursos que uno puede imaginar adónde van a parar… para terminar siendo incentivos a la inflación, esto es, al enemigo en esta “guerra”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password