Con críticas a la oposición, CFK le habló a Alberto: “Te pido que uses la lapicera con los que tienen que darle cosas al país”

Eso expresó la vicepresidenta desde Tecnópolis en el evento de celebración de los 100 años de YPF, pero aclaró que eso “no significa pelearse”. También lanzó duras críticas a la gestión anterior y a los medios.

Desde la inauguración de la Asamblea Legislativa, el 1° de marzo que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, no se veían hasta este viernes, ya que participaron del acto de celebración por los 100 de YPF en Tecnópolis, con una gran incertidumbre en medio de la crisis interna dentro del oficialismo. En su discurso, la presidenta del Senado le pidió al jefe de Estado que “uses la lapicera con los que tiene que darle cosas al país”.

YPF cumple este viernes 3 de junio cien años desde su creación y el festejo se realizó en Tecnópolis, a cuyo evento asistieron las principales autoridades de la empresa.

Al comienzo de su ponencia, la vicepresidenta celebró el acto a “100 de la recuperación de YPF para todos los argentinos”, porque “de cosas como esta se trata la política, no son solo promesas de futuro mejor, no son slogan ni marketing”.

“Festejamos estar acá, pero por sobre todo que YPF sea argentina porque había dejado de serlo, se desnacionalizó allá por el año 1997. Recuerdo que Néstor hizo en su libro una clara diferenciación del proceso de privatización de la desnacionalziación, que son dos cosas diferentes”, contó y lanzó: “Esto es para que no piensen que los peronistas o kirchneristas estamos en contra de todo lo que es privado y solamente queremos el Estado, no, no, de ninguna manera”.

En ese sentido, relató: “Con la privatización de YPF las provincias argentinas pasaron a tener participación. Las petroleras que estaban nucleadas, eran un 23% del capital que pertenecían a las provincias. Las provincias de Santa Cruz, como Mendoza, Neuquén, habían recibido una participación importante por los bonos hidrocarburífera que éramos las más productoras y una sola provincia tenía el 3,90 del capital de YPF. Nos rotábamos el directorio entre las provincias y a Néstor se le ocurrió, porque si llegabas al 5% te correspondía un director inamovible, al tipo se le puso que Santa Cruz iba a tener el 5% para poder incidir en las políticas del directorio y empezó a comprar acciones de YPF en la Bolsa de Nueva York, lo compraba con los dividendos producto de la participación en YPF”.

“Pero en el año 98’, cuando YPF tenía la acción de oro que podía decidir las políticas de lo que se hacía y lo que no, había control político. Ahí se desnacionalizó y las provincias tuvieron que vender sus acreencias porque sino hubieran quedado descapitalizadas. Las provincias vendieron acciones a 44 dólares, son movimientos especulativos”, sumó CFK.

Críticas a la oposición por la deuda y a los medios

En ese contexto, se refirió al origen de Tecnópolis para chicanear a la oposición: “Iba a ser dos fines de semana sobre la Figueroa Alcorta, con escenarios móviles dos semanas después del bicentenario, y nos abocamos a construir. El entonces jefe de la ciudad M.M. no nos dio la autorización, e hicimos esto”, y resaltó: “Todavía está presente, de esto se trata ante la adversidad, pecho coraje y vamos a hacer algo más y mejor”.

“Ante la crítica permanente que no hay una dirigencia política se impugna la política in totum Alberto”, le señaló al presidente y siguió: “Que no hay gente que piense en lo estructural, que este todo mal, que nunca se hizo nada en los últimos 30 o 40 años, según tu posicionamiento ideológico”.

En ese marco, chicaneó apelando a una nota de opinión: “Gobernar no es sacarse selfies en reuniones, banalidad del mal, narcisismo político, la clase político piensa slogan con ‘punch’, pero no puede recuperar la retórica vacía, la autoafirmación, like y retuit hacia la nada corto pasista”.

“Cuando uno ve en la televisión que nadie hace nada y destilan odio contra la política como si no se hubiese hecho nada en el país en los últimos 40 o 50 años, yo me he permitido traer un video porque creo que algunos problemas estructurales de la Argentina los abordamos y los habíamos solucionado”, apuntó la vicepresidenta. En ese momento se reprodujo un video de una entrevista al exministro de Economía de Macri, Nicolás Dujovne, en el que remarcaba los problemas de la gestión kirchnerista, pero destacaba “una bendición”. “Es tan estrafalario el gobierno anterior para el resto del mundo que nadie le prestaba plata, entonces la Argentina tiene niveles de endeudamiento bajísimo a nivel del gobierno, empresas y familias. El gobierno argentino tiene una deuda neta del 20% PIB. Una deuda realmente muy baja”, relataba Dujovne.

A continuación, la exsenadora expresó: “Nadie sea de izquierda, derecha, radical, liberal, macrista, puede negar desde 1983 el principal problema estructural del país era el peso de su deuda externa y todos los condicionamientos en torno a esa deuda. Hasta el Golpe de 1976, Perón había pagado el último cacito del FMI. La deuda era 5 mil millones de dólares. El gran drama comienza con la dictadura, desde el cambio de matriz de acumulación económica de la Argentina que pasa de un modelo industrial y de trabajo, a uno financiero y de especulación”.

“Eso recibió la democracia 46 mil millones de dólares, fue un gran condicionamiento para el Estado, las empresas y las familias”, informó y volvió a referirse al video: “Escuchaba a Dujovne, ¡que bárbaro! porque en esos 12 años no nos endeudábamos y comenzó un proceso de industrialización y de mejora de los salarios que llevó que desde 2003 a 2015 los salarios crecieran 78 puntos, que cayeron 20 en los cuatros años posteriores y las empresas tampoco tenían endeudamiento”.

“No pudimos solucionar ni el problema de la inflación ni de la economía bimonetaria

Y siguió: “Además en ese momento llegamos a una participación de los trabajadores del 50% del PBI sobre el 49% que remuneraba capital”, y apuntó contra los medios: “Lo digo para lo que pensemos lo que hicieron porque de esto no lo van a pasar en la televisión, no le van a preguntar de esto a nadie”.

“No pudimos solucionar ni el problema de la inflación ni de la economía bimonetaria”, reconoció la vicepresidenta, pero destacó que “en el 2014 que hubo una devaluación y llegamos a un 38% de inflación, al año siguiente llegamos al 26,9% no son números del INDEC, son los del Institución de la Ciudad de Buenos Aires, esa reducción del 11% esta medida por el ingeniero Macri”.

En tanto, manifestó: “Puedo admitir que cuando hay una remuneración fuerte al trabajo tenemos tensiones inflacionarias, pero creo que debemos centrarnos en que gobernar también es administrar esas tensiones en favor de los argentinos”.

“El que quiera gobernar la Argentina sin tensiones ni conflictos, le recomiendo que se postule para la presidencia de Suiza, acá en Argentina salvo en los cementerios, en todos lados hay tensiones y conflictos”, lanzó CFK.

En ese marco, sumó: “Esta es la situación de endeudamiento que es muy importante porque cuando uno tiene un endeudamiento en moneda dura, debíamos solo el 8%, en el marco de una economía bimonetario, el mercado te está midiendo todo el tiempo los vencimientos que tenes sea para el FMI o para los tenedores de bonos privados y te mide las reservas de especulación del Banco Central. Hay razones de administración del Estado para que el endeudamiento no sea bueno”.

La recuperación de YPF

“Nuestro espacio político en esos 12 años y medio había encontrado la forma de desendeudar al país. Habíamos creado con las reservas del Fondo Central, terminamos pagando deuda del corralito, recuperamos YPF y le pagamos el corralito a la primera alianza”, ponderó la presidenta del Senado y remarcó que “habíamos dado respuesta a esto y en el 2012, cuando se produce la crisis energética y cuando en el 2011 nos convertimos en importados en neto de petróleo y gas, YPF en manos extranjeras privadas de REPSOL”.

En esa línea, comparó: “Del año 1997 hasta el 2003 que empiezan las políticas de empoderamiento, de agregar valor, hasta ese momento los dividendos que se repartía YPF eran 490 millones de dólares. A partir del 2003 al 2011 triplicaron los dividendos. YPF-REPSOL llegó a constituir el 50% de los dólares que se giraban al exterior como dividendos y utilidad. Con nosotros triplicaron las ventas y la rentabilidad, pero cayeron las reservas los pozos de petróleo, la explotación, a la exploración, solo había subido por precio de consumo es lo que le vendían a la gente que tenía poder de compra y consumo”.

Además, recordó que “durante el tiempo de la convertibilidad la economía dolarizada en la Argentina, hubo un proceso de desindustrialización que no era necesario. llegamos a vender a precio de regalado a Chile el gas, y del otro lado se lo daban a cifras tremendas”, y explicó que tomaron la determinación que “no fue una decisión ideológica, fue una decisión realista de recuperar la soberanía hidrocarburífera para los argentinos para tener un proyecto de país”.

No fue una decisión ideológica, fue una decisión realista de recuperar la soberanía hidrocarburífera para los argentinos para tener un proyecto de país”, expresó CFK.

“Las decisiones que responden a interés de grandes mayorías encuentran muchas zancadillas, pero es indescriptible la sensación y sentimientos que uno experimenta al saber que uno ha cumplido con un deber, cumplir con el deber de devolver a los argentinos YPF, Vaca Muerta y todo el inmenso potencial”, celebró Fernández de Kirchner y agregó: “Le dimos ciencia y tecnología a YPF para seguir dándole valor y soberanía al país”.

Yo te pido que uses la lapicera con los que tiene que darle cosas al país, hay que usarla, no significa ni pelearse ni nada, es necesario y que la sociedad sepa el esfuerzo que hay que hacer”, le pidió al presidente.

En el tramo final de su discurso, remarcó que “el futuro se construye en el presente, no se construye porque apelemos o anunciemos ‘vamos a hacer esto o lo otro’, se construye todos los días”, y bregó para que “el país se convierta en producto de energía” porque “no es magia esto, nada de lo que hicimos es magia”.

Y cerró con un pedido para el presidente de la Nación: “Hay un deporte nacional por apoderarse de las reservas del Banco Central. Yo lo que te pido es que uses la lapicera con los que tiene que darle cosas al país, hay que usarla, no significa ni pelearse ni nada, es necesario y que la sociedad sepa el esfuerzo que hay que hacer”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password