Solano rechazó la designación de Scioli como ministro de Desarrollo Productivo

El legislador del FIT se reunió con trabajadores metalúrgicos, con quienes dialogó acerca de la salida de Matías Kulfas de la mencionada cartera. “Se corren entre el albertismo y el cristinismo pero al final todos defienden los intereses de Paolo Rocca”, aseveró.

El diputado porteño del Partido Obrero en el Frente de Izquierda Unidad Gabriel Solano se refirió a la polémica que se despertó tras la salida del ex ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, del Gobierno y afirmó: “El Gobierno cambia de Kulfas a Scioli, todos amigos de Techint”.

Solano fue a Siderca para charlar con los trabajadores metalúrgicos y, desde allí, dio declaraciones a los medios locales al respecto del cambio de gabinete del gobierno entre Kulfas y Scioli.

“Se corren entre el albertismo y el cristinismo pero al final todos defienden los intereses de Paolo Rocca. A Kulfas se lo comió la pelea entre buitres por el negocio millonario del gasoducto Néstor Kirchner, que sigue paralizado. Cierto es que Alberto Fernández y el ministro de economía, (Martín) Guzmán arreglaron el desembolso millonario cenando con el propio CEO de Techint”, comenzó el diputado porteño.

Asimismo, agregó: “También hay que desenmascarar a Cristina Fernández y decir que la empresa LEASA, que armó las licitaciones a la medida de Techint, es dirigida por todos los funcionarios que responden a la vicepresidenta. Los acuerdos de CFK con Techint son de larga data y atravesaron todos sus gobiernos. Por su parte, Daniel Scioli tampoco es trigo limpio, hasta recién fue embajador del país en Brasil y no está para nada ajeno a estos negocios. Es claro que el ascenso de quien fue el candidato de Cristina en 2015 y hoy representa un punto de unidad entre la vice y el Presidente es un conocido defensor de las corporaciones”.

Finalmente, Solano concluyó: “Mientras Techint hace negocios millonarios y saquea los recursos del país interviniendo en las importaciones de los laminados y comiendo de todo el negociado que representa Vaca Muerta, los trabajadores de Siderca tienen paritarias por debajo de la inflación y más del 30% de la planta son contratados. Todo este cuadro dentro de la fábrica es garantizado por la burocracia sindical de la UOM, que a su vez es tributaria del kirchnerismo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password