Boleta única: es hora de seguir las propias convicciones 

Por Gabriela Lena, diputada nacional. A propósito de la media sanción que obtuvo el proyecto, la autora señala la necesidad de romper con “seguidismos dogmáticos y obediencias partidarias” en el Senado.

La media sanción que obtuvo el proyecto de boleta única en la Cámara de Diputados es un paso hacia adelante para optimizar nuestra calidad institucional en relación con mejorar la forma en que elegimos a nuestros representantes.  

La nueva composición de la Cámara de Diputados permitió que se votara un proyecto que el oficialismo frenaba en las comisiones y costó mucho esfuerzo poder llevarlo al recinto. Pero este avance hacia una actualización del sistema electoral dependerá de la aprobación que tenga en la Cámara de Senadores, donde el Frente de Todos tiene mayoría. La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ya ha adelantado su oposición al proyecto e inclusive dijo estar dispuesta a bloquear su tratamiento. Eso seguramente influyó para que muchos diputados de su partido votaran en contra de la iniciativa a pesar de que anteriormente habían apoyado la boleta única cuando eran oposición. 

La suerte del proyecto estará en manos de los senadores. Algunos deberán elegir entre alinearse con el discurso kirchnerista de rechazo al cambio o sostener sus propias convicciones. Es el caso del senador entrerriano Eduardo Kueider quien en varias oportunidades expresó su aval a la boleta única e incluso ha promovido esa propuesta en la provincia. 

Se está debatiendo un sistema por el que votarán las sucesivas generaciones de argentinos, por eso debemos analizarlo con criterios objetivos, lejos de cualquier coyuntura política y mezquindades partidarias. Es necesario romper con seguidismos dogmáticos y obediencias partidarias, mucho más si están fundados en la obcecación y la parcialidad. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password