Sin los números para avanzar con la reforma de la Ley de Alquileres, no habrá sesión esta semana en Diputados

Ni el oficialismo ni la oposición convocarán a una reunión en el recinto. Desde Juntos por el Cambio y los bloques federales buscan acordar modificaciones al dictamen que se firmó la semana pasada.

Aunque habían alcanzado el dictamen de minoría en las comisiones de Legislación General y Presupuesto y Hacienda, reinaba el optimismo en la oposición respecto de construir nuevamente una mayoría en el recinto de la Cámara de Diputados -como pasó con boleta única de papel- para poder aprobar el jueves de esta semana la reforma de la Ley de Alquileres. Sin embargo, pocas horas después del plenario, la chance se vio diluida.

Luego del acuerdo alcanzado, en el sector de Juntos por el Cambio, parte del interbloque Federal y el interbloque Provincias Unidas cayeron en la cuenta de que los números estaban complicados para llamar a un debate el último día del mes. Esto se daba no solo por la baja de algunos legisladores que no iban a poder estar presentes, sino sobre todo por diferencias que surgieron después sobre la letra del proyecto.

La posibilidad de que los alquileres se puedan actualizar, por acuerdo de las partes, de forma trimestral fue el punto que detonó la mayor polémica, e incluso salió a reconocerlo el rionegrino Agustín Domingo, quien fue autor de una de las iniciativas que se tomaron para la unificación de las propuestas, y aseguró que buscarán que se contemplen de manera semestral. Pero este es uno de los aspectos donde, según pudo saber este medio, se resiste a ceder el bloque Pro.

Además de ese artículo, tampoco están conformes en cómo quedó la redacción los socialistas Mónica Fein y Enrique Estévez, quienes forman parte del interbloque Federal, pero no participan de las comisiones que trataron el tema. “Está complejo”, señalaron desde el entorno de los santafesinos a parlamentario.com, aunque aclararon que tampoco los satisface la propuesta del oficialismo.

A todo ello se suma que el respaldo de los sectores libertarios -quienes pedían directamente por la derogación de la ley- tampoco está confirmado. En el caso del líder de Avanza Libertad, José Luis Espert, por ejemplo, fuentes cercanas al legislador indicaron a parlamentario.com que “por ahora decidió no adelantar su voto, lo definirá el mismo día de la votación”.

Por su parte, desde el oficialismo tampoco habrá convocatoria a sesionar esta semana, pese a que se había barajado la posibilidad de adelantarse un día a la oposición y llamar a debatir el miércoles 29 la reforma de la Ley de Alquileres y el proyecto -con media sanción- que crea un Fondo Nacional, compuesto por la recuperación de dólares “fugados”, para pagarle al FMI. En ninguno de los dos casos el Frente de Todos cuenta con los votos. En tanto, de los proyectos con dictamen, tampoco pudo todavía avanzar en el recinto con la nueva ley de Compre Argentino.

Por el contrario, para llevar a una sesión de “consenso” antes del (informal) receso invernal, hay en carpeta varias iniciativas que salieron con acuerdo desde las comisiones, como el proyecto de emergencia en el transporte del interior -que lleva a un monto de 59.500 millones de pesos los recursos del Fondo Compensatorio-; la nueva ley de biotecnología y nanotecnología; una ley sobre cuidados paliativos y otra sobre resistencia antimicrobiana.

Las dos propuestas sobre alquileres

El dictamen de mayoría del Frente de Todos revindica la actual Ley 27.551, al mantener el plazo de tres años en los contratos, como así también el índice para la actualización de los alquileres en base a una fórmula que combina IPC y RIPTE. Asimismo, otorga más facilidades para los inquilinos en la presentación de garantías.

En el capítulo de incentivos fiscales, propone una reforma en el régimen de monotributo para beneficiar a monotributistas que tengan más de tres unidades de explotación; incorpora al régimen de la Ley de Incentivo a la Construcción los inmuebles que durante 12 años estén destinados al alquiler y “siempre que dichos contratos de locación se encuentren registrados”; y exime del impuesto a los Bienes Personales a aquellas propiedades cuyo valor resulte igual o inferior a 30 millones de pesos, el mínimo no imponible para esa categoría.

Por su parte, el dictamen de minoría de la oposición vuelve a dos años el plazo mínimo legal de los contratos. En cuanto al precio del alquiler, indica que deberá “fijarse como valor único y por períodos mensuales, sobre el cual podrán realizarse ajustes con la periodicidad que acuerden las partes, por intervalos de entre 3 y 12 meses”.

Asimismo, agrega que para los ajustes, las partes “deberán convenir el mecanismo de actualización del precio del alquiler al inicio de la relación locativa, pudiendo aplicar a tales efectos el Índice de Precios al Consumidor (IPC), el Índice de Precios Mayoristas (IPM) y/o el Índice de Salarios (IS)” elaborados por el INDEC, “o una combinación de dichos índices, según las partes acuerden”.

En relación a los beneficios fiscales, similares a los del oficialismo, la iniciativa contempla una reforma del régimen de monotributo para que quienes tengan tres unidades de explotación, “en el caso de la actividad de locación de inmuebles, mediante contratos debidamente registrados” se considere como “una sola unidad de explotación independientemente de la cantidad de propiedades afectadas a la misma”.

También exime de Bienes Personales a los inmuebles destinados a alquiler y contempla una modificación al impuesto a los débitos y créditos bancarios -más conocido como impuesto al cheque- para que estén exentas aquellas cajas de ahorro o cuentas corrientes “utilizadas en forma exclusiva para las operaciones inherentes a la actividad de locación de inmuebles con destino casa-habitación, cuyos contratos se encuentren debidamente registrados”.

Movilización de inquilinos

En contra de la reforma de la ley, las distintas organizaciones que nuclean a inquilinos convocaron a una marcha frente al Congreso para el próximo miércoles, a las 18, bajo la consigna “Valijazo”.

“No estamos dispuestos a soportar más injusticia ni abuso. Durante mucho tiempo el mercado inmobiliario nos obligó a aceptar cualquier tipo de condición. La Ley de Alquileres es un freno y por eso intentan terminar con ella”, enfatizó Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados.

Y agregó: “Convocamos a defendernos del mercado inmobiliario y el intento de votar el dictamen de JxC, el interbloque Federal y Provincias Unidas que plantea volver a contratos de 2 años, aumentos trimestrales o semestrales sin ningún índice ni límite, y la posibilidad de que los propietarios o inmobiliarias nos exijan pagos por adelantado de alquileres”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password