En el arranque de la sesión, la oposición cuestionó la política económica y las internas del Gobierno

Producto de la situación que se originó en los últimos días a partir de la salida de Martín Guzmán, los jefes de bloques tuvieron cinco minutos cada uno para dar sus opiniones. La defensa del oficialismo.

A tres días de la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, el recinto de la Cámara de Diputados volvió a abrirse para la realización de una sesión con proyectos consensuados, pero la crisis en el Gobierno y la situación económica que atraviesa el país fueron las primeras cuestiones que se abordaron.

En una extensa reunión de Labor Parlamentaria que se llevó a cabo previo a la sesión, el oficialismo aceptó el pedido de la oposición para que hubiera cinco minutos por jefe de bloque para dejar una “reflexión” sobre la coyuntura nacional que estalló con el recambio en el Ministerio de Economía, comandado ahora por Silvina Batakis.

La primera oradora fue la diputada del PO-FIT Romina Del Plá, quien aseguró que “estamos frente al fracaso completo del gobierno del Frente de Todos que se ha manifestado en la renuncia del ministro Martín Guzmán. Un fracaso del conjunto del gobierno del Frente de Todos: de la pata albertista, de la pata cristinista, de la pata massista”. Y consideró que “no es otra cosa que el fracaso del acuerdo con el FMI”.

Al recordar la discusión sobre el arreglo con el Fondo en cuanto a “una deuda usuraria y fraudulenta que había que desconocer de plano”, la legisladora de la izquierda mencionó que desde ese sector habían advertido que “nos iba a llevar a un aumento de la pobreza, del ajuste, de la precarización laboral y por supuesto del endeudamiento”.

“Guzmán es nada más y nada menos que el ministro que cerró el acuerdo con el FMI” y “ocurrió lo que anticipamos, la devaluación, inflación, mayor ajuste, incluso un tarifazo que todavía no han podido terminar de armar, pero que se viene inexorablemente”, añadió.

Luego fue el turno del líder de Avanza Libertad, José Luis Espert, quien expresó que “Argentina no solo está atravesando una nueva crisis, sino que es una crisis que se va a profundizar lamentablemente”, y señaló que es “la octava vez en 60 años que el país se encuentra en esta situación”, producto de “ocho planes económicos que terminaron igual”.

“Debería hacernos doler y a la política darnos vergüenza; cada siete años y medio Argentina se prende fuego por malos planes económicos”, dijo el legislador liberal, que opinó que hay que “cambiar tres denominadores comunes” como la sustitución de importaciones, las leyes laborales y además que “tenemos un Estado de un tamaño gigantesco, que no solo no sirve para nada, sino que demuele al sector privado”. “No nos va a ir nunca bien si seguimos discutiendo la Ley de Gravedad. Argentina tiene futuro y ese futuro es liberal”, concluyó.

Nuevamente desde la izquierda, la diputada Myriam Bregman del PTS-FIT sostuvo que “estamos ante las consecuencias previsibles del acuerdo firmado con el FMI”, que se trata de “un acuerdo inflacionario, deliberadamente recesivo y que ata al conjunto de la economía a conseguir dólares”. “El FMI es el FMI, y sigue siendo el FMI, y se lo devoró a Guzmán”, lanzó y criticó que ese acuerdo “se fue construyendo ladrillo a ladrillo en este recinto” con, por ejemplo, el cambio de la fórmula de movilidad o los “presupuestos de ajuste”. “Las cosas van mal porque está todo mal en la economía, porque atarse al FMI significa esto que estamos viviendo hoy”, ratificó.

El jefe del interbloque Provincias Unidas, Luis Di Giacomo, manifestó que “estamos pasando por una situación lamentable en nuestro país”, y que calificaba como lamentable porque “termina siendo perjudicial para todos”. Además, observó que la situación actual se debe a que falta “resolver desde el oficialismo hacia dónde vamos a dirigirnos desde el punto de vista político y económico”.

El diputado de Juntos Somos Río Negro cuestionó a la parte de la oposición -en referencia a Juntos por el Cambio- que “está más ocupada en ver quiénes ocupan distintas grillas de un premio que ya creen que han ganado”. En esa línea, diferenció que “somos mayoría en esta Cámara los que queremos arribar a consensos y estos consensos son absolutamente necesarios para que finalmente podamos resolver temas que están pendientes”.

Le siguió en la lista de oradores el presidente del interbloque Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez, quien hizo “un llamado al equilibrio, a la mesura, a la racionalidad en un momento muy delicado para la Argentina”, especialmente para “las familias más humildes, para la clase media trabajadora, para los que en cada rincón de la Argentina la pelean día a día para salir adelante”.

“El problema no es de la política” sino de “los que están soportando desde hace ya varios años los desaciertos, la imprudencia, la soberbia de los que gobiernan alejándose cada vez más”, reflexionó el bonaerense, que remarcó “el quiebre, la ruptura, la confrontación” que hay en la coalición de gobierno. “Se pierde la confianza por la crisis política”, analizó y agregó que “si la coalición de gobierno no se reconcilia con la sociedad es imposible un acuerdo más amplio”, al tiempo que advirtió que tampoco “se puede ir a un acuerdo con un gobierno que está quebrado”.

Por el bloque de La Libertad Avanza no habló su jefe, Javier Milei, sino su compañera de banca Victoria Villarruel, quien opinó que “estamos en un momento de los más graves de los últimos 20 años” con “un Gobierno y una oposición que van a contramano de lo que está sufriendo el pueblo argentino”. Además, cuestionó que se los cita a “tratar proyectos de ley que le interesan solo a pequeños sectores de la sociedad”.

“Eligen evitar discutir una reforma tributaria; eligen atarnos a los países atrasados y dictatoriales del mundo; eligen seguir destruyendo la seguridad jurídica, sin la que hay posibilidad alguna de crecimiento”, enumeró la porteña y sumó que “nadie se hace responsable de este desmadre, del socavamiento de las instituciones y de la falta de futuro para nuestro pueblo”.

Juntos por el Cambio encendió más la mecha

En el arranque de los discursos de Juntos por el Cambio, el porteño Ricardo López Murphy sostuvo que “estamos viviendo los albores de una gravísima crisis” que “se asocia a cuatro cosas muy básicas” como “la falta de gobernanza en la coalición oficialista; un mal diagnóstico y una pésima ejecución de las políticas que han diseñado; ideas profundamente equivocadas, como que el déficit no genera inflación o que la deuda en pesos no cuenta y podían emitir lo que quisiera; y que carecen de la más elemental credibilidad”. En su discurso llamó a “volver a la sensatez en materia económica”.

A su turno, la diputada de Encuentro Federal Margarita Stolbizer aseveró que “la política es la responsable de ordenar o desordenar la vida nacional, en general, y en particular la economía”, pero “tenemos un Gobierno que ha perdido prácticamente su credibilidad y no puede llevar adelante una política pública”. “Para ordenar un sistema económico lo primero que hay que ordenar es el Gobierno”, expresó y adhirió a los “llamados a la cordura y responsabilidad que se han hecho”.

Enfático, encendió la mecha el jefe del bloque de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, quien observó que “tenemos un presidente de la Nación sin entidad política y con leve, casi nula, entidad institucional y eso nos preocupa a todos”. También fue lapidario con Martín Guzmán, al calificarlo como “un oportunista, descarado, escandaloso, que se fue en este momento solo porque no se quiere hacer cargo de lo que va a pasar en pocos días, de que su modelo fracasó”. Y también se despachó contra Silvina Batakis: “Si tenemos suerte va ser una almacenera, si tenemos mucha suerte va a ser una buena almacenera”.

Por el bloque Evolución Radical, el cordobés Rodrigo de Loredo aclaró que “la oposición no está para cogobernar, para dar nombres de funcionarios u opinar sobre Gabinetes”, pero “si necesitan de nosotros para validar políticas públicas que insinúen una senda de solución a los problemas que nos aquejan, van a contar con nosotros”.

“¡Estamos para tirar un vaso de agua al incendio que ustedes provocaron, ya suficiente con la nafta que ustedes se encargan de tirarle día a día a la Argentina!”, lanzó y afirmó que son una oposición “leal” a “las instituciones de la República y no nos interesa, ni se nos ocurre, construir ni cimentar un triunfo electoral de las cenizas de un país en ruinas que hayan dejado ustedes por internas intempestivas y furiosas”.

Avanzados los discursos, el jefe de la UCR, Mario Negri, arrancó: “Tengan la tranquilidad que nosotros no empujamos a nadie. En otros tiempos nos empujaron a nosotros. Pero podemos decirles fraternalmente: no se empujen entre ustedes, porque la sociedad argentina va a terminar en un abismo”. “Estamos frente a un presidente débil, un Gobierno débil, pero que además en los últimos 30 días han triturado de una manera casi irresponsable, ineficaz, la confianza de la sociedad. Y han subido al máximo la incertidumbre”, advirtió.

En nombre del bloque Pro, el santafesino Luciano Laspina afirmó que se está ante “una situación extremadamente delicada” producto de “una crisis de solvencia” que se generó por el “descalabro fiscal que se ha generado en estos dos últimos años”. En ese sentido, repasó que, durante esta gestión, la deuda en pesos pasó de “900 mil millones a 8 billones de pesos”; y la deuda del Banco Central “trepó en 40 mil millones de dólares”. Asimismo, “el déficit fiscal volvió a niveles que no se veían desde 2015, destruyendo todo el esfuerzo que se había hecho en los años previos”.

“El ministro se fue no solo dejando una bomba, sino dejando una bomba en pleno proceso de estallido, lo cual es mucho más criticable, y esa es la herencia con la que ahora tiene que lidiar el nuevo equipo económico”, cuestionó el economista. También opinó que “la crisis política es el síntoma, no es la razón de la crisis”, sino que se trata de que “estamos asistiendo al final de un ciclo de populismo que lleva 20 años”.

Muy crítico de Guzmán, el presidente del Pro, Cristian Ritondo, dijo que “nosotros no estamos viendo una foto de este fin de semana, nosotros estamos viendo una película que empezó mucho tiempo atrás, pero que repitió uno de los peores capítulos el 10 de diciembre del 2019 cuando nos prometían que nos traían al joven maravilla que demostró no entender nada de política, pero tampoco nada de economía”. Y tampoco ahorró cuestionamientos a la flamante ministra: “La herencia de Guzmán a Batakis no es mucho peor que la que ella nos dejó a nosotros en provincia”. 

La defensa del oficialismo

Antes de la palabra del jefe del Frente de Todos, hablaron en el recinto dos diputadas del oficialismo. Una de ellas fue Rosana Bertone, quien aseguró que en comparación con la crisis de 2001 “hoy las provincias argentinas no tienen ni cerca esa realidad”, y enumeró que hay “pleno empleo, crecimiento industrial, actividad en el turismo, vuelos llenos”. “Esa es la realidad de Tierra del Fuego y me atrevo a decir que también de las provincias de la Patagonia”, sumó.

En tanto, la entrerriana Blanca Osuna subrayó que el Gobierno recibió “una crisis de doble herencia, de la herencia amarilla y la pandemia sobreviniente, de la deuda atroz”. Y salió al cruce de discursos en los que se criticó la política educativa: “Si hay algo que el macrismo destruyó absolutamente fue el sistema educativo”. “En cada uno de sus días dio la espalda a necesidades básicas y derechos fundamentales”, criticó a la gestión de Cambiemos y, tras reconocer que “hay problemas” y “el desafío de nuestro Gobierno es encararlos”, rechazó el “cinismo manifiesto” de Juntos por el Cambio.

Finalmente, Germán Martínez sostuvo que “hay desde hace un tiempo largo en la Argentina un plan sistemático para que los argentinos y las argentinas bajen los brazos. Y los sectores opositores, junto a aquellos sectores más concentrados de la vida económica argentina, tienen un plan absolutamente en tándem”. “No está todo mal en la Argentina, y tenemos la obligación de que se vea el vaso completo. Acá hay algunos que quieren que solo se vea lo que falta”, dijo el santafesino.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password