Senado: El proyecto de reintegro impositivo para la adquisición de taxis volverá a ser tratado en comisión

La Comisión de Presupuesto y Hacienda llevó a cabo el debate de la iniciativa, que viene con media sanción de Diputados, cuyo objetivo es fomentar “la modernización del servicio, así como la industria automotriz nacional”.

La Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, a cargo del riojano Ricardo Guerra (Frente Nacional y Popular) debatió este miércoles el proyecto de ley que crea el régimen transitorio de reintegros impositivos para la adquisición de las unidades que prestan servicio de vehículos automotores de alquiler con taxímetro, pero tras varios cuestionamientos por parte de la oposición, se determinó que volverán a tratarlo en comisión.

La reunión se realizó en el Salón Arturo Illia, donde también se analizó un proyecto de comunicación que solicita informes sobre la explotación de litio en el país, iniciativa del senador por Catamarca, Flavio Fama (UCR).

Según la norma, el objetivo principal es fomentar “la modernización de este servicio, así como la industria automotriz” y plantea un “reintegro por el equivalente a las sumas abonadas en concepto de IVA e Impuestos Internos por la adquisición de nuevas unidades”, destinadas para tal fin.

“Los vehículos son elegibles para este régimen de beneficios según tengan componentes nacionales. En el caso de los adquiridos hasta el 31 de diciembre del 2024 tienen que tener como mínimo un 20% de componentes nacionales y cuando son comprados posterior a esa fecha y hasta el 31 de diciembre del 2028 tendría que tener un 30% de componente nacional”, indicó Guerra y remarcó que “tiene que ser una ley distribuida proporcionalmente en todo el territorio del país en función de la cantidad de taxímetros que hay en las ciudades”.

A su turno, el vicepresidente de la comisión, el chaqueño Víctor Zimmermann (UCR), preguntó: “El artículo 1 establece un reintegro impositivo que es el impuesto al IVA y el impuesto interno al precio de contado, ahora ¿es solo para los taxis o también están incluidos los remises?”. En segundo lugar, planteó: “Está claro que tiene que ser con un contenido mínimo nacional, pero con respecto al articulo 5 con la distribución federal quisiera saber si tenemos una cuantificación de cuántos taxis hay en las provincias. ¿Cómo se establece este criterio de distribución? porque no en todas las provincias hay taxis”.

La oposición solicitó tener el costo fiscal de los reintegros sobre los fondos coparticipables que cada provincia dejará de percibir, “ya que en el proyecto no está escrito” y, también, cómo se incorporarán a la norma, los remises que no usan taxímetros, ya que, son muy utilizados y superan al número de taxis existentes en el interior.

¿Qué propone el proyecto?

La iniciativa -que recibió media sanción de la Cámara baja por 216 positivos, 3 negativos y 0 abstenciones, crea un régimen transitorio de reintegros impositivos para la adquisición de las unidades que prestan el servicio de vehículos automotores de alquiler con taxímetro, con el objetivo de fomentar “la modernización de este servicio, así como la industria automotriz nacional”.

Al beneficio podrán acogerse “las personas humanas y jurídicas que cuenten con la respectiva licencia y certificación que acredite la prestación del servicio”, así como “una antigüedad no menor a un año en la misma”.

El reintegro será de “un monto equivalente a la suma abonada en concepto del impuesto al valor agregado y el impuesto establecido en el capítulo IX, del título II, de la Ley de Impuestos Internos, texto sustituido por la ley 24.674 y sus modificaciones, que recaigan sobre la unidad adquirida en condiciones de contado”.

Serán elegibles los vehículos que posean un contenido mínimo nacional de: 20% para las adquisiciones que se efectúen desde la entrada en vigencia de la ley hasta el 31 de diciembre de 2024; y de 30% para las adquisiciones que se efectúen desde el 1° de enero de 2025 hasta el 31 de diciembre de 2028.

El beneficio podrá ser utilizado para la adquisición de una unidad por persona humana y/o jurídica, una vez al año. Asimismo, los vehículos adquiridos deberán mantenerse afectados al servicio de taxímetro como mínimo tres años contados a partir de la fecha de adquisición. “Durante dicho período no podrán ser vendidos, donados, permutados, cedidos, ni transferidos a título gratuito u oneroso”, aclara el texto.

El proyecto aprobado fija un cupo fiscal hasta el 31 de diciembre de 2022 de $3.600.000.000 que, a partir del 1ro. de enero de 2023, se deberá fijar un cupo fiscal mediante la Ley de Presupuesto Nacional que se apruebe cada año.

Finalmente, se invita a las provincias y la Ciudad “que tuvieran previstas en sus legislaciones locales gravámenes para la adquisición de automotores 0 km., a adoptar disposiciones análogas a la que se establecen en la presente ley”.

También establece que la reglamentación deberá prever criterios objetivos para la asignación de los beneficios y una distribución federal de los mismos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password