Tras un debate caliente, la Ciudad aprobó la ampliación del Presupuesto 2022

Los legisladores autorizaron con 32 votos a favor,21 en contra y 1 abstenciones el pedido del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, de incrementar las erogaciones por un total de 178 millones de pesos.

Con un clima caldeado y fuertes críticas hacia el Ejecutivo local, la Legislatura de la Ciudad ratificó con 32 votos positivos, 21 negativos y 1 abstenciones un proyecto que introduce una serie de modificaciones al Presupuesto 2022 a fin de aumentar las erogaciones en un total de 178.552.776 de pesos.

El texto en cuestión fue remitido al Parlamento porteño por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y contó con el acompañamiento de los bloques VJ, PS, RU y UCR-Ev; el rechazo de FdT, LLA y FIT; y la abstención de Consenso Federal.

De esta manera, el Ejecutivo destinará 63.242.903 de pesos para el pago de los salarios de los trabajadores de la Ciudad y dar cumplimiento a los últimos acuerdos salariales. Por otra parte, en concepto de bienes de consumo, se invertirán 8.292.329 de pesos para la a la adquisición de medicamentos y otros insumos para el Sistema de Salud, de productos lácteos destinados al Ministerio de Educación, y de combustibles y lubricantes destinados al Ministerio de Justicia y Seguridad.

En cuanto a los servicios no personales, se utilizarán 33.192.620 de pesos para la prestación de los servicios de comida destinados a hospitales, escuelas, hogares, el Instituto de Seguridad Pública y la Policía de la Ciudad; del mismo modo, se incluyen las erogaciones correspondientes a la limpieza de hospitales, la recolección de residuos, la seguridad privada, los servicios de mantenimiento y reparación de equipos médicos, entre otros.

Por el lado de los bienes de uso, se incluyen 42.373.228 de pesos destinados a atender los requerimientos de inversión en obras y equipamiento de diversos ministerios. Entre las principales erogaciones que se refuerzan se encuentran las destinadas a hospitales, viviendas de integración urbana, la puesta en valor de establecimientos educativos, el espacio público y el mantenimiento de la red pluvial.

Asimismo se destinarán 26.473.498 de pesos para la compensación tarifaria a los servicios de transporte subterráneo y transporte automotor de pasajeros del área urbana; la provisión de alimentos para programas sociales y el subsidio a la educación de gestión privada, para atender el acuerdo paritario del ejercicio; también incluye, el subsidio a los recuperadores urbanos, los subsidios sociales, el subsidio a las instituciones de niñez y adolescencia y el subsidio destinado al Hospital Dr. Juan P. Garrahan.

Finalmente, se prevé la incorporación de activos financieros por 4.978.194 de pesos en concepto aporte de capital a la sociedad del estado Coordinación Ecológica Área Metropolitana (CEAMSE).

El debate en el recinto

Abrió la ronda de oradores el presidente de la Comisión de Presupuesto y legislador de Vamos Juntos, Claudio Romero, quien remarcó que el expediente en consideración “lleva a pedir una autorización debido a que el presupuesto fue pautado con una inflación del 33% y lo mismo las paritarias”.

Luego de explicar el proyecto, aclaró que “como en otros años anteriores, en el 2022 aparece un comentario recurrente que es que el presupuesto en la Ciudad esta sub ejecutado con respecto al crédito vigente y cuando se analiza la ejecución del primer trimestre, hay que aclarar que esta situación ocurre también, en alguna medida, en el segundo y tercer trimestre que tiene que ver con la técnica presupuestaria, con las reglas de presentación contables  y no con el atraso o problemas en su ejecución cosa que se pude constatar al final del ciclo del año”.

Además, destacó que “estas partidas no se pueden compensar libremente, no se pueden hacer corrimiento de partidas si no es a través de la autorización de esta casa”, y remarcó que “no hay ningún tipo de aumento de alícuota de ningún impuesto y no hay endeudamiento alguno”.

De la vereda de enfrente el legislador del Frente de Todos Juan Manuel Valdés disparó: “Estamos ante un ejemplo más de lo que venimos denunciando hace tiempo y reafirmamos en la visita del jefe de Gabinete: en la Ciudad de Buenos Aires la recaudación no para. Estamos ante un nuevo uso discrecional del aparato del Estado para ser utilizado en una campaña electoral”.

“Una Ciudad donde el 80% de esos recursos viene de la recaudación de los contribuyentes. Se está metiendo la mano en la recaudación de los contribuyentes en un distrito gobernado por una fuerza política que dice no querer crear nuevos impuestos, pero desde que llevan gobernando desde el 2007 han incrementado un 53% la presión tributaria. Hay una sobreestimación del gasto”, acusó Valdés y cerró: “No estamos de acuerdo en que se sigan utilizando estas ampliaciones para gastos discrecionales, gastos en servicios no personales que solo están invertidos en uso de publicidad para financiar la candidatura a presidente de Larreta”.

A su turno, el legislador Gabriel Solano (FIT/PO) adelantó el voto negativo del bloque y expresó: “Escribimos en una política de ajuste que lleva adelante el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que no podría entenderse en un cuadro más amplio de ajuste que también el Gobierno Nacional está aplicando contra el pueblo argentino de una manera muy notoria, evidente”.

“Los números locales son muy categóricos porque tenemos una ampliación del presupuesto de 18,5%, pero los salarios van en 14,2% es decir que hacia los trabajadores va a haber menos que la ampliación presupuestaria que se da. No es un tema menor”, señaló y remarcó que el proyecto lo que hace es “legalizar una rebaja salarial” y contextualizó con la inflación que “los trabajadores de la Ciudad van a perder 10 puntos de su salario. Es un verdadero robo a los trabajadores”.

En su alocución, Ricardo García Moritán (Republicanos Unidos) apuntó: “Era una obviedad que iban a estimar mal la macro porque de esta manera se financiaban con el sueldo de los propios es una costumbre que tienen, el doble sentido. Si reconocían la verdadera estimación de la inflación con la que nos íbamos a encontrar todos los argentinos también hubieran mentido porque tienen tan poca credibilidad que, si hubieran puesto el 70% que estamos proyectando, hubiera sido del 140% porque nadie les cree”.

“El problema no es solo económico sino político. El principio del fin de credibilidad del presidente arrancó una fecha como hoy un 14 de julio hace dos años empezó la decadencia, empezó un cúmulo de situaciones que demostrar que si hay un gobierno que dice una cosa y hace otra es el kirchnerismo”, recordó y lanzó: “Hace dos años Fabiola Yáñez y Alberto Fernández estaban de joda en la Quinta de Olivos mientras todos los argentinos estaban todos encerrados. Se financiaron con la nuestra y le echan la culpa al sector privado al decir que juegan con el hambre del pueblo, pero el FdT no se acordó del pueblo cuando se vacunaron VIP y cerraron escuelas”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password