Lapeña: “JxC tiene altísimas chances de hacer una buena elección y poner al próximo presidente”

El legislador de la UCR-Ev dialogó con parlamentario.com al respecto de la crisis económica que atraviesa el país y se refirió a las expectativas en Juntos por el Cambio para los comicios del año que viene.

Con la mirada puesta sobre lo que será el proceso electoral que se llevará a cabo el próximo año, el legislador porteño de la Unión Cívica Radical – Evolución (UCR-Ev) Lucio Lapeña dialogó con parlamentario.com al respecto de la crisis económica que atraviesa la Argentina y sobre la posibilidad de que Juntos por el Cambio (JxC) se imponga en los comicios del 2023.

En ese sentido, el radical aseveró que “para salir de la gravísima situación actual se necesita no sólo de políticas económicas que generen certidumbre sino también de un gobierno que genere credibilidad en la gente. Actualmente, el Gobierno carece de ambas cosas” y consideró que “la crisis económica que tiene Argentina hoy es resultado de una pésima gestión y de un mal Gobierno. Por supuesto que la interna del Frente de Todos que se agudizó en los últimos meses viene empeorando sustancialmente la situación del país”.

Mientras que en relación a los próximos comicios, Lapeña remarcó que “Juntos por el Cambio tiene altísimas chances de hacer una buena elección y poner al próximo presidente” e indicó que “para eso tiene que seguir trabajando para consensuar propuestas y un plan de gobierno pensando en los problemas que tiene Argentina hoy y aquellos que se van a tener que resolver en el 2023, que no son menores”.

-¿Qué evaluación puede hacer acerca de la situación actual de la Argentina?

-La situación de Argentina es muy delicada en todos los niveles. En el plano económico el descontrol es total. La inflación de junio fue del 5,3% acumulando una variación del 36,2% en los primeros seis meses. La inflación interanual se ubicó en un 64% siendo, nuevamente, la cifra más alta de las últimas tres décadas y se estima que la inflación alcance el 76% a fines de este año. Desde que asumió el actual gobierno, los salarios sufrieron una reducción del 15%. Por otro lado, se estima que la pobreza va a alcanzar el 38% para el semestre enero-junio. Tenemos altísima inflación, más pobreza, escasez de reservas y una suba feroz de la brecha cambiaria. No hay manera de que esto no impacte fuertemente en el bolsillo de todos, principalmente de los sectores medios y de los más vulnerables, alimentando una mayor desigualdad social. En el plano político, la crisis interna que tiene el Frente de todos no hace más que agravar la situación del país. Va a ser muy difícil que puedan revertir esta crisis sin ningún tipo de plan económico, por lo menos, en el mediano plazo, sin rumbo, con una figura presidencial débil atada de manos para tomar decisiones. Para salir de la gravísima situación actual se necesita no sólo de políticas económicas que generen certidumbre sino también de un gobierno que genere credibilidad en la gente. Actualmente, el Gobierno carece de ambas cosas.

-¿Cree que la crisis económica que está atravesando el país se debe a la situación interna del Frente de Todos?

-Creo que la crisis económica que tiene Argentina hoy es resultado de una pésima gestión y de un mal Gobierno. Por supuesto que la interna del Frente de Todos que se agudizó en los últimos meses viene empeorando sustancialmente la situación del país. Es imposible que Argentina salga de la crisis si dentro del Gobierno no existen consensos mínimos ni un rumbo claro. No se pueden poner de acuerdo en la toma de decisiones ni en medias concretas para resolver el descalabro económico que vienen provocando. Pero la crisis económica que hoy atraviesa el país se debe, principalmente, a las malas decisiones que se tomaron desde que asumió este Gobierno. El Gobierno Nacional volvió a generar los problemas que existían cuando dejaron el poder en 2015 y que el gobierno de Cambiemos estaba solucionando. Por citar algunos ejemplos, el gobierno de Cambiemos revirtió la peligrosa tendencia que llevaba el déficit fiscal pasando del 4% al 0.5%. A su vez, se redujo considerablemente el déficit comercial energético que pasó de un saldo negativo de USD 4.600 millones a solo USD 24 millones a la vez que dejó un superávit comercial de USD 15.000 millones en 2019. Hoy la realidad es la opuesta: el déficit fiscal sube sin control, el déficit energético es cada día mayor y se reduce el saldo comercial a pesar de los muy altos precios de los productos que exporta argentina al mundo. La decisiones erráticas, la ausencia de un rumbo claro y la crisis interna que se profundizó en el último tiempo, nos trajo hasta acá. La falta de confianza política que genera esta administración y la ausencia de medidas concretas para resolver los problemas más urgentes es un combo peligrosísimo.

-Con la mirada puesta sobre las elecciones del año que viene, ¿Cree que Juntos por el Cambio podría imponerse en los comicios?

-Juntos por el Cambio tiene altísimas chances de hacer una buena elección y poner al próximo presidente. Pero para eso tiene que seguir trabajando para consensuar propuestas y un plan de gobierno pensando en los problemas que tiene Argentina hoy y aquellos que se van a tener que resolver en el 2023, que no son menores. Juntos por el cambio es una coalición con muchísimo potencial que logró una institucionalización exitosa en todos estos años. Diría que es la única coalición política en Argentina que funciona como tal. Además, es el único espacio que hoy tiene muchos candidatos competitivos para ganar las elecciones presidenciales y que está en condiciones de ofrecer un abanico de opciones para que la ciudadanía pueda elegir. Esto último me parece importante porque demuestra que Juntos por el Cambio hoy está muchísimo más fortalecida que ayer. Es una coalición robusta y estable que genera confianza y previsibilidad en la gente. Hay que aprovechar todas esas fortalezas para ser exitosos a la hora de recoger las demandas de los ciudadanos de a pie y poder traducirlas en propuestas que generen esperanzas para gobernar la argentina del 2023.

-Por último, ¿confía en que el próximo jefe de Gobierno de la Ciudad puede ser radical?

-Desde el radicalismo hace muchos años que venimos trabajando para gobernar la Ciudad y lo seguimos haciendo pensando en el 2023. Creemos que Martín Lousteau es quien mejor interpreta la argentina de hoy y del futuro, y quien tiene efectivamente la voluntad política de continuar con las transformaciones en la Ciudad de Buenos Aires. La existencia de distintas miradas o diferentes ideas siempre son buenas para mejorar el desempeño de un Gobierno. Es por ese motivo que desde el radicalismo vamos a seguir trabajando para construir una alternativa que complemente y mejore la gestión del gobierno de la ciudad.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password