Energía, minería y la felicidad asintomática 

Por Daniel Bosque, editor de CLUBminero. El autor repasa la compleja coyuntura socioeconómica nacional.

“Para mejorar tiene que haber discusiones” (Hugo Ibarra, técnico de Boca Juniors, tras los puñetazos entre sus jugadores). 

Noticias lejanas. La Convención internacional del 5G en Harbin, China, muestra las más sofisticadas tecnologías de tele operación de minas.  “La mayor parte de los yacimientos chinos están en Mongolia y el Tibet, y hay que liberar a la actividad de penurias humanas” dice la cadena CGTN augurando que en 2030 el 6G en la gran potencia impulsará más robotización productiva (en el mismo bloque, el noticiero informa de un hospital para 2.000 aislados de Covid levantado en Sanya en cinco días. Otro mundo. 

Al otro lado de esa luna, América Latina, donde cada vez hay más chinos, vive sus carencias. Y en Centro y Sudamérica se habla de mega inversiones, con el telón de fondo de tensiones, pujas por la renta y trabajos en riesgo.  

Así se vio en el debut petrolero del flamante Sergio Massa en la expo AOG Patagonia (lejos, la mejor edición de su historia) donde anunció su “Plan Tajaí” para el oil&gas que reglamentó la disponibilidad de divisas para la producción incremental, un “Plan Gas 5” para 2023, asistencia crediticia a pymes petroleras, canal verde para los insumos de Vaca Muerta, además de la concreción de oleoductos y gasoductos. 

Y para matizar tanto discurso desarrollista y buenas nuevas, el superministro ha revelado la embestida del Estado contra una empresa, que según publicaciones sería NGR, la extraña proveedora de arenas para el fracking en la última milla, que habría incurrido en una importante sobrefacturación en la importación de sus camiones green cool a GNC. 

Winners ma non troppo. Los CEOS de las estrellas de Añelo han resaltado sus buenos momentos, a pesar de todo. Es que, si Argentina no fuera tan gasífera en su consumo y los bolsillos tan flacos, otro gallo cantaría. Todo el cuadro ha derivado en un intríngulis sobre cómo salir del esquema de presión fiscal, tensión inflacionaria, subsidios, costos laborales. Los que más lo sufren son los proveedores, la cadena de valor que antes de hablar de grandes magnitudes que reflejan las etapas de fracturas del mes que compendia Luciano Fucello, el “señor del tiempo” de Vaca Muerta, deben ocuparse de cosas diarias como la salud de los pagos o la falta de insumos y repuestos, por no hablar del malestar salarial inevitable que obliga a una permanente vis a vis con sus equipos.  

No hay discurso sin cifras para los titulares: Massa anticipó una serie de inversiones por más de US$ 2.000 millones. De ese monto, US$ 700 millones forman parte del desarrollo del offshore fueguino Fénix firmado el jueves con Total, PAE y Wintershall. El despliegue de FHM (Fernando Henrique Massa, por sus siglas en portugués, en alusión al padre del Real que lo catapultó a la presidencia) fue total. Massa compareció en Neuquén con su espada energética, Flavia Royón, quien ya dijo que esta semana se abrirá la caja de Pandora de la segmentación tarifaria y dejó traslucir que los números de las provincias deberán arremangarse. Se viene otro clásico de los clásicos. 

El kirchnerismo, vía Axel K ya avisó que con los bolsillos populares no se juega y el final está abierto. Los petroleros suelen quejarse de las sumas y restas del gasto político impoluto. Porque habrá ahorro de un punto del déficit, pero por otra ventanilla quiere entrar el Salario Básico Universal (SBU) que atrapará otros decimales del PBI. Argentina no tiene problemas de ingresos, el problema está en egresos y repartos del mega Estado en bancarrota y una población pauperizada. “La derrota es huérfana”, decía Sarmiento, y el ajuste también. 

Otro flamante, Carlos Castagneto, de la AFIP, ya avisó su línea: Argentina no paga más impuestos que cualquier país desarrollado (sic) y una reforma tributaria sería algo complicado, casi como una reforma constitucional (sic). Por lo pronto, 2.000 empresas (las supuestas ganadoras de la guerra de Ucrania, avisales a Putin y Zelensky) pagarán adelanto extraordinario de Ganancias para tapar huecos fiscales con unos US$ 1.300 MM al cambio oficial. Winners and losers. 

El arribo de la salteña Royón fue otro motivo de dimes y diretes. Iba a Minería, después a Energía&Minería, y al parecer en la puerta de la iglesia se rompió la promesa y continuarán dos áreas. El team energético, en rumbos y armonías, se verá andando, aunque el reconvertido Federico Bernal, otrora delfín de Julio De Vido, es el menos querido por los empresarios tras su paso por el ENARGAS.  

A propósito, en estos días hubo otro aniversario oculto: el 6 agosto 2013 voló trágicamente un edificio en Rosario por error grosero de un gasista matriculado. La reforma posterior de las normas NAG para instalaciones domiciliarias han dado lugar a la baja de miles de clientes en el AMBA. A las distribuidoras, con balances ruinosos por las tarifas bajas no les conviene tener cuentas de usuarios. Uno de los países con más redes de gas per cápita del planeta optó por virar a eléctrico en cantidades. Con lo cual es muy fácil traspasar el umbral de 400 kw.  

En clave minera. Quedó como autoridad nacional la catamarqueña Fernanda Ávila, quien deberá hacerse un lugar para la foto. La actividad minera siempre entusiasma a los burócratas, pero es una fruta que madura lenta. La joven funcionaria ya habrá tomado nota de cómo es el juego: Matías Kulfas en un momento copó la parada de los anuncios rutilantes, mientras que en la cocina queda la lucha con mineras y proveedores, por aranceles, reembolsos, aduana, AFIP e Industria, ahora desde otro ministerio. Hasta la niña bonita, el litio, tiene avatares por las restricciones para compras de insumos productivos y materiales de construcción de minas. 

Esta rueda tiene lo suyo. Como el avance chino y coreano en el litio un segmento que espera la apertura de Exar en Jujuy, con paréntesis occidentales como Rio Tinto en el salar salteño de Rincón y los franceses de Eramine, también en construcción que triplicará su capacidad de producción. En Catamarca, donde hubo dos días de audiencias moderada por Roberto Lencina, en Antofagasta de la Sierra, por la expansión de Livent (tras la alta exposición por el affaire de la subfacturación de exportaciones), Raúl Jalil promete US$ 10.000 MM de exportación anual. 

Se necesitan varias minas litio para equivaler a una de oro y/o cobre suelen decir en Santa Cruz y San Juan, pero en medio de esta fiebre mundial es suma hoy en Argentina que no ha podido tapar hasta ahora el vacío que dejó el cierre de Alumbrera y sus US$ 2.000 MM/ año. Y permanece hace tiempo por debajo de los US$ 4MMM de ventas minerales con sus planes y portafolios que describió Natalia Muscatelli en Clarín esta semana, en una comparación con Chile. 

Vigilia business. El gran vecino minero que vive su cuenta regresiva, no sólo por el 4-S que deberá aprobar o rechazar la Nueva Constitución, sino también por el nuevo royalty que grava más el negocio minero. De Chile vino en estos días la foto inolvidable del socavón en territorio de Candelaria, de Lundin Mining, que terminó con la subterránea Alcaparrosa cerrada y un comunicado de circunstancias sobre estándares y trabajo conjunto empresa-autoridades.  

La cuestión calidad en las faenas no es un tema menor, y es algo que suele resentirse en tiempos de alta inflación y bajos precios en los que hay que preservar las metas del ejercicio. Un caso testigo fue el de Vale, que acaba de dar su balance sobre la crisis trágica de Brumadinho, el relave colapsado que le costó US$ 5.000 millones en obras y muchísimo más en otros gastos, multas y caída de capitalización. 

Mucho más al Sur en el largo Chile se ha dado el robo insólito de 500 onzas de oro (US$ 1MM) en Guanaco, la mina de Austral Gold, la sociedad del magnate Eduardo Elzstain. Es el mismo propietario de Casposo, en Argentina, la mina que paró por agotamiento, que ahora anunció hallazgos. Serían importantes, el gobierno de San Juan quiere que arranque, pero le falta todavía una masa crítica de reservas. 

Mundo Cluster. A propósito de augurios. Marcelo Álvarez, hoy pope de Barrick Gold en América Latina, cuando conducía la cámara minera CAEM lanzó los objetivos 2016-2021, de US$ 10.000MM/año de exportación en una actividad superavitaria de divisas, pero al cabo de un lustro las magnitudes siguen siendo similares. 

El mismo directivo, hoy desde Barrick Gold, en estos días ha debido reforzar mensajes a su público directo, el compre local sanjuanino, tras la advertencia que hizo a las autoridades sobre los torniquetes fiscales y su consecuencia en continuidades y expansiones. Veladero, de Minera Andina del Sol (Barrick + china Shandong Gold). Los dichos generaron inquietud y la minera debió recordar que compra y contrata a 400 pymes sanjuaninas. Y que sin la reinversión de US$ 600 MM realizada, la mina ya habría cerrado. 

Álvarez es el impulsor del Cluster de Iglesia, que toma como modelo la experiencia chilena en Antofagasta, para lo cual ha convocado a Ricardo Martínez y pedido el consejo del argentino-chileno Rolando Dávila. Martínez es uno de los descubridores de Veladero y luego importante proveedor de servicios mineros, Dávila es un consultor experto en integración regional minero y energética. A propósito, la mina de oro y plata hoy mejoró su ecuación eléctrica y económica con la línea de que hoy la abastece desde Chile. (Reemplazó el gasoil minero de YPF y ahorra US$ 35MM/año) 

Este cluster persigue la idea de diseñar el desarrollo de Iglesia, un departamento del que todos hablan en San Juan por la investigación de despilfarro/malversación de regalías que habría realizado la familia Marinero que manejó la municipalidad largo tiempo, con el supuesto aval/vista gorda del Tribunal de Cuentas de la provincia. Son de esas denuncias/trámites judiciales que en la Argentina normalmente quedan en la nada. 

Sí que existe en la provincia cuyana inquietud por Josemaria. Los planes están, marchan las correcciones a una DIA que arrancó mal y se va enderezando, la base de proveedores que gestiona Minexus,  de Augusto Benítez. La pregunta es cuando comenzará a abrir la billetera la Lundin Mining que aquí lidera Alfredo Vitaller. El grupo que acaba de vivir su duelo por su ex CEO Lukas Lundin, ha vivido el planchón de sus acciones (de US$ 14 de abril a US$7), como todas las mineras grandes, lo cual conspira contra cualquier plan de inversión. Este viernes hubo un fuerte repunte del cobre, queriendo volver a US$ 4/lb, pero las mineras reconocen de que está en pausa la confianza de los inversores.  

Por eso es que abundan los mensajes a los gobiernos de la región sobre tranquilidad impositiva y paz social. Sobre lo primero el Estado siempre puede arbitrar más. Si hay buen clima el impacto se aprecia pronto en una mina que opera y exporta, como resaltó esta semana Facundo Huidobro, de Lindero, la mina abierta el año pasado y que hoy significa el 13% del PBI de Salta. 

Paz, Pan y Trabajo. Por la paz social la política puede hacer mucho, poco o nada. Como se vio en estas horas nuevamente en el Sur de Perú, con los ataques a las torres eléctricas hacia las minas Cuajone y Toquepala, al mejor estilo de los atentados con que asoló Sendero Luminoso en los 80 y 90. La minería peruana tiene sus buenas enseñanzas en cuanto a los escenarios que pueden abrir los conflictos comunitarios/originarios y los derivados de las consultas públicas ideadas por la Convención 169 OIT. El colombiano Eduardo Chaparro, veterano experto en la relación entre stakeholders y extractivas, recordó en estos días que “los políticos la aplican sin haberla leído”. 

La espiralada cuestión aborigen es un detalle no menor, en tiempos en que Neuquén, que aspira a radicar US$ 50MMM en Vaca Muerta intenta una pax con las comunidades mapuches para los yacimientos y el gasoducto GNK (que, si estuviera listo en su primera fase en el invierno próximo, como auguran Oscar Sardi de TGS y Daniel Ridelener de TGN, ahorrará al país US$ 2.200 MM, calculando el precio MBTU gas de hoy). El MPN y las petroleras evocan como otro acuerdo, la trabajosa Adenda, con el sindicato del hoy jubilado Guillermo Pereyra, fue un antes y un después para la cuenca.  

Pero este costado es más difícil, sobre todo porque una nueva lógica ha asomado en la cuestión de los pueblos originarios en América Latina: el concepto de que el subsuelo no es de los Estados blancos invasores sino del Tahuantinsuyo inca o el Wallmapu mapuche y por lo tanto petroleras y mineras deberían oblar montos por concesiones y no meras compensaciones. 

Todo esto ocurre muy lejos de China, la aspiradora de comodities y uno de los polos de la Tercera Guerra Mundial que castigará a todos y premiará a algunos. En esta contienda, se acaban de ir de Wall Street, aduciendo mayores costos, cinco empresas chinas una de ellas Sinopec (la petrolera que vendió sus activos en Santa Cruz a CGC de Eurnekian pero por otros costos argentinos, los aprietes sindicales). 

Oriente y Occidente están envueltos en un frenesí y la región está más pobre e inestable. CEPAL ya considera que por las crisis y deterioros sociales y de salud, la expectativa de vida latinoamericana bajará promedio a 72 años (y que seremos menos, pasaron los baby bom que nos llevaron de 140 a 700 millones en 70 años). Otra razón para apurarse para concretar sueños, parar la decadencia y enfrentar todo lo pendiente, que no es poco. 

Claro que antes de eso, hay que llegar a fin de mes. Caiga quien caiga y cueste lo que cueste. 

Continuará… 

Otrosi digo: los funcionarios confirmados en Minería de la Nación, ahora en Economía, podrían evaluar la reapertura del Museo Minero (MUMIN) en Av. Julio A. Roca 651. Hace pocos días hubo una muestra en Tecnópolis en la que se apreció el interés del público por el mundo mineral. En la planta baja de Diagonal Sur estuvo largos años este museo de la órbita del Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR) y en la gestión de Carolina Sánchez se cerró para reemplazarlo por “una muestra itinerante, móvil e interactiva”. Hoy no hay nada de eso. Se comenta que hubo sumarios y desapariciones de patrimonios del museo. El espacio del museo fue cedido a una agrupación sindical y en estos días había allí dos escritorios unidos con una red de ping pong. Sin palabras. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password