García Moritán pidió demoler el Ministerio de Desarrollo Social

El diputado de RU presentó una iniciativa mediante la cual se buscará remover el emblemático edificio y destinar el espacio a la ampliación de la Avenida 9 de Julio.

En medio de la puja al respecto de las movilizaciones que se realizan a diario en la Ciudad de Buenos Aires, el diputado de Republicanos Unidos (RU) Roberto García Moritán presentó en la Legislatura local una iniciativa mediante la cual buscará demoler el emblemático edificio del Ministerio de Desarrollo Social y así evitar las aglomeraciones que se dan en el lugar.

El texto también lleva la firma de su compañera de bloque Marina Kienast (RU) y plantea que el inmueble sea “demolido y el terreno será destinado a la ampliación de la Avenida 9 de Julio para el mejoramiento del tránsito”. Además establece que “el Poder Ejecutivo debe solicitar al Banco Ciudad de Buenos Aires la tasación de los bienes dentro de los 30 días de la entrada en vigencia de la presente Ley. La entidad bancaria cuenta con un plazo máximo de 90 días para la realización de las tasaciones”.

En los fundamentos de la iniciativa, los diputados remarcaron que “este edificio es el único que se encuentra emplazado en medio de la Avenida 9 de Julio” e indicaron que “en un principio, esta estructura no fue un problema para la normal circulación, pero el crecimiento demográfico que tuvo la Ciudad de Buenos Aires (que pasó de tener en 2001 2.776.138 habitantes a tener aproximadamente más de 3.000.000 en el año 2022), sumado al crecimiento del parque automotor,  generó el entorpecimiento del tránsito. Esto, sin considerar los más de 3.500.000 ciudadanos que ingresan desde el gran Buenos Aires a la Capital Federal diariamente”.

Cabe recordar que el edificio nació como Ministerio de Obras Públicas, y actualmente aloja al Ministerio de Desarrollo Social y al Ministerio de Salud de la Nación. “Al cambiar las carteras que aloja, el edificio se ha convertido en objeto de protestas, piquetes y acampes por parte de movimientos y organizaciones sociales”, continuaron Kienast y García Moritán, al mismo tiempo que advirtieron que “este trastorno causa demoras de tránsito y en el transporte público, con lo que también se generan protestas de quienes sufren para ir y volver de sus trabajos. Particularmente, desde que comenzó 2022, en la CABA se dieron ya más de 600 piquetes, y las organizaciones sociales protagonizan más del 45% de los cortes que suceden en la Ciudad, siendo que estas organizaciones le reclaman al Estado Nacional. Así como se pueden ver los datos actuales, también se pueden mencionar los del 2021: 713 cortes en la CABA”.

“Por todas estas razones, consideramos que se transforma en una necesidad cumplimentar con lo establecido en la Ley 238 y demoler este edificio, permitiendo así no solo descongestionar el tránsito y promover el normal funcionamiento de una arteria tan importante como lo es la Av. 9 de Julio, sino también ofreciendo la posibilidad de trasladar la dependencia del Ministerio de Desarrollo Social a un lugar donde las protestas y reclamos de diferentes sectores se lleven a cabo sin generar un caos vehicular y/o peatonal, redundando en el reconocimiento del derecho a circular de todos los porteños, bonaerenses y argentinos. Asimismo, y considerando también el tipo de ministerio, tendría sentido su relocalización hacia barrios vulnerables, como lo ha hecho el Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad, dado que su objetivo es la integración social”, sentenciaron.

Las repercusiones del proyecto

Lo cierto es que la presentación de la iniciativa generó revuelo en las redes sociales, por lo que García Moritán debió salir a responderle a sus detractores. “Acabo de presentar un proyecto de ley para demoler el edificio de Desarrollo Social ubicado en la 9 de Julio. En lo que va del año hubo más de 600 piquetes y cortes en la CABA por culpa de Nación. Resuelvan sus conflictos en otro lado y no le jodan más la vida a los demás”, comenzó diciendo el legislador.

Fue entonces cuando la vocera del Gobierno Nacional, Gabriela Cerruti, salió al cruce: “el legislador porteño Roberto García Moritán quiere demoler el emblemático edificio de la avenida 9 de Julio con la imagen de Evita el día en que se recuerda su renunciamiento histórico.  Desbloqueó un nivel superior de gorilismo”, planteó. 

Atento a sus dichos, el oficialista remarcó que lo que quiere “es un edificio mal ubicado que se cae a pedazos, interrumpe la circulación y es escenario diario de cortes y piquetes. Como vocera debería ocuparse de explicar el hambre, la inflación, la corrupción y la inseguridad que nos afectan a todos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password