Es ley la prórroga de la norma de Biotecnología que incorpora a la nanotecnología

La iniciativa, que fue enviada por el Gobierno, fue aprobada con 57 votos a favor y extiende la vigencia de la Ley 26.270 hasta el 31 de diciembre de 2034.

La Cámara de Senadores convirtió en ley el proyecto que extiende hasta el 31 de diciembre de 2034 el Régimen de Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna, e incorpora al sector de la nanotecnología en la sesión de este jueves

Con la presencia del ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación en el palco, Daniel Filmus, la iniciativa, que tenía media sanción de Diputados, tuvo 57 votos a favor.

Abrió la ronda de oradores la oficialista Silvina García Larraburu (Rio negro) quien celebró el tratamiento del proyecto que “tuvo amplio consenso en la Cámara de Diputados” y bregó por tener el mismo consenso.

A continuación, explicó que es un proyecto que modifica diversos artículos de la Ley 26.270 sancionada en 2007 que es de la Promoción y el Desarrollo y Promoción de la Biotecnología moderna y a la incorporación de la nanotecnología. “Es una prórroga muy esperada que amplia el régimen por 12 años y da certidumbre también al sector para todo lo que es el desarrollo y la investigación”, precisó.

En suma, reiteró que es un proyecto que fue “consensuado y muy trabajado” en Diputados y que también “fue muy bien trabajada en esta casa”. “Tuvimos un plenario de comisiones que realizamos junto con el senador Guerra y tuvimos la presencia y la muy buena predisposición del ministro Filmus, también nos acompañó el presidente de la Agencia de Innovación y Desarrollo, el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, la presidenta del CONICET”, contó la rionegrina.

“Creemos que esta normativa será muy beneficiaria para un sector que va a la vanguardia a nivel internacional. Buscamos con esta normativa beneficiar los proyectos de investigación y desarrollo basados en la aplicación de la bio y la nano tecnología. Proyectos de ejecución de bio y nano destinados a la producción de bienes y servicios y al mejoramiento de los procesos productivos por medio de la inversión de capital por medio de 3 incentivos”, detalló García Larraburu.

Y amplió: “La amortización acelerada en el impuesto a las ganancias, la devolución anticipada del impuesto al valor agregado y en el caos de proyectos de innovación y desarrollo, conversión en bonos de créditos fiscal del 50% de los gastos destinados a las contrataciones de servicios de asistencia técnica de investigación con entidades pertenecientes al sistema nacional de ciencia y tecnología de la Nación. Estos bonos tendrán una duración de 10 años y son transferibles por una única vez”.

“Es una iniciativa que promueve la creación y la innovación de conocimiento local, en un sector que está en pleno desarrollo y que tiene un gran potencial”, resaltó la senadora y sumó: “Es una fuente de empleo y de producción que promueve el desarrollo nacional y el cambio de la matriz productiva”.

Además, mostró unas placas para mostrar lo que produce la bio y nanotecnología y ejemplificó: “Los barbijos del CONICET, un importante desarrollo de vacunas de alta generación para la salud humada y hay cuatro vacunas en investigación, los test de diagnóstico. Toda esta industria tuvo un gran avance durante la pandemia y conocimos todo lo que es capaz de desarrollar. También se producen alimentos terapéuticos, fertilizantes, etc.”.

“La biotecnología en la Argentina exhibe un potencial de 220 empresas consolidadas, el desarrollo de más de 100 startups, implica una facturación aproximada de 2100 millones de dólares anuales de los cuales 220 millones están siendo exportados y la inversión es el equivalente al 3,2% de sus ventas. También hay mas de 2800 becarios investigadores en 71 institutos que desarrollan conocimiento aplicado”, detalló la legisladora oficialista.

En suma, precisó que a través de la agencia E+D+E el Ministerio de Ciencia va a asistir a “1700 PyMes con subsidios y créditos con un aproximado de 9000 millones de pesos, en 2022 más del 25% son proyectos de bio y nano; en los últimos 10 años el gobierno alentó a la formación de empresas de base tecnológica; se fomenta, promueve y ejecuta más de 8 mil proyectos; un 22% son en biotecnología”.

“El Estado está invirtiendo en la promoción y desarrollo de la bio y nanotecnología y con esta ampliación buscamos potenciar aún más el sector”, destacó la rionegrina y cerró: “Los proyectos tienen una visión federal y apartidaria porque tienen un trabajo diario y semanal con cada provincia y con las prioridades de cada una”.

García Larraburu explicó la modificación en el artículo 11 por la unificación que hubo de los ministerios en lo que refiere a la autoridad de aplicación.

En el uso de la palabra, el senador chaqueño Víctor Zimmermann (UCR) se sumó a las palabras de la senadora preopinanteporque “hemos tenido un gran debate y discusión tanto en la Comisión de Ciencia como en la de Presupuesto con la presencia del ministro sobre una ley que es muy trascendente para el país”.

El senador retomó la Ley 26.270 de Promoción y Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna aprobada en julio de 2007 por 15 años y recordó que “cuando debatíamos en Diputados en ese año teníamos varios desafíos porque era la primera vez que se iba a normar la biotecnología en el país, porque otro desafío era garantizar el financiamiento para que la ciencia y la técnica se socialice en el interior del país y se convierta en ciencia y técnica aplicada. En ese momento ya fue un trabajo de todos”.

“Cuando miramos el recorrido de estos años podemos decir que la Ley tiene resultados altamente positivos”, ponderó Zimmermann y repasó el “impacto” que tuvo la norma en el sector del campo, de la semilla, la siembra directa, medicamentos. “Nos puso a la vanguardia de los países que se pudieron tecnificar y desarrollar en un sector que es mu dinámico y que es muy transcendente”, destacó el radical.

El último orador fue el riojano Ricardo Guerra (FdT) añadió que “la ley en cuestión sustituye artículos de la 26.270, modificaciones necesarias para modernizar la norma e incorporar a la nanotecnología como materia de promoción”.

“El objetivo de la norma actualizada es la de promover el desarrollo y la promoción de estas dos materias de innovación que los avances tecnológicos lo permiten, estableciendo su vigencia hasta el 2034, lo que implica prorrogar el régimen por 12 años dado que en julio pasado se cumplieron los 15 años para su vencimiento”, informó Guerra.

Por otro lado, explicó que “la biotecnología moderna que se distingue por el conocimiento de la estructura del ADN y la posibilidad de su manipulación es toda aplicación tecnológica que, a partir de la aplicación de la biología, bioquímica, la microbiología, la bioinformática, la biología molecular y la ingeniería genética, utiliza organismos vivos para obtener bienes y servicios y mejorar la productividad a partir de la innovación”.

Y cerró: “La nano tecnología es una aplicación tecnológica de un conjunto de ciencias y técnicas a partir de las cuales se estudian, manipulan y obtienen materiales, sustancias y dispositivos de tamaño nanométricos que le brindan propiedades especiales”.

Puntos principales del proyecto

El texto, enviado por el Gobierno, extiende la vigencia de la Ley 26.270, que vence este año, así como también se incluye una actualización en los conceptos, considerando las circunstancias actuales de estos sectores productivos, y se dispone la creación de un nuevo registro de proyectos.

También, incorpora al sector de la nanotecnología, que se define “a toda aplicación tecnológica del conjunto de técnicas y ciencias en las cuales se estudian, manipulan y obtienen -de manera controlada- materiales, sustancias y dispositivos de dimensiones nanométricas”.

En cuanto a beneficios impositivos, prevé la amortización acelerada en el impuesto a las Ganancias, devolución del IVA y conversión en bono de crédito fiscal en un 50% para los titulares de proyectos de investigación y/o desarrollos aprobados. De los dos primeros beneficios también gozarán los titulares de los proyectos de producción de bienes y/o servicios.

El proyecto indica que “serán aprobados únicamente los proyectos que impliquen un impacto tecnológico fehaciente y cuyos o cuyas titulares demuestren solvencia técnica y capacidad económica y/o financiera para llevarlos a cabo y que cumplan con los requisitos de bioseguridad establecidos por la normativa vigente”.

En tanto, se otorgarán hasta un máximo de 1 proyecto por año por cada persona humana y un máximo de 3 proyectos por año por cada persona jurídica.

Asimismo, se establece que deberá existir una comunicación entre la AFIP y el Ministerio de Economía “a efectos de verificar y controlar el estado de aplicación y uso de los beneficios fiscales”. Entre otros puntos, impulsa la creación de una Comisión Consultiva para la Promoción de la Biotecnología y la Nanotecnología; y se deroga el “Fondo de Estímulo a Nuevos Emprendimientos en Biotecnología Moderna”, atento a que su puesta en funcionamiento generaría una superposición de funciones en la misma autoridad de aplicación y la obligación de solicitar una patente ante el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password