“Hay más gente preocupada por la falta de figuritas que por la impunidad de Cristina”

La frase irónica la deslizó el senador radical Julio Martínez, quien reivindicó a los vicepresidentes radicales, a los que comparó con CFK y Boudou, y cerró advirtiendo cuál es el problema de la vicepresidenta en lugar de las vallas.

Un discurso cargado de ironía fue el del riojano Julio Martínez, cuya cuestión de privilegio dirigió a la conducción del Senado, “que no hace otra cosa que alejar la agenda parlamentaria de los verdaderos problemas de la gente”.

“La agenda en el Senado es la de venganza e impunidad de la vicepresidenta de la Nación”, se quejó el senador radical.

En su enumeración de críticas, el exministro de Defensa advirtió que desde el kirchnerismo “mandaron a estudiar a los jueces y fiscales de esta causa (Vialidad); los escanearon, los revisaron, les mandaron a buscar la declaración jurada, y lo único que encontraron es que juegan al fútbol. Están jodidos…”.

Julio Martínez sostuvo que en el oficialismo “tienen una estrategia de embarrar la causa, de confundir y mentir. Quisieron hacer un 17 de octubre con la victimización en este caso, pero no les salió. Claramente ustedes no son Evita y Cristina no es Perón. La gente se los demostró en la calle: más que un 17 de octubre parecía un cumpleaños, por momentos un velorio… Hasta un 28 de diciembre con unos pocos inocentes”.

“Lo lamento mucho. Ustedes ven una realidad que yo no veo y la gente no ve. Lamento decirles que hay más gente preocupada por la falta de figuritas que por la impunidad de Cristina Kirchner”, ironizó.

Sobre el final, Martínez señaló que “algún joven debe estar viendo este debate. Que sepan que en ese sillón, aparte de Cristina y de (Amado) Boudou se ha sentado gente honesta y honorable. Como Pelagio Luna, vicepresidente de Hipólito Yrigoyen; Elpidio González, vicepresidente de Alvear, que renunció a su jubilación de privilegio, ha muerto pobre vendiendo anilina”.

Mencionó a “Carlos Perette, que ha vivido hasta sus últimos años de vida de prestado en un hotel, y no se ha comprado un edificio, para vivir tranquilo como hizo la vicepresidenta actual. Víctor Martínez, una persona de bien, honorable, honesta, que ha transcurrido hasta los últimos años de su vida con la frente levantada. Julio Cobos, que supo plantarse cuando las cosas no le gustaron y que hoy dona su dieta a la Universidad de Mendoza. No todos son como Boudou, ni como Cristina… Canten eso de ‘qué distintos somos’, que no somos iguales”.

“Fueron a hacer una revolución en Recoleta y flasheaban que estaban en Sierra Maestra; lo que escucho acá son cuestiones épicas, como si hubieran hecho una revolución”, ironizó, y cerró advirtiéndole al oficialismo que “no distraigan su atención, sepan que el problema de Cristina no son las vallas; el problema de Cristina son las rejas”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password