La Legislatura porteña repudió el atentado contra Cristina

A la sesión no asistieron los diputados de Republicanos Unidos, ni los alineados con Patricia Bullrich.

A instancias de los diputados porteños del Frente de Todos que impulsaron el proyecto, la Legislatura porteña aprobó este sábado una declaración expresando la “máxima preocupación y enérgico repudio por el intento de magnicidio perpetrado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner” el jueves pasado.

La sesión se inició pasadas las 15 con la presencia de 49 diputados porteños. Entre los ausentes no estuvieron los dos diputados de Republicanos Unidos y los tres del Pro encolumnados detrás de la presidenta del partido, Patricia Bullrich.

Al hacer uso de la palabra, el presidente del bloque FdT, Claudio Ferreño, rechazó “enérgicamente” lo ocurrido el jueves por la noche, al tiempo que reclamó “el cese inmediato de las expresiones incitando al odio y la violencia”.

Amigo personal del presidente de la Nación, Ferreño señaló que “además de ser un ataque a la vicepresidenta, es un ataque a la Argentina, por eso ayer salimos a la calle”.

Desde el oficialismo porteño, el titular de la bancada UCR-Evolución, Marcelo Guouman, sumó su repudio al hecho y reclamó el esclarecimiento del mismo, como así también “una evaluación severa del accionar de la custodia”.

Para Guouman, estos hechos vividos “no han hecho más que degradar la convivencia democrática. El camino del odio, la intolerancia y la violencia son injustificables y menoscaban la construcción de ciudadanía”.

El diputado Gabriel Solano dijo que “el Partido Obrero y, yo personalmente, en cuanto nos enteramos repudiamos el atentado contra la vicepresidenta de manera categórica. Y reclamamos el esclarecimiento, que no es una formalidad. No es lo mismo si la persona actuó empujada por sectores de las Fuerzas de Seguridad o Embajadas, por ejemplo. Es necesario saber lo que aún no se sabe: si hay un complot detrás de este hecho, un intento por desestabilizar la democracia, lo que claramente aumenta la gravedad”.

Solano agregó: “Nuestro repudio categórico al hecho lo damos de manera independiente. No queremos confundir a la población, por eso no fuimos a Plaza de Mayo, para que no se confunda con un apoyo al gobierno”.

Finalmente, dijo, en relación con, por ejemplo, la ausencia del diputado Fernando García Moritán en la sesión: “Cada uno debe hacerse cargo de lo que vota y lo que dice. Si alguien avala este atentado tiene que quedar claro. El silencio y la ausencia es un aval. La población debe saberlo. Moritán no está en esta sesión”.

Desde la otra vereda, el diputado de La Libertad Avanza Ramiro Marra planteó el repudio contundente a lo sucedido, y destacó que “como sociedad, no podemos permitir bajo ningún concepto la utilización de la violencia en ningún contexto posible”.

Esa bancada se abstuvo a la hora de votar y Marra explicó que su acompañamiento a los proyectos está condicionado a “que sean sobre las prioridades de los porteños y no la de los políticos”.

La diputada del Frente de Todos Claudia Neira reclamó avanzar hacia “una paz social construida sabiendo que lo que necesitamos es terminar con este odio que ha corroído la posibilidad de ser la gran país que estamos destinados a ser”, mientras que el socialista Roy Cortina hizo votos porque “este hecho tan angustiante y traumático nos haga reflexionar a todos y a todas de pensar más en lo que nos une que en lo que nos separa”.

“Terminar con los discursos de odio es la tarea actual de la política porque son terribles para todas las sociedades”, abundó.

Victoria Montenegro (Frente de Todos) consideró que el ataque no corresponde a “un loquito suelto sino que es un plan de odio que se viene trabajando, orquestando y ejecutando desde hace muchos años en nuestro país”.

Cerró el debate el presidente del bloque Vamos Juntos, Diego García Vilas, que expresó: “Es nuestra obligación como representantes condenar enérgicamente cualquier forma de violencia que afecte la convivencia democrática y la paz en el país”.

Agregó que “hay momentos históricos en los que nuestras convicciones son sometidas a prueba y tenemos que demostrar con hechos en lo que creemos. Este es uno de esos momentos y demostramos que creemos en las diferencias y en el diálogo, pero nunca vamos a tolerar la violencia en ninguna de sus formas”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password