Diseño retro y tecnología vanguardista  

Bowlus Volterra es una caravana perfecta para los vehículos eléctricos. Trae baterías y paneles solares. Cuesta UDS 310.000.

La produce la firma norteamericana Bowlus, una marca de remolques de lujo poco conocida en Europa pero que ya en 1934 construyó la primera caravana de aluminio con remaches y un diseño aerodinámico. En su web aseguran que Wally Byam, creador de la conocida Airstream, se inspiró en aquella primera resplandeciente caravana creada por Hawley Bowlus. El creador de las Bowlus era ingeniero aeronáutico y constructor de aviones, de ahí que sus remolques contaran con una estudiada y aerodinámica silueta.  

En cualquier caso, la Bowlus Volterra se ha adelantado a Airstream a la hora de comercializar una caravana retro con baterías como para recargar al propio vehículo que la remolca. La eStream de Airstream, de momento es solo un concepto que no ha salido a la venta. La Volterra mide nada menos que 8,2 metros de largo y dos de ancho, con un peso total de 1.475 kilogramos a pesar de estar construida en aluminio aeronáutico pulido. Pero lo más interesante es que sus baterías de fosfato de hierro y litio ofrecen una capacidad de 17 kWh, más que suficientes para alimentar todos los elementos del propio remolque o para añadir una autonomía adicional de alrededor 105 kilómetros, al vehículo que la remolca.  

Con paneles solares  

Sobre el techo y a los lados de las llamativas salidas circulares de ventilación, tiene dos paneles solares que complementan la energía de las baterías, con 120 W y que se pueden desmontar y guardar en el interior. La cocina de la caravana es de inducción, mucho más eficiente y segura que las de gas que habitualmente se utilizan en las caravanas de este tipo. Gracias a sus amplias dimensiones tiene capacidad para cuatro pasajeros, dos de ellos en un dormitorio independiente, inodoro y una enorme ducha  

revestida en madera, además de cocina completa y mucho espacio de almacenamiento. Una caravana de lujo también debe estar preparada para todo y el depósito de agua dulce llega hasta los 200 litros.  

Todo el interior se puede personalizar a gusto del cliente, pero la firma ha lanzado un acabado denominado La Cumbre, especialmente diseñado para la Volterra. El mismo está inspirado en el paisaje montañoso de Santa Bárbara y la puesta de sol de California. Todos los recubrimientos tienen un tono único, con asientos 100% veganos, fundas nórdicas, cojines y mantas confeccionados en lino 100% en una combinación de rayas en negro y rosa sobre fondo color arena. La Volterra también cuenta con su propia conexión a Internet y puede recibir actualizaciones inalámbricas de todo su sistema de gestión.  

Aunque es difícil que una caravana con estas dimensiones llegue a comercializarse en Europa, todo este alarde de diseño retro y tecnología vanguardista tiene un precio que no es precisamente barato. La Bowlus Volterra se comercializa en Estados Unidos a partir de los 310.000 dólares en sus versiones más básicas y si queremos “personalizarla” y cualquier equipamiento extra, hay que desembolsarlo aparte. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password