Con la ausencia de JxC, el Senado repudió el atentado contra Cristina Kirchner

El Frente de Todos contó el apoyo de tres aliados para abrir la reunión. Tampoco asistió la cordobesa Alejandra Vigo. La sesión no estuvo presidida por la vicepresidenta.

Fotos: Comunicación Senado

Con medio recinto vacío, el Frente de Todos en el Senado logró aprobar este jueves una declaración de repudio contra el intento de magnicidio que sufrió hace exactamente una semana la vicepresidenta Cristina Kirchner, cuando Fernando Sabag Montiel le gatilló en la cara en la puerta de su casa, en el barrio de Recoleta. La iniciativa fue votada de manera nominal y salió por unanimidad con 37 votos.

La sesión abrió a las 11.17 con el quórum justo de 37 senadores sentados: 34 de la bancada oficialista -faltó el misionero Maurice Closs por cuestiones de salud- y los aliados Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), Magdalena Solari Quintana (Misiones) y Clara Vega (Hay Futuro Argentina).

Tal como habían anticipado, los legisladores del interbloque Juntos por el Cambio no bajaron al recinto, bajo el argumento de que no querer “avalar el uso partidario del Congreso”.

Tampoco lo hizo la schiarettista Alejandra Vigo, quien aseguró que “no se crearon las condiciones para llegar a un consenso”. Sin embargo, sumó la presentación de un proyecto de declaración que fue mencionado en la sesión.

La reunión duró menos de dos horas, estuvo presidida por la presidenta provisional del cuerpo, Claudia Ledesma Abdala de Zamora, y el debate solo tuvo cuatro oradores. La primera en hablar fue Clara Vega, quien resaltó que este hecho “no tiene precedentes en el país”. “Hay un sector de la política que no ha tomado dimensión de lo que podría haber sucedido si ese tiro era certero. Eso da cuenta también de que hoy no están sentados acompañando esto que ha sido una réplica en todo el país, porque todas las Legislaturas provinciales hicieron una sesión correspondiente para repudiar y pedir el esclarecimiento del caso”, apuntó contra Juntos por el Cambio.

Y reforzó las críticas a los legisladores de la principal oposición: “El no estar sentados acá también da cuenta que no tomaron nota de lo que generan día a día generando títulos para los medios, sentándose como opinólogos en cualquier programa de televisión, generando odio y rechazo en la ciudadanía y, ese mensaje, no es solamente para un sector político, sino que es para todos”.

Las bancas vacías de Juntos por el Cambio.

Al considerar que “no es solo Cristina Fernández de Kirchner” quien fue atacada, sino “la institucionalidad del país”, la riojana insistió que “de eso tiene que tomar nota la oposición que hoy no esta sentada acá. Una oposición que parece que desconoce la historia argentina. Acá no estamos defendiendo a una persona, estamos defendiendo la institucionalidad del país, estamos respaldado el sistema que está pronto a cumplir 40 años”.

Por último, la aliada del oficialismo criticó el rol de los medios de comunicación porque “no han hecho un mea culpa de lo que han generado con ese discurso que le es funcional porque ahondan la grieta”.

“Como hijo, como padre, como ciudadano común, como militante, dirigente, hombre público, repudio absoluta y determinadamente el intento de magnicidio, de quitarle la vida, de asesinato contra nuestra vicepresidenta, la doctora Cristina Fernández de Kirchner”, arrancó Weretilneck.

El rionegrino opinó que “un hecho de estas características no puede dejar de impactarnos, de movilizarnos, de revolvernos todo”. Por eso, se han visto “enormes muestras de solidaridad, afecto”, pero también “miedo, tristeza, bronca, preocupación”, señaló.

En su discurso, el senador remarcó que hay que “tener bien en claro quiénes han sido aquellos, mujeres y hombres, que no han tenido el gesto o la actitud de repudiar este intento”. “Si alguien no repudia, si alguien no rechaza, no hace lo que tiene que hacer, es porque lo está validando, o lo está aceptando”, aseveró. Y agregó que el hecho de que “dirigentes políticos que no han tenido una sola expresión” es algo que “nos tiene que hacer reflexionar”.

“Los argentinos necesitamos saber para qué se quiso asesinar a la vicepresidenta y por qué”, sostuvo Weretilneck, que abogó por una investigación de la Justicia que “nos dé la certeza con absoluta transparencia, con absoluta claridad”.

Alberto Weretilneck. A su lado, Magdalena Solari Quintana.

“Después del intento de asesinato a la vicepresidenta de la Nación empezó a correr un minutero”, expresó el legislador, a lo que dijo que “podemos estar en el inicio de una etapa muy triste y oscura en Argentina”, pero llamó a tener “la sabiduría, la inteligencia, la generosidad de parar el minutero” y “encontrar los acuerdos necesarios para que esta etapa tan difícil y compleja nos dé la oportunidad de tener un país y una sociedad mejor”.

Luego fue el turno del oficialismo, por el que hablaron únicamente los jefes del interbloque. “Hace tiempo venimos advirtiendo que la violencia política va en escalada y se ha naturalizado la violencia política sobre todo hacia la vicepresidenta de la Nación”, advirtió la mendocina Anabel Fernández Sagasti.

Con críticas a los medios y la Justicia, la vicejefa del bloque ahondó que esa “naturalización” se “profundizó” y “se hizo más visible a partir de esas nuevas jornadas con un fiscal de la Nación (en alusión a Diego Luciani) leyendo un telepronter, donde vimos el lawfare, y en vivo y en directo empezaron a poner en pantalla partida al fiscal y el domicilio de la vicepresidenta”.

“El debate político tiene que volver a su hábito natural que es a través del debate de ideas, no a través del hostigamiento y la persecución judicial de aquellos dirigentes que piensan diferente, y tienen que darse en este recinto”, remarcó la senadora kirchnerista.

Finalmente, con duros cuestionamientos a la oposición, el presidente del FdT, José Mayans, consideró que la ausencia de JxC “es un acto de intento de censura” ya que “si no tenemos quórum no podemos expresarnos”. “Castigan a través de la ausencia”, enfatizó.

“Quiero lamentar la ausencia de la oposición en el recinto”, expresó luego para fustigar que “ellos dicen ‘quieren hacer política’ y el Parlamento es el lugar donde se hace política. Es acá porque es un tema institucional y es la presidenta de este cuerpo”.

Al relatar lo sucedido en la noche del atentado, cuando todos juntos emitieron un comunicado y se sacaron una foto conjunta, el legislador reconoció que “tuvieron un gesto muy valioso”. “Me pareció muy bueno que eso pase, fue sumamente importante”, añadió, pero señaló que “una cosa es un comunicado que lo hacemos en la emergencia y otra cosa es sentarnos en el recinto”.

“La idea era que ellos estén y puedan dar su punto de vista. No sé a qué le temen, a la expresión de quién, a la palabra de quién”, sumó.

La declaración aprobada

Antes de la votación, el secretario parlamentario, Marcelo Fuentes, leyó el texto unificado que expresa el “más enérgico repudio al intento de magnicidio contra la vicepresidenta y dos veces presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, ocurrido el jueves 1 de septiembre del corriente año, en las puertas de su domicilio”.

Asimismo, manifiesta su “absoluta solidaridad con la señora vicepresidenta y su familia”. Y continúa: “Este Honorable Cuerpo también exige el pronto y complejo esclarecimiento y la condena de los responsables de este hecho lamentable, que empaña la vida de la democracia”.

Por último, exhorta “a toda la dirigencia y a la población a buscar los caminos que conduzcan a la paz social”.

Habían presentado sus respectivas declaraciones Clara Vega, Nora del Valle Giménez, Alejandra Vigo y un grupo de senadores del oficialismo, encabezados por Mayans y Fernández Sagasti, texto que finalmente se tomó para el proyecto unificado.

El interbloque oficialista

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password