La misa en Luján graficó también la grieta

El oficialismo en pleno se dio cita en la Basílica de Luján y lamentó la ausencia de la oposición. Referentes de ese último sector cuestionaron la utilización de esa convocatoria.

Con presencia plena del oficialismo en general y el kirchnerismo en particular, se celebró este sábado en la Basílica de Luján la “Misa por la paz y la fraternidad de los argentinos y las argentinas”. Allí estuvieron en primera fila figuras como el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el expresidente Eduardo Duhalde; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau; el ministro bonaerense Andrés “Cuervo” Larroque; el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde; y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

También estuvieron en primera fila el canciller Santiago Cafiero; el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla; el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel; la madre de Plaza de Mayo Taty Almeida; la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza; el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el gobernador Axel Kicillof; la vicegobernadora Verónica Magario; y los diputados nacionales Juan Carlos Alderete y Hugo Yasky, entre otros.

No hubo representantes de la oposición, y desde Juntos por el Cambio el diputado Waldo Wolff definió en las redes sociales esa cita como “la misa K”.

“Los dirigentes, funcionarios y militantes tienen el derecho de marchar y asistir adonde quieran, pero esta no es una misa que llame a la unidad nacional, sino una misa militante, del kirchnerismo, encabezada por el propio Alberto Fernández”, tuiteó Wolff, que agregó: “A esta altura tengo la certeza que estas demostraciones públicas son una pantalla para cubrir el ajuste económico que están haciendo Cristina, Massa y Alberto en Salud, Educación y Obras Públicas”.

“NO LOS VI MARCHAR NI UNA SOLA VEZ POR EL AJUSTE”, escribió así, con mayúsculas, remarcando que “no los vimos marchar ni por las paritarias que hoy le hacen perder entre un 10 y un 20% del poder adquisitivo a jubilados y  laburantes. No marcharon en contra de un ajuste brutal de más de 120 mil millones de pesos, de los cuales el 50% corresponden a Salud y Educación”.

“Entiendo que todo esto no les importa, que los argentinos estamos en segundo plano, y que sólo marchan por Cristina, por su seguridad que es responsabilidad del Poder Ejecutivo y porque se caiga el juicio que la tiene como acusada de liderar una asociación ilícita”, agregó, remarcando que “un día llaman a la unidad, al otro día convierten una misa en un acto del kirchnerismo. Piden paz y mandan un proyecto para apretar a los jueces. Dicen que quieren calma y acusan al periodismo y a la oposición. Otra oportunidad perdida y van…”.

Y concluyó: “Es contradictorio pedir ‘bajar un cambio’ acelerando contra la pared. La Argentina no necesita ni deidades ni milagros. Necesitamos sostener políticas a largo plazo sin salvadores eternos ni propuestas mágicas. Menos relato y más verdad”.

El diputado José Luis Espert fue drástico, posteando una foto de la misa y la sentencia: “Payasos”.

“No los veo participando en una misa por el hambre de los niños argentinos o por los jubilados o por los muertos de la inseguridad”, tuiteó por su parte la diputada provincial Amalia Granata.

El senador nacional Martín Lousteau planteó a su vez: “Si alguien quiere hablar sobre lo que está pasando en el ámbito político que llamen a una mesa política, ¿por qué hay que ir a una misa? Montan una teatralización del diálogo en vez de llamar para que eso ocurra concretamente”.

Voces desde el oficialismo

La presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, expresó por su parte: “Para que la paz reine en nuestros corazones y seamos capaces de reconocernos hermanos y hermanas, hijos de una misma Patria”.

“Hoy participamos de la Misa por la paz y la fraternidad de los argentinos en la Basílica de Luján”.

Su padre, el también diputado oficialista Leopoldo Moreau no pudo ocultar una crítica a los ausentes: “Hoy la misa por la Paz y la Fraternidad fue una oportunidad para propiciar el reencuentro que abra el camino a reconstruir el Pacto Democratico. Lástima que no todos lo entendieron así”.

A su vez, el senador nacional Oscar Parrilli se limitó a señalar que “en la misa que se celebró hoy en la Basílica de Luján ‘por la Paz y la Fraternidad de los argentinos’ a días del intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La diputada nacional María Rosa Martínez tuiteó: “Participamos en la Misa por la Paz y Fraternidad de lxs argentinxs, donde coincidimos en un llamado a la unión, la no violencia y la defensa del acuerdo democrático; Es necesario que todos y todas entendamos que la construcción de la paz es una tarea y una obligación colectiva”, en tanto que su par Victoria Tolosa Paz señaló: “La ‘Misa por la Paz y la Fraternidad de los argentinos’ realizada en la Basílica de Luján, es un llamado a todo el pueblo a seguir abrazando las banderas de la democracia y la paz social. Estamos convencidos que la sociedad en su mayoría repudia cualquier acto de violencia…”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password