“No son loquitos sueltos”, dijo Valdés sobre la “banda de los copitos”

Advirtió que contrataron a un abogado muy caro y se preguntó cómo puede llegar a suceder algo así. “Lo que estamos viendo es “el final de todo un proceso de odio”.

El diputado nacional Eduardo Valdés se refirió a la figura del abogado defensor de Gabriel Carrizo, señalado como uno de los organizadores de “la banda de los copitos” involucrada en el intento de asesinato de Cristina Fernández de Kirchner. “Que se contrate a un abogado de la envergadura de (Gastón) Marano muestra que no son unos loquitos sueltos. Es uno de los abogados más caros de la Ciudad de Buenos Aires. La tarjeta que repartía era de asesor del consulado de la embajada de EUA ¿Cómo es que llega a ser abogado del supuesto jefe de la banda de los copitos?”, dijo.

Entrevistado por Gustavo Sylvestre en la señal de C5N, Valdés resaltó la gravedad de la situación y remarcó que Marano fue asesor del senador de Juntos por el Cambio Ignacio Torres, integrante de la Comisión Bicameral de Inteligencia. Al respecto señaló: “Tengo entendido que el senador Torres ha pedido que cese su contrato. Estar ahí es tener acceso a los informes al plan de acción que va a tener la AFI durante el año en curso”.

El legislador lamentó el accionar de los “grupos de odio” y se refirió al clima de intolerancia que atribuyó a la oposición y un sector de los medios. “Lo que estamos viendo, el arma gatillando sobre la vicepresidenta, es el final de todo un proceso de odio, pero hubo una preparación previa para esta ciudad violenta”, apuntó.

Sobre el accionar de las fuerzas de seguridad Valdés dijo que le gustaría “saber quién es el policía de la Ciudad que estaba al mando del operativo en el momento que se insulta y golpea a Máximo Kirchner“.

Sobre el cierre, Valdés destacó la necesidad de diálogo entre los distintos sectores de la política y la sociedad y la importancia del papel de la oposición para este acercamiento: “Es triste ver que se rompa el pacto democrático”, e insistió en que “en la oposición hace falta un Cafiero, alguien que se anime a dar la cara, como hizo Antonio en la crisis de la institucionalidad democrática al ponerse al lado de Alfonsín“.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password