Lousteau alertó que se busca “conquistar políticamente la Corte”

El senador radical refutó cada uno de los argumentos planteados para justificar la ampliación del Tribunal Supremo. Y aclaró que no son los ciudadanos “de a pie” los que llegan a la Corte.

El senador nacional Martín Lousteau arrancó su discurso en el debate sobre la ampliación de la Corte Suprema refiriéndose al reciente aniversario de la entrega del informe de la Conadep, pasándole de paso una factura al peronismo al recordar que el Senado de entonces no mandó representantes a ese organismo “porque el partido hegemónico en este Senado” nunca quiso participar del mismo.

“A días de este aniversario tan importante, nos encontramos con este antihomenaje: una reforma de la justicia y la discusión de si hay que eliminar o no las PASO”, reprochó, alertando contra “la cobardía de intentar modificar instituciones en beneficio propio”.

“Y hoy estamos debatiendo esto, lo que ustedes quieren, como quieren, y no lo que hay que debatir”, cuestionó. Enumeró entonces los temas que priorizó el oficialismo del Senado: “una reforma judicial que iba a costar miles de millones de pesos, después hablamos de si las PASO son caras o no…”.

“Después estuvimos discutiendo una reforma al Ministerio Público Fiscal, pero todavía ni siquiera se ha puesto a consideración el pliego que envió el presidente, de su propio candidato”, agregó, sumando que “hoy mientras la inflación corre al 7% mensual -135 anual, récord desde la hiperinflación de fines de los 90-, nuestro debate consiste en ampliar la Corte Suprema”.

También reprochó que desde el oficialismo hay convocatorias al diálogo, “mientras vamos a tratar una ley sin ningún tipo de consenso y también debatiendo soto voce esta reforma a las PASO”.

Con todo, aclaró que el problema del proyecto es, además, su contenido. “No es ni ahora ni nunca el momento para debatir esto”, concluyó.

Lousteau tomó aquello de que “los ciudadanos necesitan una mejor justicia”, y coincidió: “Sí, claro, ¿pero la Corte es la que usan los ciudadanos? Salvo contadísimas excepciones, no”.

Admitió que la justicia funciona mal en la justicia, pero aclaró que no era lo que estaban abordando ahora. “¿La tardanza en el fuero civil la resuelve esto? No”, dijo, rechazando también que solucionara temas como la violencia de género o las cuestiones del fuero comercial. “¿A cuántos de los ciudadanos de a pie les mejora la vida? La verdad que a ninguno”, remarcó.

Ante el planteo de que otros países tienen tribunales superiores con más miembros, Lousteau aclaró que no se trata de cortes supremas. “Son equivalentes a lo que son las cámaras de Casación, cumplen otro rol. No hacen control de constitucionalidad, que es lo que hace la nuestra”, señaló enumerando luego las que sí pueden compararse con la Corte argentina, y el promedio dijo que da 10, mientras que el oficialismo está planteando elevarla a 15 o 25.

En cuanto a la diversidad de género, el senador Lousteau le planteó al oficialismo que si eso quieren “empiecen por reemplazar a (Elena) Highton, y revisen los nombramientos de Cristina (Kirchner)… No hubo mujeres, este es un pobre argumento”.

Sobre la cuestión del federalismo, recordó que la composición actual es de dos santafesinos, un cordobés, un porteño, y antes había una bonaerense. “¿Qué es el federalismo?”, se preguntó, aclarando que la Constitución no plantea que la Corte deba ser federal, sino que las provincias están representadas en el Senado. La Constitución “no prevé la regionalidad de la Corte”, enfatizó.

“Se argumenta que la Corte Suprema tiene 25 mil causas y no las trata”, comentó luego, aclarando que “gran parte de esos recursos implican confirmar las sentencias provinciales”. Así las cosas, sostuvo que con eso la Corte “está reafirmando el federalismo. Si uno quiere una Corte de 25, que va a revisar todo, eso es revisar las sentencias provinciales y es unitario, no federal. Afiancemos las justicias provinciales, mejoremos los juzgados”, sugirió.

Rechazó de paso que con 25 vocalías las sentencias vayan a circular más rápido. “Sería raro, probablemente tardemos más”, especuló, aclarando que el problema está en que hay demasiadas apelaciones. En Estados Unidos, en cambio, solo el 1% de lo que le llega es tomado por la Corte. “¿Necesitamos 25 miembros o bajar el nivel de litigiosidad?”, se preguntó.

Enfatizó que le llegan 25 mil causas por año y la mayoría son previsionales, a propósito de que la ANSeS apela hasta última instancia. “La mitad de las 25 mil causas las genera el propio Poder Ejecutivo Nacional –remarcó-. El 13% de las causas son de la justicia ordinaria de la Ciudad. ¿Quieren acelerar? Traspasen la justicia a la CABA, que es lo que dice la Corte: que el sistema político está en mora”.

Lousteau detalló que 3.250 casos de los 25 mil corresponden a la justicia ordinaria de CABA, y se preguntó: “¿Saben por qué se apela tanto? Porque es tan imprevisible la justicia, porque depende de quién te toca, entonces me la juego”.

“¿El objetivo de esto es tener mejor justicia? No, es tener una Corte de más representantes provinciales, y como hay muchas más provincias del PJ, quieren que la justicia funcione partidizándose”, dedujo, recordando los dichos del gobernador chaqueño Jorge Capitanich, que reprochó que “esta Corte saca fallos como los del Consejo de la Magistratura, o nos genera temor de que a la Ciudad le restituya la plata que le sacamos”.

“¿Conquistar políticamente la Corte qué resuelve de nuestros problemas? ¿Da la tranquilidad de que se va a recibir justicia?”, se preguntó en otro pasaje, y concluyó asegurando que “nada de esto va a contribuir a mejorar la justicia, sino a echar más dudas sobre cómo funciona la justicia”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password