Barry: “La gestión del subte consiste en una política expulsiva del servicio público”

La legisladora del FIT dialogó con parlamentario.com acerca del amparo que presentó junto a Myriam Bregman por el incremento en la tarifa del subte. También analizó la situación de los enfermeros de la Ciudad y reivindicó su pedido al pase a la Carrera de Profesionales de la Salud.

Después de que se conociera que la tarifa de la red de subterráneos se incrementará en un 40%, la legisladora del Frente de Izquierda (FIT) Alejandrina Barry dialogó con parlamentario.com acerca de esa situación y el amparo que impulsó junto a la diputada Myriam Bregman para frenar el aumento en el boleto.

En ese contexto la legisladora advirtió que “el método que usan para calcular la tarifa no cumple los requisitos establecidos en la ley del Subte y, además, en la tarifa se incluyen gastos que nada tienen que ver con la explotación del subte”, al mismo tiempo que alertó que se busca aplicar una política expulsiva de los pasajeros.

Por otro lado Barry también se refirió al reclamo de los enfermeros y otros trabajadores del sistema de salud para ser incorporados a la Carrera de Profesionales de la Salud. “El gran problema que tienen las enfermeras es que por un lado Juntos por el Cambio se niega a tratar hace años este pedido, a lo que se le suma que acordaron con el gremio SUTECBA una nueva carrera profesional para enfermería a espaldas de las trabajadoras y que mantienen la precarización”, remarcó.

– Junto a Myriam Bregman impulsaron un amparo por el incremento de la tarifa del subte. ¿Cree que será posible revertir el aumento?

-Si bien no podemos saber cómo fallará la justicia, los elementos y pruebas que aportamos a la causa muestran que la única conclusión posible es anular el aumento, por ser ilegal. El método que usan para calcular la tarifa no cumple los requisitos establecidos en la ley del Subte y, además, en la tarifa se incluyen gastos que nada tienen que ver con la explotación del subte.

Por un lado, incluyen en la tarifa los gastos de desasbestización, haciendo responsables a los trabajadores y usuarios por la compra que hizo el Gobierno porteño de vagones mediante con material cancerígeno.

Por otro lado, en la tarifa se incluyen gastos personales y lujosos de la gerencia de Emova. Esto surge de la propia documentación que utilizó SBASE para justificar el aumento de la tarifa, donde surgen facturas por cursos de computación, clases de inglés, alquileres de autos, taxis y líneas de celulares, entre otros gastos que nada tienen que ver con el Subte.

– ¿Considera que se justifica el aumento en el boleto del subte en las condiciones actuales del servicio?

-No se justifica, no solo porque está basado en los gastos que mencionaba antes, que nada tienen que ver con el servicio, sino que además el aumento tarifario también tiene como sustento una política consistente en la expulsión de pasajeros del servicio. La forma de cálculo que utiliza SBASE evita proyectar un mayor número de pasajeros y la cantidad de pasajeros en la actualidad sigue muy por debajo de los valores de 2019, previo a la pandemia. La proyección que hace SBASE con este nuevo aumento tarifario es que siga aún por debajo de esos valores, demostrando que su gestión del subte consiste en una política expulsiva del servicio público del subte que se pretende mantener con el aumento tarifario.

-Por otro lado, desde el FIT impulsaron un proyecto para reclamar la incorporación de los enfermeros a la Carrera de Profesionales de la Salud. ¿Cree que será posible avanzar en la Legislatura en ese sentido?

-Hace dos semanas presente una declaración en la legislatura exigiendo el tratamiento inmediato del pase a la carrera profesional del personal de enfermería, es un reclamo masivo en todos los hospitales que no puede esperar más tiempo. Como parte de nuestro acompañamiento nos presentamos en calidad de Amicus Curaie en el amparo colectivo que existe hace cuatro años. El gran problema que tienen las enfermeras es que por un lado Juntos por el Cambio se niega a tratar hace años este pedido, a lo que se le suma que acordaron con el gremio SUTECBA una nueva carrera profesional para enfermería a espaldas de las trabajadoras y que mantienen la precarización. Estamos junto a ellas denunciando fuertemente esto porque si hay algo en lo que no hay duda, como lo demostró la pandemia es que enfermería es profesional y tiene que pasar a la Ley 6035 que realmente cambiaría sus condiciones de trabajo y de vida.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password