La Legislatura jujeña aprobó el proceso para llamar a elecciones convencionales constituyentes 

Con el voto de 32 diputados sobre los 48 que tiene la Legislatura de Jujuy, el gobernador Gerardo Morales logró el apoyo de ese cuerpo para tratar el proyecto de reforma constitucional.

La Legislatura de Jujuy aprobó el proyecto de ley que declara como una “necesidad” la reforma parcial de la Constitución local, con el voto a favor de los dos tercios de la cámara legislativa, los necesarios para avanzar en la iniciativa impulsada por Morales el pasado 12 de septiembre. 

La iniciativa busca avanzar en restricciones para las protestas sociales, promueve la prohibición del indulto a quienes cometan delitos de corrupción y destaca no modificar la cláusula respecto a la no re-reelección del gobernador. 

La aprobación del proyecto oficial se logró con el voto de la totalidad de los legisladores que integran el Frente Cambia Jujuy, al que adhirió el diputado justicialista Fernando Posadas para alcanzar 32 votos, lo requerido para avanzar con el proceso de reforma. 

A partir de esta sanción, el Poder Ejecutivo provincial tendrá un plazo de 90 días para convocar a elecciones de convencionales constituyentes, quienes deberán ser proclamados por la justicia electoral, tras lo cual comenzarán a trabajar respecto al articulado que fue habilitado en torno a la reforma de la Constitución provincial. 

El pueblo jujeño tendrá una Constitución moderna, que viene a aportarle a la provincia la letra de muchas políticas públicas que ya inclusive se sancionan como ley, como el tema de la lucha por la violencia de género, el respeto a la vida de los animales, el tema de la creación de los juzgados de violencia género y de las fiscalías, la autonomía del Ministerio Público de la Acusación, de la Defensa, del Poder Judicial en general para seguir respetando la independencia de los poderes”, afirmó el presidente del bloque de la UCR Alberto Bernis, luego de concluida la sesión. 

También señaló que “se van respetar las protestas sociales más allá de las cuestiones que hay” y puntualizó que “al pueblo jujeño hay que decirle que nunca más un gobernador va a poder indultar a nadie por corrupción u otro hecho que determinen los constituyentes”. 

Al pueblo jujeño hay que decirles que se acabaron los mandatos indefinidos de diputados, intendentes, concejales y vocales de comisiones municipales, mientras que el mandato del gobernador solo puede tener dos períodos”, afirmó el legislador radical. 

En tanto, anunció que durante la semana se reunirán, “a través del Frente Cambia Jujuy que reúne a más de 35 partidos políticos, para empezar a formar la lista y las propuestas fundamentales que vamos a tener como fuerza política”. 

En el comienzo de la sesión, el diputado Ramiro Tizón -presidente de la Comisión de Asuntos Institucionales- remarcó la iniciativa del Poder Ejecutivo para lograr “una convocatoria amplia” con un “proceso de consultas a más de 31 partidos políticos, periodistas, colegios de profesionales, organizaciones sociales y sindicatos, entre otros”. 

También consideró que la provincia necesitaba poner a consideración el debate y “merituar en primer lugar si es necesario modificar la Constitución”. 

Al formular su opinión, los legisladores opositores se pronunciaron en contra de la reforma, entre ellos el presidente del Partido Justicialista de la provincia, Rubén Rivarola, aunque uno de los integrantes del bloque, Fernando Posadas, se inclinó a favor de la iniciativa al momento de la votación, un sufragio que resultó clave para que el oficialismo alcanzara la aprobación. 

“Ahora veremos qué hacemos, por lo pronto, vamos a reunirnos con el bloque y el consejo partidario porque la decisión era que el bloque no apoyaba el proyecto”, expresó luego el presidente del PJ jujeño, con lo cual dejó abierta la posibilidad de una sanción. 

El proyecto no tuvo el correspondiente debate en Comisión, tampoco en los órganos de la sociedad, porque una reforma en serio debe convocar al conjunto de la sociedad, no en tiempos preelectorales, a menos de un año de las elecciones PASO de agosto del 2023”, afirmó, en tanto, el diputado del bloque Juntos por Jujuy, Alejandro Snopek, y expresó su “no a la reforma”. 

“Tendría que haberse convocado en esta instancia (las PASO) y darles a los convencionales uno o dos años para que hagan todas las consultas para que puedan estar expresados en la Constitución”, agregó. 

El diputado del PJ, Juan Jenefes, se solidarizó con los diputados opositores “que recibieron amenazas” antes del tratamiento del proyecto ley reformista, al tiempo que refirió que la Constitución que se dicte sea mejor que la de 1986. 

La reforma va a condenar a las generaciones futuras”, manifestó por su parte la legisladora Fátima Tisera, en relación a las restricciones que impone los cambios sobre las protestas que impone el rango constitucional, al tiempo que remarcó su voto en contra tal como lo determinó el Consejo del PJ. 

Emanuel Palmieri, legislador opositor, dijo que la reforma, “tiene un solo beneficiario que es el gobernador, Gerardo Morales”, al referir que “sacar un proyecto de modificación tan rápido hace dudar, apresurar la sesión de hoy hace dudar y que nos digan que no hay intenciones de que quiera dos nuevos mandatos también hace dudar”. 

Por su parte, la diputada Débora Juárez, del espacio Juntos Por Jujuy, señaló la dirigencia política no puede ser parte de lo que definió como “un proceso ficticio del debate por parte de instituciones”, y remarcó que se trata de una reforma “egoísta” porque se “coarta la libertad de expresión del pueblo jujeño”, en relación a las restricciones que se prevén incorporar a las protestas sociales. 

A su vez el diputado Juan Cardozo consideró que “esta reforma es negativa porque se trata de una ley que fue hecha a espaldas del pueblo, con fines netamente políticos”

“El Gobierno lleva siete años en el ejercicio del poder y las modificaciones son con fines electorales, en un contexto donde Jujuy tiene el salario más bajo en la historia respecto a la inflación y el Gobierno lejos de resolver los problemas del pueblo pretende destinar recursos millonarios para resolver un problema político”, expresó. 

En tanto, desde las organizaciones sociales reiteraron su rechazo a la reforma Constitucional por entender que “solo servirá a los intereses de los poderosos para seguir oprimiendo a las clases populares”. 
 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password