Vecinos de la Ciudad pidieron reurbanizar el barrio Ramón Carrillo

Presentaron junto a la diputada Magdalena Tiesso (FdT) un proyecto de ley mediante el cual buscarán dotar al barrio de servicios básicos y lograr “soluciones habitacionales definitivas”.

Buscando continuar con el proceso de reurbanización de los barrios populares, los vecinos del barrio popular Ramón Carrillo, ubicado en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, junto a la legisladora del Frente de Todos (FdT) Magdalena Tiesso impulsaron en la Legislatura porteña un proyecto de ley para avanzar con las mejoras en el mencionado barrio.

La iniciativa prevé “subsanar” la falta de servicios básicos y lograr “soluciones habitacionales definitivas”. Asimismo plantea la intervención de los vecinos en la reurbanización mediante una “mesa de gestión participativa”, y establece una serie de etapas, como el loteo y consolidación de las manzanas, la construcción de viviendas nuevas, la apertura de calles y pasajes, el tendido de infraestructura de servicios básicos (agua potable, energía eléctrica, desagües cloacales, desagües pluviales, red de alumbrado público y gas natural), mejoramiento de viviendas existentes y conexión domiciliaria a los servicios.

En los fundamentos del proyecto, los vecinos explicaron que el barrio fue originalmente un complejo habitacional construido en “solo nueve meses” para recibir, en diciembre de 1990, a las 645 familias que vivían en los edificios abandonados del Albergue Warnes, que estaba en La Paternal y fue demolido en marzo de 1991.

Al mismo tiempo que señalaron que entre los problemas actuales del barrio están relacionados con sus orígenes, ya que fue construido rápidamente, sin planificación y sobre tierras muy contaminadas. “Este proyecto viene a saldar una deuda pendiente con el barrio desde hace más de 30 años, en los que, cabe mencionar, nuestra lucha vecinal nunca cesó”, aseguraron.

Y recordaron que a raíz de esa lucha, en 2004 se sancionó la ley 1.333 que declaró la emergencia de infraestructura en el barrio y ordenó al Gobierno de la ciudad de Buenos Aires realizar obras, “pero sin incluir las conexiones intradomiciliarias”.

También mencionaron que hay un fallo judicial que ordena al Gobierno porteño el “inmediato cumplimiento de dicha ley”.

El proyecto está firmado por 22 vecinos y vecinas, entre ellas Olga Amador, quien también inició la causa judicial para que el Ejecutivo porteño cumpla con la Ley 1.333.

Cabe recordar que el barrio Ramón Carrillo está ubicado en Villa Soldati, entre la calle Mariano Acosta, la avenida Castañares y la autopista Cámpora, sobre tierras que formaron parte de “La Quema”, un basural a cielo abierto que funcionó hasta 1978.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password