Subsidios al transporte del interior: Guerrera cruzó a un diputado del FdT y evitó decir si se modificará la partida

En su presentación ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el ministro de Transporte destacó la suba que se dio en los últimos años para este sector y habló de una disminución en las transferencias al AMBA.

Foto: HCDN

Uno de los temas que siempre genera debate dentro de la Ley de Presupuesto es el tema de los subsidios al transporte de pasajeros del interior, cuestión por la que no solo reclaman legisladores de la oposición sino también del propio oficialismo. Para el próximo año se prevé una partida de 66 mil millones de pesos.

Como se esperaba, ese fue uno de los ejes del consulta para el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, quien este martes se presentó ante la Comisión de Prepuesto y Hacienda en la última jornada con invitados para el tratamiento de la “ley de leyes”.

El primero en consultarle al funcionario fue el correntino Jorge Antonio Romero (FdT), quien remarcó que “desde 2018 el interior del país ha venido sufriendo una degradación en su servicio”. Si bien reconoció al “Gobierno nacional por no haberse desligado por completo”, sino haber “tomado como responsabilidad otorgar subsidios”, el oficialista remarcó que el reparto de “no es equitativo ni justo” entre el interior y el AMBA.

“Hay una asimetría muy importante que hace que hoy un ciudadano del interior tenga que pagar cuatro o cinco veces más el boleto que en la Capital Federal”, señaló, y apuntó que a diciembre de 2022, el AMBA habrá recibido “300 mil millones de pesos” en subsidios, mientras que para “el interior en su conjunto, 46 mil millones”.

Romero le preguntó entonces “¿qué posibilidad hay de que se pueda aumentar, por lo menos para cubrir la inflación que está prevista de 60%?” la partida de 66 mil millones. En ese sentido, consideró que una cifra cerca de los 100 mil millones de pesos sería “lo mínimo y la base que necesita el interior del país para subsistir”.

Además, el diputado habló sobre el proyecto que había recibido dictamen en la Comisión de Transportes, pero no llegó al recinto, por el cual se fijaban unos 59.500 millones para este año. Y consultó al funcionario sobre si podía ser que “por DNU se reacomoden los subsidios”.

Al momento de responder, Guerrera aclaró: “No son 300 mil millones, son 125 mil millones. Lo que hacen es sumar lo que destina provincia de Buenos Aires y CABA (a los subsidios que ya otorga Nación). Esa misma cuenta habría que hacerla con el interior. Son dos cuentas distintas la que hace”.

“No va a haber más de 125 mil millones para este año, por eso también estamos haciendo adecuación de tarifas”, subrayó y mostró en gráficos la “evolución de subsidios al interior del país; y no con esto digo que sea suficiente, alcance o tengamos que seguir atendiendo la cuestión”.

Respecto a “materializar a través de un DNU los 59.500 millones”, el ministro contestó: “No puedo confirmar ni garantizar que eso sea posible”.

Así, marcó que de 2019 a lo proyectado para 2023, hubo una suba de 991% en esta partida: en 2019 fue de 6.051 millones; en 2020 de 16.894 millones; en 2021 28.000 de millones; en 2022 (en ejecución) de 46.000 millones; y en 2023 está prevista en 66.000 millones. De 2022 a 2023 representa un 34% de incremento.

Para Guerrera, la implementación de un boleto federal “es muy difícil” porque “deberíamos tener unidad de criterios”. “El Gobierno nacional debiera llegar a todas las jurisdicciones de manera masiva con la SUBE”, abogó.

De nuevo sobre los números de subsidios, el titular de la cartera de Transporte precisó que para el AMBA habrá “una caída de 125 mil millones a 104 mil millones”, la cual “habrá que balancear con adecuación de tarifas”.

Otro de los que preguntó sobre el tema fue el presidente de la Comisión de Transporte, Jorge Rizzotti (UCR), quien pidió “volver a una situación de mayor equidad o justicia”. “No le queremos quitar al AMBA, queremos que haya un incremento al interior”, expresó y reclamó por un esquema de reparto 45%-55% y no de 39%-61% actual (con el mayor número para el AMBA).

A su turno, el diputado Ignacio García Aresca (Córdoba Federal) advirtió que el aumento previsto -del 34% de un año a otro- “no alcanza a la inflación que está presupuestada dentro del Presupuesto”. Y le pidió a Guerrera que responda “si realmente hay intención de modificar esa partida” ya que “no está dentro del artículo 81”. “Es función de ustedes, forma parte de la discusión legislativa”, se desligó el ministro.

Foto: HCDN

En el arranque de su exposición, que se apoyó en filminas, Guerrera precisó que “el presupuesto total del Ministerio de Transporte asume a la suma de 748.507 millones, divido en dos grandes grupos: la administración central reúne 277.403 millones, y las empresas y organismos descentralizados 471.104 millones”. “El presupuesto de la administración central se reparte en 170.594 millones en subsidios; 98.234 millones en obras y adquisición de bienes y 8.574 millones en otros gastos”, abundó.

A su vez, el presupuesto 2023 para la administración central está dividido en cinco grandes grupos: modo automotor con 182.603 millones; modo ferroviario con 72.294 millones; modo portuario con 14.994 millones; administración con 5.847 millones; y modo aéreo con 1.663 millones.

En lo concerniente al modo automotor, se prevén unos 104.500 millones para asistencia con subsidios para 135 líneas nacionales que circulan por el AMBA, beneficiando a 3,7 millones de habitantes; y atributo social y pasajes para personas con discapacidad y trasplantados.

La cifra para la asistencia al transporte automotor del interior asciende a 66 mil millones. Entre otros números, se destinarán 11.500 millones para la modernización del sistema de transporte automotor y 576 millones para la ampliación de localidades con SUBE.

Sobre la inversión del sector ferroviario con financiamiento internacional se habla de 72 mil millones: 48 mil millones para el sistema para pasajeros y 24 mil millones para el sistema de cargas. Mientras que la inversión en el modo portuario asciende a 15 mil millones: 8 mil millones para obras en ocho puertos y 5 mil millones para la construcción del canal Magdalena.

El ministro puntualizó que la inversión en el modo aéreo será de 1.600 millones, de los cuales 745 millones se destinan a la remodelación de la torre de control de Ezeiza, y 901 millones para la modernización del sistema de vigilancia del tránsito aéreo.

En lo que respecta a las empresas dependientes del Ministerio de Transporte, éstas recibirán una asistencia del Tesoro Nacional por 442.035 millones de pesos: 104.052 millones las del sector aéreo; 337.982 millones las del sector ferroviario; y 195 mil millones las del sector portuario.

Guerrera apuntó que Aerolíneas Argentinas tiene previsto recibir una asistencia total de 90.000 millones. “Es la aerolínea que llega a más destinos, conectando 37 localidades argentinas”, destacó y agregó que “en el 2023 serán 20 los destinos donde sólo vuela Aerolíneas Argentinas”.

También, la aerolínea de bandera “cuenta con 45 intertramos, potenciando los vuelos federales sin hacer escala en Buenos Aires y con una mejor eficiencia operativa, reduciendo su pérdida en un 34% respecto a 2019”. “Además, en 2022 incorporó 7 nuevas rutas aéreas internacionales con San Pablo, La Habana y Roma”, dijo.

Más adelante, el titular de la cartera de Transporte detalló que Trenes Argentinos tendrá una asistencia de 270.000 millones. “Reactivamos 14 ramales en todo el país gracias a la recuperación de más de 700 kilómetros de vías, beneficiando a más de 280 mil pasajeros. Además, estamos realizando 570 obras ferroviarias en todo el país”, sostuvo.

Sobre las partidas para los organismos descentralizados, ascienden a 29.068 millones. En el desglose del reparto, está previsto que la Agencia de Seguridad Vial reciba 4.729 millones, de los cuales 300 millones se destinarán para el programa Alcohol Cero al Volante. “Actualmente 40 localidades se sumaron al alcohol cero”, dijo.

En el arranque de su presentación, el funcionario enumeró los objetivos de su cartera, tales como “acelerar la transición energética del sector automotor de cargas y de pasajeros; potenciar los nodos logísticos para hacer más eficaz el sistema de carga; mejorar la eficiencia del sistema de colectivos y de subsidios gracias a la información y las herramientas que nos provee la SUBE; y ampliar el alcance del sistema ferroviario para sumar más pasajeros y cargas toneladas”.

Asimismo, “incrementar los puntos de carga y diversificar los productos transportados; continuar con la transición energética de los ramales diésel al sistema eléctrico en el AMBA y extender la frontera eléctrica nacional; incorporar material rodante; mejorar la velocidad y frecuencia de los trenes y continuar con la recuperación de ramales que conectan el interior del país”.

En cuanto al modo portuario y vías navegables, el Ministerio apunta a “mejorar la infraestructura existente y desarrollar nuevos puertos; extender la vía navegable troncal hacia el norte e iniciar las obras del canal Magdalena; fomentar la flota nacional y el crecimiento de nuestra marina mercante”.

Y sobre modo aéreo, se busca “profundizar la mejora de la infraestructura aeroportuaria en todo el país, conectar más localidades en forma directa con destinos internacionales e incrementar las frecuencias nacionales e internacionales”, señaló Guerrera.

Entre los invitados hablaron también Luis Ceriani, presidente de Aerolíneas Argentinas; Martín Marinucci, presidente de Trenes Argentinos; y Daniel Vispo, director de Trenes Argentinos Cargas.

En su intervención, Marinucci destacó haber recuperado servicios ferroviarios que no llegaban a todas las localidades, como así también haber recuperado 56 estaciones. “El presupuesto que hoy venimos a presentar tiene que ver con seguir avanzando en la recuperación del sistema ferroviario a nivel federal; ser eficiente en la administración de los subsidios que recibimos y administramos esos recursos para llegar a lograr lo que acaban de ver y estamos planificando”, señaló, en referencia a un vídeo que mostró en principio.

Luego, ponderó que el servicio ferroviario es utilizado por más de un 1.300.000 usuarios, y se refirió puntualmente a un tema ríspido como es el de la incorporación de trabajadores a la planta de la empresa. Algo que atribuyó a la necesidad de “ir cubriendo las mayores demandas en función de la apertura de los ramales”.

En ese sentido, Marinucci dijo que el personal “nos ha dado muestras de la eficiencia de todo el sistema ferroviario”. Ejemplificó mencionado el impacto salarial que ha tenido la incorporación de personal señalando que en 2019, con 14 servicios menos, y menos pasajeros, la comparación daba 68% de entonces contra 54% en la actualidad. “Esto muestra la capacidad desde el Estado de administrar una empresa subsidiada muy fuertemente para todos aquellos que tienen menos posibilidades y eligen el tren, puedan pagar la misma tarifa”.

Destacó el presidente de Trenes Argentinos que el presupuesto es de $270 mil millones, con un fuerte impacto en el sostenimiento de la operación, más la construcción de puentes para eliminar barreras y reducir el índice de siniestrabilidad, destacando a su vez el gasto que hay en la renovación de material rodante.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password