Por un diputado, se cayó la sesión para derogar el impuesto a las tarjetas de crédito

Los bloques del oficialismo, a excepción de Republicanos Unidos, no bajaron al recinto para dar quórum, por lo que terminó suspendiéndose la sesión especial que había sido convocada por la oposición. Los motivos tras la decisión de Vamos Juntos, en el interior de la nota.

A pesar de las presiones por parte de los bloques de la oposición a través de las redes sociales, la sesión especial de este jueves terminó cayéndose ya que no se logró reunir el quórum necesario –es decir, 31 legisladores- para poder darle inicio a la misma y así poder debatir la derogación del impuesto a las tarjetas de crédito.

Es que desde la oposición porteña habían logrado reunir 30 legisladores, incluyendo a lodos legisladores de Republicanos Unidos (RU) Marina Kienast y Roberto García Moritán, los únicos de la coalición oficialista que bajaron al recinto para dar quórum. Por lo que solo faltó un diputado para poder dar quórum, pero ni de Vamos Juntos (VJ), Unión Cívica Radical – Evolución (UCR-Ev) y Partido Socialista (PS) no bajaron al recinto.

Ante esta situación, parlamentario.com dialogó con el jefe del bloque VJ, Diego García Vilas, quien explicó los motivos por los cuales decidieron no participar de la sesión especial. “Desde Juntos por el Cambio (JxC) ya nos comprometimos  públicamente a eliminar ese tributo, que se aplicó (como fue explicado tantas veces) de forma temporal para compensar la quita de coparticipación a la Ciudad, un atropello que impulsó e implementó el Frente de Todos (FdT)”, señaló.

Al mismo tiempo que precisó que “los diputados que defendieron que el gobierno nacional le quite 325 mil millones a la Ciudad son los que ahora dicen estar preocupados por el 1.3% en las compras a crédito (tributo que funciona en casi todas las provincias), cuando lo que están fomentando es una irresponsabilidad política y económica muy grande”.

“En cuanto les devuelvan los recursos a los porteños -tal como esperamos que defina pronto la Justicia- ese impuesto se va. Quitarlo ahora es simplemente un nuevo castigo a los vecinos y quienes convocan a la sesión extraordinaria lo saben. Por eso no nos vamos a sumar a esta movida mediática y oportunista, que tiene una finalidad absolutamente ‘tribunera’”, sentenció el jefe de la bancada oficialista.

Cabe señalar que se presentaron para dar quórum los legisladores del FdT, RU, La Libertad Avanza (LLA), Consenso Federal (CF) y el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT).

En ese contexto y en la vereda opuesta al oficialismo, el diputado Gabriel Solano (FIT) apuntó contra el oficialismo por su decisión: “mientras sus voceros se llenan la boca hablando de reducir impuestos, pero allí donde gobiernan los reducen para los grandes empresarios y los incrementan para los trabajadores. Son unos impostores”, remarcó.

A la vez que destacó que “se trata de un impuesto completamente regresivo que impacta con más fuerza a los sectores con menos recursos. Es un impuesto al consumo, que paga todo el que tenga una tarjeta emitida en Capital, aunque no viva en CABA” e indicó que “las familias que no llegan a fin de mes y tienen que financiar los pagos con tarjetas, vuelven a ser gravados sobre los intereses que surgen de esa refinanciación”.

“El Gobierno de Larreta se excusa en que con el impuesto trata de compensar la reducción en la coparticipación. Sin embargo, el primer semestre de este año arrojó un superávit de casi 100.000 millones de pesos. La recaudación por este rubro fue de un 66% más que lo presupuestado. Larreta quiere recursos para financiar su campaña política”, concluyó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password