Los autos gordos 

Erwin Wurm es un artista contemporáneo de origen austriaco que siempre sorprende con sus obras.

Erwin reside en Viena y una de las series de sus obras más conocidas son los “Fat Cars”, los “coches gordos”. Para el primer trabajo de esta serie Wurm empezó a trabajar directamente con los diseñadores de Opel pero realizar sus esculturas con chapa no dio el resultado que el artista esperaba ya que no consiguió las formas redondeadas y naturales que imaginaba. Para hacer realidad esos coches con exceso de grasa Wurm realizó numerosas pruebas y finalmente encontró la solución en la espuma de poliuretano y de poliestireno a las que daba la forma deseada y luego recubría con la pintura original.

Sigue creciendo 

El primero de estos Fat Cars nació en 2004 y desde entonces la colección ha seguido aumentando con nuevos modelos. En algunos de estos coches pasados de peso el artista ha conservado el logo del modelo original, como una forma de identificar el coche que ha “debajo” de toda esa grasa y así podemos encontrar un Porsche (rojo), un Kia (azul), un Mini (verde) o una Volkswagen T2, además de otros que no hemos sido capaces de identificar ya que no tienen ningún rasgo del original que permita saber de qué coche se trata. 

Las obras “gordas” de Wurm son una crítica de la obsesión por el consumo y el apetito de la cultura occidental por los objetos materiales. El artista señaló una vez que muchos consumidores están fascinados con tener coches y casas cada vez más grandes, que es lo que él crea en estas obras de arte. Wurm cree que los coches son como un símbolo religioso en la cultura moderna, por lo que decidió mostrar esa relación de una manera física con un toque de humor. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password