Máximo Kirchner: “Creo que Cristina no va a ser candidata”

El diputado nacional opinó que Alberto Fernández no debería ir a PASO con otros candidatos, aunque admitió que “hace mucho” no habla con el presidente y no tiene “idea en qué andan”. Afirmó que, en la oposición, el que tiene “posibilidades electorales” es Larreta y no Bullrich.

Poco asiduo de dar entrevistas, este lunes el diputado nacional Máximo Kirchner habló públicamente durante una hora y dejó varias definiciones sobre la cuestión electoral, la economía, la inflación y el atentado contra su madre, la vicepresidenta Cristina Kirchner, sobre la que además dijo: “Creo que no va a ser candidata”.

En una charla por Radio El Destape con Roberto Navarro, el líder de La Cámpora fue consultado por las diferencias con la CGT y el Movimiento Evita, y qué opinaba de ir a internas dentro de la coalición oficialista.

“Siempre hemos competido”, expresó y, respondiendo un tanto esquivo, opinó que el plazo entre las PASO y la elección general tendría que “ser mucho más corto”, porque sino se puede llegar a hacer “un terrible daño” como el que “hizo” Mauricio Macri en 2019. “Tenemos que acordar entre todos el mejor sistema para elegir, a mí competir es lo que siempre me gusta, ganas o perdes”, afirmó y rechazó estar pensando en tal o cual “pirueta electoral”.

Lo que sí advirtió es que “Macri fue a PASO en 2015 no en 2019”, a lo que el periodista le preguntó si eso quería decir que el único candidato del oficialismo tendría que ser Alberto Fernández. Máximo gesticuló pero no dijo ni una palabra y, ante la insistencia de Navarro, señaló: “Digo que para el oficialismo que su presidente vaya a PASO con otros candidatos por lo menos es extraño”.

Y admitió que no sabe qué hará el presidente porque “hace mucho” que no habla con él. “No tengo idea en qué andan”, agregó.

Entonces, sobre los candidatos presidenciales del peronismo, apuntó: “Alberto creo que ha dicho que sí. Por lo que he leído (Sergio) Massa ha dicho que no, y creo que Cristina tampoco va a ser”.

Sobre su madre, la vicepresidenta, el diputado sostuvo que “el desgaste es muy grande en una presidencia y el esfuerzo que ha hecho Cristina es enorme, de ceder cuando era naturalmente la candidata a presidenta en 2019 y seguramente habría ganado”.

Por otra parte, definió a Eduardo “Wado” de Pedro como “muy capaz” y en una “buena edad” para ser presidente, al tiempo que aseguró que ” hay gobernadores muy capaces dentro del peronismo”, pero prefirió no dar nombres.

En cuanto a la oposición, el líder de La Cámpora consideró que “el que tiene posibilidades electorales reales es (Horacio Rodríguez) Larreta, (Patricia) Bullrich no, además de que sería muy malo para el país”. “Que haya alguien que la vote, seguro, han votado a (Ricardo) Bussi en Tucumán”, lanzó contra la exministra de Seguridad.

Al analizar una eventual futura conformación del Congreso, con un incremento de bancas para Juntos por el Cambio y el sector que lidera Javier Milei, Máximo alertó a “los compañeros que están preocupados por lugares y no viendo lo que se está generando o lo que puede suceder; hay que estar más atentos a este tipo de cosas”.

“Estas formaciones que aparecen de derecha y ultraderecha, que proponen dolarizar la economía argentina, ya sabemos cómo termina”, resaltó y sumó: “Quieren un país chiquito, nosotros queremos un país que sea amplio y contenga a la mayor cantidad de los argentinos, porque ese el desafío real”.

Relación con Sergio Massa

Consultado sobre distintas visiones en cuanto a la economía con el ministro Sergio Massa, Máximo reconoció que “diferencias siempre hay, es extraño que digan ‘no hay diferencias’, pero se discute, se intenta en llegar a un buen punto”.

Al criticar que Martín Guzmán se fue de una “manera irresponsable”, y además quedó demostrado que tras un acuerdo con el FMI “la situación empeora”, el diputado subrayó que Massa “está administrando consecuencias”.

“(Massa) tiene un conocimiento enormemente superior al de Martín Guzmán sobre el Estado argentino, largamente superior”, elogió.

Inflación y planes

“A mí lo que me interesa es que la situación de la sociedad mejore, las elecciones ya vendrán”, respondió cuando le preguntaron si a causa de la gran inflación se pueden perder los comicios, y continuó: “La situación inflacionaria no me preocupa tanto en términos electorales, sino en términos de alimento para nuestra gente”.

Pero recordó: “Nosotros con 22 puntos de inflación en el 2015 perdimos la elección. No sé a cuánto podemos atar eso, pero lo cierto es que se perdió”.

“Después del 9 de diciembre de 2015 Argentina entró en un tobogán del que no salió más”, lamentó y aseveró que “hay que tener mucha gestión y mucha autoridad” para “hablar muy bien con los dueños de las empresas para explicarles y hacerles entender que el pueblo y el Estado argentino hicieron un gran esfuerzo”.

El hijo de la vicepresidenta ponderó que en el último mes “se produjo una leve baja, de 7 a 6,2, ojalá siguiera así”. Y, nuevamente en un mensaje al empresariado, observó que “estos empresarios que se quejan de todo, que arman grandes coloquios, que hablan de ceder…el pueblo argentino viene cediendo desde diciembre de 2015, hace siete años que viene cediendo la gente”.

En otro tramo de la entrevista, sobre los planes sociales, Máximo Kirchner lamentó que “la gran mayoría de las personas que reciben un ayuda del Estado, ni siquiera una mano, una partecita de una mano, son estigmatizadas, denigradas”.

“Es verdad que tenemos que abordar un problema que cuando Cristina terminó su gobierno no era de esta profundidad. El macrismo duplicó, triplicó y la pandemia generó una potenciación de esta cuestión”, enumeró y señaló: “Si hay una porción que no merezca recibirlo, no lo sé, para eso están las auditorías que ha encargado el Ministerio”. Pero cuestionó a “los sectores del poder económico que buscan dividir a la sociedad”.

Atentado contra CFK

En referencia al atentado contra su madre, el diputado recordó el ataque a un local partidario de La Cámpora en Bahía Blanca y los carteles contra Cristina Kirchner que aparecieron en la Ciudad en abril pasado, dos hechos sobre los que criticó a la Justicia por no investigar. “Se va generando un contexto para que después operen este tipo de grupos”, advirtió.

“No es el país en el que uno quiera vivir”, se sinceró y reveló: “Yo había dejado la custodia, la había rechazado incluso, y ahora otra vez toda esa lógica. Es más, la había rechazado porque Bullrich en 2017, 2018 la retira, va achicando la custodia de Cristina. Incluso se la retiran a mis hijos también en el sur”.

Consultado sobre si le aconsejaron subirse al escenario en un acto con chaleco antibalas, Máximo contó que dijo que no porque “no podemos resignar la manera de hacer política en Argentina”, ya que si hay que llegar a eso “es que obviamente no estamos funcionando bien como sociedad”, opinó.

Sobre la investigación del financiamiento de la empresa de los hermanos Caputo a la agrupación Revolución Federal, cuyo líder argumentó que fue a pedido de muebles, Máximo ironizó: “¿De qué madera serán, no? Bueno, me parece que no son de buena madera”. Y al preguntarse, “¿qué sucedería si fuera al revés?”, es decir, si el atentado hubiese sido contra alguien de la oposición por parte de una agrupación ligada al oficialismo, el diputado dijo entre risas lo que dirían: “Que yo hubiera aprendido carpintería por Youtube”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password