La Ciudad declaró a Juan María Traverso como “personalidad destacada del deporte”

Fue durante la sesión ordinaria de este jueves. El pedido para galardonarlo fue impulsado por legisladores de Vamos Juntos, Frente de Todos y UCR-Ev.

Con la intención de reconocer su trayectoria profesional, la Legislatura de la Ciudad declaró este jueves –durante la sesión ordinaria- al automovilista Juan María “El Flaco” Traverso se nombrado como “personalidad destacada del deporte” en el ámbito del distrito capitalino.

La iniciativa fue impulsada por el legislador de Vamos Juntos (VJ) Matías López y contó con la co autoría de Mercedes De Las Casas, Carolina Estebarena, Esteban Garrido, Paola Michielotto (VJ), Claudio Morresi, Claudia Neira (FdT), María Inés Parry y Diego Weck (UCR-Ev).

En los fundamentos de la iniciativa, los legisladores recordaron que Traverso nació el 29 de diciembre de 1950 en Ramallo, Provincia de Buenos Aires, también llamado “el flaco” por su contextura física de adolescente. Vivió en Buenos Aires y cursó la secundaria en el Colegio De La Salle de esta ciudad. Para dedicarse a la actividad agropecuaria, que era el emprendimiento familiar volvió a la ciudad de Ramallo. 

Un amigo, que corría en karting y que luego incursionó en el Turismo Carretera, Marito García, fue quien lo inició en la pasión por los autos. Traverso lo acompañaba a las carreras cada vez que podía. Así su debut al Turismo Carretera fue consecuencia de que García se incorporó al equipo oficial de General Motors y le cedió su Torino Liebre 1 1/2 con el que estaba participando. Corrió su primera carrera el 31 de octubre de 1971 en la Vuelta de Pergamino, Él mismo expresó que más contento porque había ganado Coppello, su ídolo, que por haber debutado en turismo carretera.

El 29 de octubre de 1972, ganó su primera carrera: el premio SUPERNAFTA YPF disputado en el semipermanente de 25 de mayo. Cuando volvió a Ramallo lo esperaba una multitud y festejos que duraron tres días. Al año siguiente se incorporó al equipo oficial Ford, su compañero fue Héctor Luis Gradassi

En 1977 y 1978 fue campeón de Turismo Carretera. Posteriormente intentó dedicarse a los negocios instalando concesionarias de automóviles, pero pronto se dio cuenta que no era lo suyo estar detrás de un escritorio: volvió a las carreras dedicándose de lleno.

En 1979 y se fue a correr a Europa en la Fórmula 2. Sin dudas para él fue muy importante correr en Europa: con el paso de las carreras le fue perdiendo el respeto a los demás corredores, perfeccionó habilidades como correr en pista mojada y se introdujo en un nuevo mundo que le ofreció más oportunidades. 

Bernie Ecclestone le ofreció un contrato para correr la temporada de 1980 en la Fórmula Aurora y las 2 carreras en América de F1, pero en la Argentina su padre tenía problemas financieros y prefirió volver a acompañar a su padre en esa situación.

En 1983 volvió al TC y punteó los campeonatos de TC 2000. En 1985 se incorporó al equipo Renault de TC 2000 con un Renault 18 y en 1986, con Berta como preparador de los Renault oficiales, empezó una racha de sucesivas victorias y títulos en la categoría, obteniendo con el coupé Fuego, los campeonatos ’86, ’88, ’90, ’91, ’92 y ’93.

Asimismo, en 1988 Sevel organizó el 7º Desafío de los Valientes, una carrera en pista y en la tierra donde intervenían los mejores pilotos de pista y de rally. Todos con autos exactamente iguales: un Fiat Duna estándar, el mismo que el público podía adquirir en las concesionarias. “Ahí Traverso mostró que era superior ya que les ganó en la pista y en la tierra a los mejores: Guerra, Raies, Bescham, Reutemann”, aseguraron los legisladores. 

En 1993 fue a correr al Turismo Italiano con Guerra y se quedó con el subcampeonato. En 1994, con el apoyo de Peugeot, inició una etapa de desarrollo del Peugeot 405 para competir en TC 2000. Volvió al TC y a la victoria dentro de esa categoría con un Chevrolet, terminando sexto en el campeonato. En 1995 armó un equipo propio en TC 2000. Ganó los dos campeonatos más importantes del automovilismo argentino: el de TC y TC 2000. Ese mismo año recibió el Olimpia de Plata.

Ya en 1996 ganó el campeonato de TC. En 1997 fue ganador del campeonato de TC con comodidad y en TC 2000 sólo se adjudicó una carrera compitiendo contra equipos oficiales. En 1998 en TC, pasó a Ford y le devolvió protagonismo a la marca. 

En 1999 Campeón de Turismo Carretera con un Ford, hasta ahora último campeonato de la marca y en TC 2000 volvió a hacer una apuesta fuerte y se incorporó al equipo Mitsubishi para hacer un desarrollo desde cero. En Top Race volvió a ganar el campeonato y en cuanto al TC, a principios de año se prometió ganar el campeonato y lo logró.

“En el 2000 comunicó su retiro del TC, prometiendo volver cuando se hiciera más transparente el manejo de la categoría por parte de los dirigentes. Como consecuencia de esta decisión, el campeonato 2000 de TC empezó sin el campeón”, rememoraron los legisladores y precisaron que durante el año también participó en el campeonato de Endurance a bordo de un Toyota Corona diesel y en oportunidad de disputarse las 2000 millas de Buenos Aires, compartió el equipo con su hijo Juan Cruz, quien debutaría oficialmente en el automovilismo. 

A fin del 2000 la fundación KONEX le entregó el Premio KONEX de platino, un premio que tiene en cuenta la trayectoria de los últimos 10 años y que es decidido por un jurado integrado por deportistas y periodistas de dilatada trayectoria. En el 2002 vuelve al Turismo Carretera con un Chevrolet del equipo de los hermanos Urtubey.

El 2004 lo encuentra como en sus comienzos luchando por conseguir el Campeonato de Turismo Carretera con un Torino. En 2005 participó en dos categorías: el Turismo Carretera con un Torino y en el TRV6 representando los colores de River Plate con un Citroën C5. 

“En agosto del 2005 se recordará por siempre porque el Flaco deja el automovilismo, dijo basta después de 35 años de vigencia y éxitos”, sentenciaron.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password