Sesión en la Legislatura: modificaron el sistema de acarreo en la Ciudad

Los diputados porteños aprobaron con 52 votos a favor y dos abstenciones una ley que introduce una serie de modificaciones al Código de Tránsito y Transporte para disminuir los acarreos en el distrito.

Tal y cómo lo anunció parlamentario.com, la Legislatura de la Ciudad sancionó con 52 votos positivos, y dos abstenciones una ley que introduce una serie de modificaciones al Código de Tránsito y Transporte, a fin de disminuir los acarreos que se producen dentro de todo el distrito capitalino.

El texto de autoría del legislador de Republicanos Unidos (RU) Roberto García Moritán  limita los motivos por los que se puede acarrear un vehículo, reservando los supuestos de acarreo de vehículos sólo para aquellos casos en los resulta una medida imprescindible para el control y regulación del tránsito y la circulación, alineando el interés de los operadores con la seguridad vial y lograr, de esa manera, que el acarreo no se convierta en regla.

Por lo que se eliminaron los acarreos cuando un vehículo está estacionado en doble fila (mientras sea de forma transitoria), estén ubicados en un mismo lugar durante más de 48 horas de forma ininterrumpida, estén en entradas de locales de espectáculos públicos o salas velatorias, se haya vencido el tiempo abonado de estacionamiento medido o no se haya abonado ese tarifado, entre otros puntos. No obstante, esto no impedirá que el infractor deba abonar la multa correspondiente.

Cabe señalar que el diputado de Consenso Federal (CF) Eugenio Casielles había presentado con anterioridad un proyecto de ley en este mismo sentido, por lo que a la hora del debate el mismo fue incorporado.

El encargado de abrir el debate en el recinto fue el presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte y diputado de Vamos Juntos (VJ), Matías López, quien explicó que se eliminan como causales “la permanencia de los vehículos en las zonas tarifadas por fuera del horario del tiempo abonado, el acarreo de motovehiculos y vehículos pesados, el depósito de vehículos y la detención en doble fila”.

“Así este proyecto se alinea con las últimas medidas de regulación del tránsito implementada por la Ciudad de Buenos Aires en términos de contratación del servicio de acarreo a través de grúas”, aseveró.

Por su parte García Moritán (RU) argumentó que “es un proyecto simple, con resultados concretos, que busca hacerle la vida más fácil a la gente” e informó que “con esta nueva ley eliminamos el acarreo en casos exceso de tiempo o no pago de estacionamiento tarifado o entrada a locales de espectáculos públicos, entre otros ejemplos. Queremos que el acarreo sea la excepción, no la regla. Por eso, buscamos que este ocurra solo en casos de obstrucción de circulación”.

“Proponemos mejorar un sistema que perdió el sentido para el que fue creado. El estado tiene que ser un aliado del porteño y los límites ayudan a evitar abusos. La razón de ser de que existan las grúas tiene que ser exclusivamente para garantizar un ordenamiento del espacio público y facilitar la convivencia en la Ciudad”, detalló.

Mientras que la oficialista Marina Kienast (RU) opinó que “lo que proponemos es tan sencillo como proteger al máximo la propiedad privada, siempre y cuando no interfiera con los derechos del resto, y que el acarreo sólo funcione cuando el vehículo está poniendo en riesgo la seguridad o el orden público. Queremos un sistema que funcione, hoy por cualquier infracción el ciudadano se ve obligado no sólo a abonar la multa correspondiente, sino también el acarreo”.

Por su lado la peronista Claudia Neira (FdT) remarcó que “el Gobierno de (Horacio Rodríguez) Larreta, y antes el de (Mauricio) Macri, han generado un sistema de recaudación con el acarreo de automóviles que en realidad trastoca el sentido del sistema” y consideró que “cuando uno observa, por ejemplo, que se llevan los autos más cercanos a las playas de acarreo, aunque no estorben el tránsito, y dejan durante horas un auto impidiendo la salida en un garage u obstruyendo una rampa, queda en evidencia que se ha desnaturalizado totalmente un sistema que debiera tener como objetivo el ordenamiento del tránsito y del espacio público”.

“Por ello la norma propuesta es lo que hoy en los hechos debiera hacer el Ejecutivo de la Ciudad con  más sentido común y menos ansias recaudatorias”, concluyó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password