Murió Hebe de Bonafini

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo falleció este domingo 20 de noviembre a los 93 años de edad. Fuerte repercusión política de su desaparición física.

Referente indiscutible de los derechos humanos, centro de polémicas motu proprio a partir de posturas extremas que fue adoptando con el correr de los años, la figura de Hebe Pastor de Bonafini sin lugar a dudas quedará en la historia. Este domingo pasó a la inmortalidad y fue reivindicada sobre todo por el oficialismo, con el que se alineó fuertemente durante los últimos años.

La titular de Madres de Plaza de Mayo había estado internada recientemente en el Hospital Italiano de La Plata, pero había sido dada de alta el pasado 13 de octubre.

De hecho, la primera en hacerse eco y difundir la noticia fue la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, quien a través de su cuenta de Twitter expresó: “Queridísima Hebe, Madre de Plaza de Mayo, símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos, orgullo de la Argentina. Dios te llamó el día de la Soberanía Nacional… no debe ser casualidad. Simplemente gracias y hasta siempre”.

También la despidió la titular de la Cámara baja, Cecilia Moreau. “Hasta siempre Hebe, descansá, te prometemos que no vamos a aflojar”, fue el mensaje de la diputada nacional del Frente de Todos.

Promediando la mañana de este domingo nublado, Alejandra Bonafini, hija de la titular de Madres, confirmó la noticia a través del siguiente comunicado:

“Con mucho dolor informamos que hoy a las 9.20 falleció Hebe de Bonafini. Agradecemos enormemente las demostraciones de amor, acompañamiento y preocupación que en estos días de internación en el Hospital Italiano de la ciudad de La Plata, como en toda su trayectoria militante, ha recibido mi madre.

“Son momentos muy difíciles y de profunda tristeza y comprendemos el amor del pueblo por Hebe, pero en este momento como familia tenemos la necesidad de llorar a la Madre de Plaza de Mayo, a Hebe, en intimidad, por lo que iremos informando a partir de mañana cuáles serán los espacios para los homenajes y recordatorios.

Desde ya no hay palabras que signifiquen realmente mi profundo agradecimiento para con el equipo de salud médico que durante tantos años la asistieron y cuidaron como, así también, al equipo médico, de enfermería, auxiliares y directivos del Hospital Italiano de La Plata, que durante los días de internación estuvieron al lado de mi madre cuidándola con mucho amor y respeto. ¡La seguiremos encontrando a Hebe en la Plaza y en las luchas de pueblo!”.

Tres días de duelo nacional

“Duelo y pesar por el fallecimiento de Hebe de Bonafini”, tituló Presidencia de la Nación a través de un comunicado en el que despidió “con profundo dolor y respeto a Hebe de Bona fi ni, Madre de Plaza de Mayo y luchadora incansable por los derechos humanos”. Y agregó: “El Gobierno y el pueblo argentino reconocemos en ella un símbolo internacional de la búsqueda de memoria, verdad y justicia por los treinta mil desaparecidos. Como fundadora de Madres de Plaza de Mayo puso luz en medio de la oscura noche de la dictadura militar y sembró el camino para la recuperación de la democracia hace cuarenta años atrás”.

“Por todo esto, el Gobierno decreta tres días de duelo nacional y rinde homenaje a Hebe, su memoria y su lucha que estarán siempre presentes como guía en los momentos difíciles”, cerró el comunicado de presidencia de la Nación.

Precisamente esa decisión oficial mereció la condena del diputado nacional José Luis Espert, que le dedicó un tuit lapidario.

Repercusiones

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, para el diputado Hugo Yasky, Hebe de Bonafini “significó la derrota cultural de los genocidas”, según expresó a través de radio Rivadavia.

Desde la izquierda, la diputada nacional Myriam Bregman señaló: “Nuestra generación comenzó a militar marchando con Hebe al grito de ¡Ni un paso atrás!Nos acompañó firmemente en el proceso de ocupación de fábricas y puesta en producción. Más allá de las diferencias de los últimos años, eso no se olvida más. Hasta siempre, Hebe”.

Referente de los derechos humanos e hija de desaparecidos, la diputada porteña Victoria Montenegro dijo: “Hasta la victoria siempre queridisima Hebe. Tu fuerza y ejemplo se quedan para siempre con nosotros”.

También desde la Legislatura porteña, Juan Manuel Valdés dijo que “una luchadora eterna como Hebe vivirá siempre. Gracias por enseñarnos a defender lo que es nuestro”.

A su vez, el diputado Leandro Santoro señaló: “La lucha como consigna. La vida como testimonio. El pañuelo como bandera. Hasta siempre Hebe”.

La diputada nacional santacruceña Paola Vessvessian saludó “hasta siempre” a quien definió como una luchadora. https://twitter.com/paolavessvess/status/1594336148863782912?s=20&t=15-lKP7yrvI6544btJ3wcw

Por su parte, la diputada porteña Claudia Neira escribió en sus redes sociales: “Hoy falleció Hebe. Gracias a esa lucha incansable y perseverante de la que fue parte y motor, hoy nuestro país es modelo en el mundo de memoria, verdad y justicia. La historia va a recordar su valentía”.

Su par Magdalena Tiesso tuiteó: “Gracias, Hebe. Puedo imaginarte abrazando a tus hijos. Hasta siempre, compañera. Te vamos a extrañar”.

“Hoy es un día de profundo dolor en la Argentina y en el mundo”, expresó por su lado el Partido Solidario que preside el diputado nacional Carlos Heller. “Nos toca despedir a Hebe, incansable luchadora, símbolo de la defensa internacional de los derechos humanos, síntesis de la convicción y de la fuerza de un pueblo que rescató a la democracia de la noche oscura de la última dictadura cívico–militar. No es posible pensar la historia argentina reciente sin su figura”, señaló el Partido Solidario, para el que “se fue alguien que se queda. Alguien cuyo nombre ya está grabado en la memoria y en la sensibilidad de todo el pueblo argentino”, y la despide con un “hasta siempre Hebe querida”.

Previsiblemente, también hubo voces críticas hacia Bonafini. Como la de la diputada nacional Victoria Villarruel, quien sostuvo que ella “hizo del odio su bandera y del rencor su forma de vida. Dios la perdone, nosotros no podemos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password