Senadores modifican la ley que establece el procedimiento de adopción

La modificación operada a la ley 14528, la ley bonaerense de adopción, quita obstáculos, repara en cuestiones de educación y otorga más derechos.

El Senado bonaerense aprobó por unanimidad un proyecto de ley, que ahora deberán considerar los diputados, que modifica la vigente Ley de Adopción con la intención de agilizar y mejorar en varios aspectos el proceso de adopción, colocando nuevamente a la vanguardia la normativa provincial.

“Tenemos que ser sensibles a los cambios necesarios para mejorar el proceso de adopción. Cada día que a partir de hoy se gana puede significar que un niño en situación de abandono acceda a tener la familia a la que tiene derecho”, señaló senador del FdT Marcelo Feliú, autor de la iniciativa.

La Ley 14.528, de la que Feliú también, siendo diputado, fue uno de los impulsores, fue sancionada hace ya una década, y las reformas que el Senado bonaerense ha aprobado buscan la unificación de plazos con la legislación nacional, acortando algún plazo del procedimiento de adopción, procurando agilizar los dictámenes, dentro del debido resguardo del “Interés Superior del Niño”.

Los trámites de adopción incluyen una serie de pasos burocráticos que hacen que sea un proceso complejo, en el que los más afectados son los niños, niñas y adolescentes que esperan que se resuelva su situación, ante su situación de vulnerabilidad.

En la reforma se garantiza también el patrocinio gratuito y se reafirma el principio que rige la ley del “Interés Superior del Niño”, dando participación a los niños, niñas y adolescentes en los procesos de declaración de adoptabilidad y adopción, a la vez que se les brinda la asistencia de un letrado especializado en niñez y adolescencia.

Al respecto, Marcelo Feliú explicó que “hay un imaginario social que aún entiende a la adopción como un derecho de los adultos cuando en realidad es un derecho de los niños y niñas que no pueden ser asumidos por sus familias de origen a tener una familia”.

Las modificaciones incluyen más derechos para niños, niñas y adolescentes en el proceso adoptivo, resaltan el rol preponderante de los servicios locales de promoción y protección de derechos, incorporan la posibilidad del dictado de otras figuras sustitutivas a las medida de abrigo ante situaciones de alta vulnerabilidad y cuando no se encuentran reunidas las condiciones de adoptabilidad, además de profundizar la necesidad de capacitación a todas las partes intervinientes, en especial de los pretensos adoptantes, para derribar mitos que obstaculizan la decisión de inscribirse para adoptar.

Un aspecto particularmente difícil de resolver en los procesos de adopción es la generación de condiciones adecuadas para el desarrollo del vínculo entre adoptantes y adoptados.

En ese sentido, la reforma a la ley introduce como concepto novedoso para el sistema bonaerense el otorgamiento de licencias especiales en el sector público para los adoptantes, tanto para las guardas pre adoptivas como para la adopción y las tramitaciones administrativas.

Se aspira, con esta licencia, a obtener el espacio y el tiempo necesarios para desarrollar los vínculos familiares. A su vez, la modificación de la ley de adopción sugiere que en los respectivos convenios colectivos de trabajo se adopte igual postura en relación a las licencias especiales.

El senador Feliú destacó el trabajo de fondo que tuvo la iniciativa, que “fue el resultado de un trabajo colectivo de todos los espacios políticos del Senado, a lo que se sumaron las voces de Ong vinculadas al tema, funcionarios del Registro de Adoptantes de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, aportes de magistrados del fuero de familia y profesionales que trabajan en los servicios locales de protección y promoción de derechos de niños, niñas y adolescentes”.

En ese sentido, Feliú destacó y agradeció el gran trabajo de todos los espacios políticos, y de los profesionales, referentes y expertos en la materia.

“Frente a la necesidad y la demanda de modificaciones para agilizar y mejorar la ley primó el diálogo y el interés común por sobre los intereses personales o partidarios. La voluntad de acuerdo y el trabajo de muchos permitieron este avance en el proceso de adopción en la provincia de Buenos Aires” cerró.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password