El FdT pide la expulsión de Ritondo de la Cámara de Diputados

El proyecto fue presentado por Mara Brawer y acompañado por más de 20 diputados oficialistas, ante los gestos “obscenos y degradantes de violencia machista y los dichos xenófobos e insultos” del legislador en la sesión de este jueves.

Tras la polémica que tuvo lugar en el recinto de la Cámara de Diputados en la sesión de este jueves -que terminó siendo levantada por falta de quórum- los diputados del Frente de Todos presentaron un proyecto solicitando la expulsión de la Cámara del titular del bloque Pro, Cristian Ritondo, por los “gestos obscenos y degradantes de violencia machista y los dichos xenófobos e insulto”.

La iniciativa fue presentada por la legisladora Mara Brawer y acompañada por más de 20 compañeros de bancada, en la que apela al artículo 66 de la Constitución Nacional para argumentar su pedido.

“Expulsar, en los términos del artículo 66 de la Constitución Nacional, al diputado Cristian Ritondo, por la causal de inhibiciones moral sobreviniente, en razón de haber incurrido en actos que implican una violación a la Constitucional nacional (artículos 16.36,37 y 67, a la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra la Mujer ‘Convención de Belém d Pará’, y a la Ley N° 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en los que desarrollan sus relaciones interpersonales”, solicitaron y agregaron: “En virtud de las manifestaciones violentas y degradantes que realizó en el transcurso de la sesión especial del 1 de diciembre”.

Además, manifestaron que el diputado “despreció los principios y valores de nuestra Constitución, los valores democráticos y respetuosos que Gian la relación con nuestros pueblos hermanos, la búsqueda de la igualdad entre los géneros y el respeto por los derechos políticos de las mujeres de nuestro país”.

“Por los insultos proferidos a los gritos y de forma desencajada, por su actitud prepotente para intimidarla e impedirle llevar adelante su función como presidenta del cuerpo, por el obsceno gesto que realizó antes de retirarse del recinto, en clara apología de la violencia sexual”, enumeraron y lo describieron como una conducta “reprochable” dentro de la Cámara durante la sesión que “se enmarca en la causal de violencia política con marcados componentes misóginos y discriminatorios”.

En ese sentido, remarcaron que Ritondo “ha sobrepasado los límites de lo comprensible y aceptable” en el Congreso “teniendo en cuenta su envestidura y en especial, su rol de conductor de una fuerza política que representa a gran parte de los ciudadanos argentinos”.

En otro párrafo, explicaron la significación del gesto que realizó el diputado del Pro que “reviste en el marco de una cultura patriarcal”. “El dedo índice atravesando un círculo formado por los dedos pulgar e índice responde gestualmente a la simulación de la penetración, expresión que en nuestra cultura tiene una significación clara y compartida: da cuenta de la superioridad de una persona sobre otra imponiendo su deseo sexual de manera intimidante y abusiva”.

“Un mensaje amenazante de violación que, si lo traducimos en palabras, quiere decir ‘te ganamos, no pudiste evitar que te penetremos a la fuerza’. Si lo traducimos a lenguaje de barrio, está diciendo con claridad ‘te reventamos’, ‘te cogimos’. Así de violento y misógino como suena”, compararon.

En ese sentido, consideraron que ese gesto “es digna de un varón violento más que de un representante del pueblo. Es digna de una patota más que de un cuerpo parlamentario elegido por el voto popular. Es la violencia machista en todo el esplendor”.

También repudiaron el término “venezolana” que Ritondo utilizó “en forma de insulto” para interrumpir el discurso de la entrerriana Blanca Osuna. “Esta expresión hace visible el racismo de una autoridad de bloque, que contribuye a la construcción de prácticas discriminatorias y estereotipos sobre una nación hermana”, denunciaron y añadieron: “La discriminación, racismo y xenofobia con la que se expresa el diputado perpetúa la matriz de desigualdad”.

“Al gritar, insultar, interrumpir, amenazar, hostigar y proferir gestos humillantes tanto a la Presidencia del cuerpo como a las legisladoras y legisladores reuniones para celebrar la sesión, Ritondo trasgrede deliberadamente la vigencia de principios constitucionales como la previsión del artículo 37 de la Constitución Nacional, que refiere a la garantía del pleno ejercicio de los derechos políticos”, plantearon.

Además, remarcaron que “esto se agrava aún más al ser él mismo presidente de bloque, un cargo que debería disuadirlo de brindar estos espectáculos tan lamentables”, y preguntaron: “Los 50 legisladores del Pro en esta Cámara ‘¿se sienten representados por este comportamiento violento? ¿no van a repudiar sus agresiones?”.

“La violencia política puede ocurrir en cualquier espacio de la vida pública y privada, tales como instituciones estatales, recintos de votación, partidos políticos, organizaciones sociales, asociaciones sindicales, medios de comunicación, entre otros. Es especialmente grave cuando ocurre en espacios tan trascendentes para la vida democrática como lo es el Congreso Nacional y cuando los hechos ocurren a la vista de todos los presentes y quedan registrados para su posteridad, tal como sucedió con el diputado Ritondo”, fundamentaron.

Y cerraron: “Hay sobradas pruebas para incurrir en el comportamiento ofensivo y violento del diputado. Por ello consideramos oportuno y prioritario que la Cámara de Diputados arbitre las instancias institucionales reglamentarias para revolver el apartamiento de este cuerpo del diputado Ritondo, para no dejar impunes este tipo de conductas que afectan gravemente el Poder Legislativo y a la democracia”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password