La coyuntura vitivinícola en el Foro de Bodegas de Argentina 

La cámara de la industria del vino de la República Argentina llevó a cabo el Primer Foro Anual con un debate sobre el presente de la industria y que se vislumbra para el 2023.

Bodegas de Argentina, la mayor cámara del vino del país, organizó su Foro Anual Vitivinícola. El encuentro reunió a personalidades de la política, el mundo empresario vitivinícola, periodistas y oradores locales y extranjeros, para debatir la coyuntura actual y el futuro de la vitivinicultura en el ámbito internacional, nacional y regional. 

La apertura estuvo a cargo de Patricia Ortiz, presidenta de Bodegas de Argentina, el ministro de Economía y Energía de Mendoza, Enrique Vaquié y Martín Hinojosa, presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura. 

La mañana del encuentro, se inició con un Panel Federal de Desarrollo Vitivinícola en diferentes regiones del país. Integrado por los ministros de la Producción de las provincias, describieron muy bien la situación por la que atraviesa la producción primaria, daños por heladas, acceso al crédito, disponibilidad de agua para riego e incluso, compatibilidad con otras actividades productivas en cada región. 

Con relación a las heladas, los ministros de le producción respectivos de cada provincia estiman pérdidas del 70% en Río Negro, 50% en Neuquén, 50% en Salta, y un tercio de los productores de uva en Mendoza, declararon estar afectados por el siniestro. 

Respecto de los pequeños productores fue un tema también relevante donde se mencionó la importancia de su integración dentro de toda la cadena vitivinícola. 

El Ministro de Producción de Río Negro, Carlos Banacloy expresó: “El Foro Vitivinícola 2022 nos permitió recuperar un punto de encuentro donde la industria, la producción, el sector privado, junto al sector público, académico y las instituciones, vuelven a tener ese espacio de discusión de las políticas públicas, del camino que la vitivinicultura en nuestro país, y en cómo debemos seguir trabajando para posicionar nuestra industria, nuestros productos en el mundo y en los principales mercados, pero no dejando de mirar uno de los mercados más importantes que tiene nuestra actividad que es el mercado interno. Entender qué le pasa al consumidor, las tendencias, saber si realmente la oferta que estamos llevando es lo que está esperando el consumidor de nosotros y ese espacio lo genera este Foro. El panel federal donde participó Mendoza, San Juan, Salta, Neuquén, Río Negro, La Pampa, hace que tengamos una mirada más integral de las políticas públicas y poder unificar mejor el criterio para poder acompañar al sector privado”. 

El ministro de Producción de Neuquén, Facundo López Raggi por su parte dijo: “Ha sido un placer para mí compartir el Foro teniendo la posibilidad de integrar el panel con otros ministros y autoridades de gobiernos provinciales, donde compartimos la realidad, mirada y visión del sector. Neuquén es hoy la sexta provincia a nivel nacional con 1.768 hectáreas, con un potencial enorme sin restricciones de agua, tierras disponibles y el clima propicio para actividades orgánicas por sus características. Además, hemos gestionado y tenemos el emblema nacional marca Patagonia, disponible para que las producciones de la zona tengan la marca tan ponderada por los consumidores extranjeros. Fue muy interesante escuchar al resto de las provincias y seguir los temas que están trabajando que son parte de nuestra realidad y del futuro. Creo que el panel político fue muy importante, planteándose temas vinculados al sector con el tema de alcohol cero en particular y las charlas técnicas muestran cuestiones que tenemos que incentivar, y proponer porque el sector privado de las cámaras de Neuquén Río Negro es un sector muy pujante y está en línea con la estrategia a nivel país y en general. Vemos en este recorrido en Mendoza efectivamente como han desarrollado el enoturismo y que tenemos pendiente desarrollar allá y mucho para aprender”. 

En el segundo panel, “El Vino más allá del 2023”, se compartieron visiones de coyuntura, mediano y largo plazo junto a Martín Hinojosa, presidente del INV, Senador Nacional por Mendoza, Alfredo Cornejo, el ex gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, el Diputado Nacional por Mendoza, Omar De Marchi, el ex diputado por Mendoza Luis Petri y el ex secretario de Agricultura Familiar de la Nación, Santiago Hardie. 

“Fue un gusto poder participar activamente del Foro de Bodegas de Argentina ya que mantener el diálogo permanente con el sector es fundamental como lo es en este caso, con la entidad. Se ha trabajado mucho conjuntamente ya que, si no hay contacto, si los bodegueros no comentan qué están viendo y los productores no informan cuál es la situación, se toman decisiones aisladas y erróneas, expresó Martín Hinojosa, presidente del INV. Con relación a las heladas agregó, además: Tenemos que ver cómo afrontaremos la situación el año que viene, teniendo en cuenta el nivel y grado de impacto. Para ello, necesitamos datos oficiales de las provincias, que nos permitan medir la gravedad del daño. No nos podemos quedar con los datos que nos transmiten los productores. Tenemos que ser profesionales porque contamos con las instituciones para hacerlo. Para tomar decisiones, tenemos que ser serios”. 

El próximo año será muy desafiante para el sector, tanto por cuestiones de tipo macro como por situaciones particulares de la vitivinicultura. Las heladas afectaron a todas las regiones del país y tendrán su correlato en la producción 2023. La cosecha será inferior al promedio de los últimos años, con el consiguiente impacto en los stocks y los precios de la materia prima. A ello se suma la falta de dólares para importación, costos en alza que duplican la variación del tipo de cambio, lo que resta competitividad a los vinos argentinos en el mundo. Eliminación de retenciones, acuerdos de libre comercio y fondos para la promoción de la marca país en el mundo, completan las necesidades del sector en el aspecto internacional. Por su parte, los incrementos generalizados de costos, hacen insostenibles los acuerdos de precios propuestos para el mercado local. 

Los gobiernos, nacional y provinciales, tienen pleno conocimiento que, a los problemas existentes dentro de la macroeconomía, se le suman los de la propia industria. 

También se sumó al debate la ley de tolerancia cero. Hubo coincidencia en que una ley de alcohol 0 no resuelve los problemas de accidentes graves. Son necesarias otras acciones como la educación, el control y sanciones severas. 

Alfredo Cornejo, diputado por Mendoza por su parte comentó: “Es muy interesante el Foro porque Bodegas de Argentina, está haciendo un buen trabajo de liderar acerca de los principales problemas de la industria, pero enmarcarlos a los problemas del país y fundamentalmente buscar caminos de solución para los mismos” 

“Pese a todas las dificultades que viene acarreando Argentina en los últimos años, es totalmente meritorio que el sector se siga manteniendo de pie”, expresó Santiago Hardie, exsecretario de Agricultura Familiar de la Nación y continuó Hardie: “La vitivinicultura argentina es un Fórmula 1 con sus productores, elaboradores y empresarios, hay que trabajar desde lo público y con el sector en temas de competitividad, desburocratización y apertura de Mercados. El capital humano del sector está preparado, solo necesita una pista segura para poder acelerar”. 

“Tuvimos contundentes exposiciones desde lo productivo, político, la situación del agua y desafíos que tenemos por delante en turismo y comercialización, esperamos que hayan sido de utilidad en momentos complejos, y sirvan para que las bodegas puedan planificar con más herramientas el próximo 2023”, expresó Patricia Ortiz, presidenta de Bodegas de Argentina. 

El capítulo de análisis de la economía y política estuvo a cargo de Carlos Melconian y un panel al que se sumaron Carla Martín Bonito, directora ejecutiva de COPAL, y Diego Coatz, director ejecutivo de la UIA. 

Melconian presentó una hoja de ruta para transitar el 2023 pensando en el 2024. Secuencia, flexibilidad y acuerdos políticos. Hizo una síntesis del pasado inmediato y detalló el esquema utilizado para contener la crisis. En lo político se refirió a los tiempos de candidaturas del próximo año, próximos pasos y elección general. Colocó a la inflación como protagonista, detalló las razones que la impulsaron y el impacto que tendrá en todo lo que suceda en materia política y económica. Finalmente, para el 2024, puso énfasis en profundizar en un buen diagnóstico, los equipos de trabajo, los programas, los tiempos de implementación y tender puentes con la política. Un programa capitalista, occidental y progresista, con acuerdos que den certidumbre de largo plazo. 

Diego Coatz expresó: “Hay que administrar esta transición donde la actividad se va a ralentizar sobre todo con el acceso a insumos y que esto no genere mayores problemas en la producción y sobre todo en el sector exportador como es el del vino. Estamos en una coyuntura compleja que nos lleva más del 95% de la cotidianeidad pero que esto nos saque del punto de vista estratégico, con toda la agenda de sustentabilidad, producción global y atención a los mercados como China y USA donde están las mega tendencias. La industria argentina tiene una gran oportunidad y no debe perder perspectiva para que no se pase de nuevo el tren. La macro es condición necesaria, hay que administrar esta escasez de dólares y no perder de vista los grandes temas que hacen a la política productiva, nacional, al desarrollo de marca, entre otros.” 

Por la tarde, el espacio fue diagramado en módulos técnicos específicos con la participación de reconocidos oradores locales y del exterior en temáticas sobre sustentabilidad, enoturismo, capital humano y tendencias en formatos de comercialización internacional y mercado doméstico. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password