CFK reapareció públicamente con un mensaje sobre su candidatura: “Ni renunciamiento ni autoexclusión, acá hay proscripción”

La titular del Senado lanzó fuertes críticas hacia el Poder Judicial y denunció que armaron “un juicio con una precisión y con una cronología electoral francamente casi quirúrgica”, y pidió a los argentinos que “hay que despabilarse”. También cuestionó a la Ciudad por el conflicto de la coparticipación.

Tras haber cursado Covid, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, cerró el año con una reaparición pública a tres semanas de haber sido condenada a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, en el juicio por la causa Vialidad, y en medio de la puja entre Nación y la Ciudad de Buenos Aires por el fallo de la Corte Suprema por la coparticipación.

Al respecto, y como era de suponer, la abogada volvió a apuntar contra el Poder Judicial por la condena y aclaró que su decisión de no ser candidata en 2023 no es “ni renunciamiento ni autoexclusión, es proscripción”, y denunció que el juicio fue armado “con una precisión y con una cronología electoral casi quirúrgica”, al tiempo que les pidió a los argentinos que se “despabilen”.

Por otro lado, apuntó contra la oposición, puntualmente hacia la figura del jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por el conflicto de la coparticipación: “Un país en función concéntrica”.

La titular del Senado fue la principal oradora del acto que se realizó este martes en el marco de la inauguración el polideportivo Diego Armando Maradona en Villa Corina, Avellaneda, en el que estuvo acompañada en el escenario por el intendente Jorge Ferraresi y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Bajo el cántico de “si la tocan a Cristina que quilombo se va a armar” y ante un fuerte aplauso, la abogada comenzó su discurso a las 19.45 agradeciendo a los presentes y diciéndoles: “Yo también los quiero mucho”.

El recuerdo de Néstor y los 12 años de gestión

CFK arrancó su disertación un poco nostálgica al recordar las “intendencias, en el sur allá en Rio gallegos cuando Néstor se lanzó a hacer playones deportivos y gimnasios por toda la ciudad porque, acá los pibes pueden jugar en un potrero al aire libre, en un descampado, en un baldío como hay tantos en la provincia, pero en el sur con el frío y el viento. La verdad que la experiencia deportiva necesita en serio de mucha infraestructura en el sur y Néstor cuando era intendente hizo muchos playones deportivos y gimnasios”.

“Escucharlo también a Axel hacer colegios, alcaldías, hospitales, también me recordó aquella experiencia maravillosa que fueron las tres gestiones como gobernador de Néstor. Yo escuchaba y parecía como que retrocedía en el tiempo y escuchaba esa voz, esa esperanza, ese sueño que llegó a donde, yo sinceramente, nunca pensé. A mi me parecía que con la gobernación habíamos coronado la militancia política, la verdad que lo que vino después, la presidencia, la transformación, esos 12 años y medio que transformaron el país y lo desendeudaron…”, rememoró y se sinceró: “Me hicieron sentir un poco de nostalgia entre ambos”.

La causa “Vialidad” y la no candidatura

En otro tramo de su discurso, apuntó contra los medios: “Hoy venía para acá y venía algunos videograph en los canales o en los diarios ‘es el primer discurso de CFK después de su renunciamiento’… bueno, vamos a hablar clarito. Soy peruca y hablamos clarito”, lo que despertó aplausos y el pedido de los militantes: “Cristina presidenta”. En ese momento, interrumpió con un pedido: “No canten eso. No era eso, no, no. Escúchenme, no sean malos”.

“A lo que voy es a lo siguiente. Desde un lado empezaron a hablar del renunciamiento, después en otros lados empezaron a hablar de la autoexclusión. El único renunciamiento que tuvo el peronismo fue el de Eva Perón. Y tampoco hay autoexclusión”, aclaró y remarcó: “Vamos a hablar clarito: hay proscripción”.

En ese sentido, explicó: “El día que yo hablé no estaba enojada, no es que en el fervor de un discurso dije algo…no, no, no. Fue algo meditado”, y tiró: “No soy una persona… pese a que no sé por qué razón siempre me han… debe ser porque soy mujer ¿no? las mujeres siempre somos las locas ¿no? Los hombres pueden decir cualquier cosa, cualquier barbaridad o decir un día una cosa, y al otro día otra cosa, y pasado mañana tal vez otra. Pero a ellos todo se les disculpa, a nosotras todo se nos tergiversa, confunde, agranda, y mienten”.

Ni renunciamiento ni autoexclusión, proscripción porque ese procedimiento, esa estrategia de proscripción no es nueva. Creo que la comenzaron a pergeñar el día siguiente al 9 de diciembre que nos despedimos en la Plaza y empezamos a cantar ‘Volveremos'”. Ese día empezaron a pensar en la proscripción”, afirmó la vicepresidenta.

Y relató: “Lo primero que hicieron fue armar un juicio con denuncias, pero con una precisión y con una cronología electoral francamente casi quirúrgica”. En clave electoral, contó: “No sé si se acuerdan, que ‘luego de un juicio armado’ (Julián) Ercolini era el juez, de 3 años decidieron que el juicio oral en el que me iban a sentar en el banquillo de los acusados era el 21 de mayo del 2019, planificaron sentarme en el banquillo de los acusados. 15 días exactos antes de que cerraran los plazos electorales para armar los frentes electorales en donde se disputaría una vez más la presidencia de la Nación”.

“Nadie se acuerda de eso porque yo, tres días antes, desarticulé esa maniobra francamente prescriptiva cuando anunciaba que íbamos a ir a un frente electoral con quien hoy es presidente de la República. Simplemente por eso, era una clara maniobra prescriptiva”, manifestó.

Y continuó: “Luego siguió el juicio, que podría haber terminado en un año, pero lo estiraron, lo estiraron para que llegara el próximo turno electoral y el 9 de marzo van a ‘leer los fundamentos de la proscripción’”, y lo comparó con el 9 de marzo de 1956 día en el que se publicó en el Boletín Oficial el decreto con el cual se prohibía decir las palabras Perón, Evita y se prohibía cantar la marcha peronista. “Este es el tema de la proscripción”, insistió.

“La proscripción es un acto de disciplinamiento hacia el conjunto de la dirigencia política argentina para que nadie se vuelva a animar a tanto”, denunció CFK y enumeró: “Para que nadie se vuelva a animar a recuperar las FJP o YPF o sancionar la Ley de Medios o mejorar la distribución del ingreso de modo tal que los trabajadores participen del 50% del PBI y que tengan el mejor salario, o que la educación tenga el 6% del PBI o desendeudar al país y decirle al FMI ‘chau no te necesitamos más, las políticas económicas las decidimos acá los argentinos, en la Casa Rosada y en el Parlamento’”.

“Y un efecto disciplinador y vaya si lo logran…”, remarcó. En esa línea, recordó que en diciembre del 2020 “donde después de la pandemia Sergio (Massa), que en ese entonces era presidente de la Cámara, decía que íbamos a crecer y yo dije que íbamos a crecer, pero que era importante que ese crecimiento no se lo quedaran tres vivos, que era necesario redistribuir y alinear tarifas, precios, salarios, jubilaciones. Y que esto implicaba, porque, cuando uno decide mejorar la distribución de ingreso en el país, afecta intereses y por lo tanto genera resistencias, molestias y represalias también”.

En ese contexto, reflexionó que “el miedo es un gran disciplinador de la dirigencia política y un gran frustrador de las sociedades. El miedo no construye nada, el miedo pulveriza el poder popular, y tiende a desnaturalizar la política y hace que aparezca la insatisfacción democrática y la política termina siendo algo que a la gente no le gusta, que no le soluciona la vida porque no le soluciona los problemas. Que cuartada maravillosa”, y subrayó: “Eso es lo que nos está pasando en la Argentina”.

Coparticipación: “La Corte hizo caso omiso de la ley”

Sin lugar a dudas, la funcionaria opinó sobre el tema de la coparticipación y el fallo de la Corte Suprema y preguntó: “¿Qué está pasando con la cuestión democrática en la Argentina?”, y respondió con munición pesada: “Mauricio Macri modificó con un decreto simple lo que le tocaba al Gobierno Nacional de coparticipación y le dio muchísimo a la Ciudad de Buenos Aires, la ciudad más rica de la Argentina. Lo que le quitó de esa porción que va a las provincias, se lo dio a la Ciudad”.

“Y después, esto que había sido discutido por todos los gobernadores, fue resuelto por un decreto del presidente Alberto Fernández, que no quedó solo en decreto simple, sino que hubo una ley del Congreso de la Nación que consagró esa nueva distribución del ingreso”, añadió.

Y apuntó: “Sin embargo, la Corte hizo caso omiso de la ley. Ahora se suspende una ley, una cosa insólita porque las leyes no pueden suspenderse, el único que puede hacerlo es el Congreso, el Poder Judicial puede declararla inconstitucional y no aplicarla, pero suspenderla es imposible”.

Consejo de la Magistratura: “Hay que despabilarse, argentinos y argentinas”

En esa línea, retomó la disputa por el lugar en el Consejo de la Magistratura y disparó: “También hicieron una incursión en el Poder Legislativo como resultado de las elecciones de los estamentos que conforman el Consejo de la Magistratura, no había sido del resultado que esperaban y por primera vez el peronismo orgánicamente colocaba un peronista en el estamento de los abogados, y salieron a modificar esa ecuación”.

“Hoy una jueza vuelve a ratificar que esto debe ser resuelto por el Congreso en el marco del derecho parlamentario, sin embargo ¿qué hicieron los ‘supremos’ a través de una acordada? modificaron la situación. Es de una anomalía”, expresó CFK, al tiempo que denunció: “​No estamos ante un hecho antijurídico, sino ajurídico es como que hubiera desaparecido el Estado de derecho, como si hubiese desaparecido el derecho”.

​Y siguió: “Créanme que este partido judicial influye sobre la calidad de vida de todos los ciudadanos”, por eso pidió a los argentinos que “hay que despabilarse”, porque “cuando te arrancan la cabeza con el celular, el cable, internet, es porque hubo un juez que dictó un amparo para que no sea servicio público. Lo mismo con las prepagas”.

“Estos mismos jueces permitieron que los dólares que necesitamos en las fábricas, se los den a los que quieren comprarse un Porsche o quieren importar 30 millones de dólares en toallas”, criticó y chicaneó: “Uno de los jueces que hizo esto fue el de Lago Escondido que, junto con exfuncionarios de inteligencia y del Gobierno de la Ciudad, con camaristas, con los directivos del Grupo Clarín que hoy comanda este estado paralelo que tiene la Argentina, es la que está definiendo un poco la calidad de vida de los argentinos”.

Mensaje al peronismo: “Saquen su bastón de mariscal”

La titular de la Cámara alta aclaró: “Yo no me voy a someter a la fuerza política nuestra a llevar de candidata a alguien que le dijeran ‘está condenada’ y de esa manera ser funcional lo de ellos que quieren, no es contra mí, es contra el peronismo”, y volvió a apuntar contra Rodríguez Larreta: “Y lo vemos en esta decisión de la coparticipación donde le van a dar para la campaña electoral al jefe de gobierno de la Ciudad le van a incrementar lo que tiene en 6 presupuestos de la localidad de Avellaneda”.

“Lo que se gasta en plantas, y adornos en la Ciudad, es un presupuesto de 1 año de Quilmes. Cuando alguien va a la Ciudad dicen ‘guau, ¡qué gestión papá!’ En la Ciudad tienen todo, taxis, subtes, bondis. Un país en función concéntrica”, cuestionó e insistió: “Advirtamos esto. Cada militante tiene su bastón de mariscal en la mochila: sáquenlo, sáquenlo, sáquenlo. Y no pidan permiso a nadie para sacarlo. En todo caso, si se equivocan, pidan perdón. Pero permiso, no le pidan permiso a nadie”.

CFK contra Milman

Antes de cuestionar al diputado del Pro Gerardo Milman involucrado en el atentado contra su persona y de sembrar sospechas sobre su lista de colaboradoras, a las que la vicepresidenta llamó “señoritas”, recordó el ejemplo del diputado kirchnerista Juan Emilio Ameri, expulsado de la Cámara baja tras ser captado en plena sesión virtual “chupando una teta”, en palabras de CFK.

​Además, defendió al exministro de Planificación: “Han desaforado a algún diputado también, como De Vido, dos años preso por una causa que después se descubrió que el perito era trucho y el informe por el cual lo llevaron preso también”.

​“Hay una patente de corso y de impunidad para todo aquel que no sea peronista. Y todo aquel que, si lo sea, se le inventan cosas y se lo deja afuera”, cuestionó al referirse a Milman. Y lanzó otro llamado al peronismo: “¿Es sostenible un país con estos parámetros en la administración de justicia? No, seguramente no. Por eso es necesario salir a hablar y explicar. A bajar, a tomar contacto con la realidad, con el barrio, hablarle a la gente”.

“Nos están bombeando”

En otro tramo que se leyó como un mensaje al interior del oficialismo, trazó una comparación con el fútbol y reclamó que haya “un árbitro en serio del Poder Judicial”.

​”Me parece que esto no estemos mirando los peronistas para el cielo esperando que alguien baje mágicamente a decirnos qué es lo que hay que hacer”, apuntó e instaló la necesidad de “replantearse estas cosas y saber también que es necesario que pongamos lo mejor de cada uno de nosotros”.

A su vez, reclamó: “Para ser un poco futbolera, a tono, es como que si vos estás jugando un partido y el árbitro te bombea y el otro te hace penales, foules y no le cobra nada. Esto está pasando”.

Necesitamos que vuelva a haber un árbitro en serio del Poder Judicial en Argentina que aplique el derecho y que tenga la garantía para todos los ciudadanos de que todos son iguales ante la ley. Esto no existe hoy y es grave”, alertó.

Al cierre de lo que fue su último discurso del año, la vicepresidenta volvió a hablar de “mafias y Estado paralelo”, en la tónica de su descargo virtual tras la condena en Vialidad. Y llamó a movilizarse el 24 de marzo de 2023, cuando se cumplirán 40 años del regreso de la democracia, bajo una consigna: “Argentina y democracia sin mafias”. Con casi tres meses de anticipación, la exmandataria aseguró: “Los argentinos nos lo merecemos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password