El presidente arrancó el año convocando a un juicio político contra el presidente de la Corte

Así lo anunció a través de un mensaje en el que efectúa un balance del año que acaba de concluir. Y entre los objetivos a instrumentar, mencionó puntualmente ir por la cabeza de Horacio Rosatti.

“Estamos iniciando un nuevo año. Dejamos atrás otro que nos deparó alegrías pero que también nos impuso las exigencias propias de una pandemia que no termina y una guerra que nos condiciona poniendo en crisis el desarrollo que tanto necesitamos”, señaló el presidente Alberto Fernández este primer día del año.

En un balance realizado respecto de 2022, el mandatario anunció que convocó a los gobernadores que acompañaron al Estado Nacional en su planteo contra la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para que, en conjunto, “impulsemos el juicio político al presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, para que se investigue su desempeño”.

En su mensaje, el presidente traza un panorama positivo de la economía, asegurando que, “contra todos los pronósticos”, lograron cumplir “con los objetivos económicos que nos habíamos trazado. Trabajamos en ordenar las cuentas fiscales y logramos que nuestro déficit no supere el número que teníamos programado”.

Tras agradecer la alegría que le brindó al país la Selección Nacional de Fútbol, Fernández advirtió que “recientemente han quedado al descubierto las peores prácticas que puedan realizarse en una República que dice querer preservar el Estado de Derecho”.

“En los últimos meses hemos visto un avance inadmisible del Poder Judicial de la Nación sobre los otros poderes de la Argentina. Diversas publicaciones jamás contradichas, han dejado al descubierto lo que desde hace mucho tiempo vengo advirtiendo: el vínculo escandaloso entre parte de la política y la Justicia. Ya no necesita de ningún análisis especial. Las conductas, los diálogos entre funcionarios judiciales y políticos de la oposición en los que se anticipan decisiones y recomiendan fundamentos políticos para ser usados a la hora de decidir judicialmente casos con trascendencia institucional indudable, han quedado impúdicamente expuestos ante el asombro generalizado”, sostuvo el presidente de la Nación.

Tras recordar su juramento de “observar y hacer observar la Constitución”, enfatizó su intención de “impedir que se siga manipulando el Consejo de la Magistratura con insólitas interpretaciones jurisprudenciales que permiten al Poder Judicial entrometerse en las decisiones del Congreso Nacional. Es mi deber promover acciones cuando el sistema federal es puesto en crisis a través de una innecesaria medida cautelar y del indebido planteo de una ciudad autonómica”.

A continuación, el presidente anunció que convocó a los gobernadores que acompañaron al Estado Nacional en su planteo contra la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para que, “en conjunto, impulsemos el juicio político al presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Horacio Rosatti para que se investigue su conducta en el desempeño de sus funciones. También requeriremos que se investiguen las conductas de los restantes miembros del máximo tribunal”.

Horacio Rosatti en la mira del Gobierno nacional.

Adelantó que también ordenará al ministro de Justicia y Derechos Humanos que promueva las acciones penales pertinentes para que “se investiguen los presuntos hechos de corrupción que involucrarían a funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires con empresarios contratistas de ese Estado autónomo”.

Fernández cerró su mensaje expresando su deseo de que “en este año que se inicia, mientras estemos celebrando los cuarenta años de democracia, nos pongamos de acuerdo de una vez y para siempre en construir un Estado de Derecho en el que la justicia castigue a los auténticos responsables sin que medien pactos de impunidad y en el que la política olvide para siempre las prácticas corruptas que tanto daño a su credibilidad le han causado”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password