Un juicio político que no tiene ninguna posibilidad de prosperar

Por si fuera necesario, jefes de bloques numerosos de la Cámara baja ya adelantaron su rechazo a aceptar la medida drástica que se propone ejecutar el presidente con gobernadores.

El presidente Alberto Fernández arrancó el último año de su mandato anunciando una medida drástica: el juicio político contra el presidente de la Corte Suprema de Justicia. Una medida que luego su canciller, Santiago Cafiero, extendió al resto de los integrantes del Tribunal Superior.

Para prosperar, el juicio político necesita los dos tercios de la Cámara de Diputados, para pasar luego al Senado, donde el proceso se tramita, según establece la Constitución nacional. Y el Gobierno del Frente de Todos es apenas primera minoría con 118 miembros. Una primera minoría que no ha podido volver a sesionar desde que rompió puentes con la oposición, en diciembre pasado, pues por sí mismo y aliados no alcanza a reunir siquiera el quórum.

Por si hiciera falta, el presidente del bloque radical de la Cámara de Diputados, Mario Negri, adelantó su rechazo al anuncio presidencial. “Alberto Fernández, que en cualquier país normal ya hubiera sido destituido por mal desempeño y cometer delitos, amenaza al presidente de la CSJN con un juicio político que NO va a prosperar porque NO tiene los votos”, explicó el cordobés.

Y agregó que se trata de “un apriete infame para congraciarse con CFK y buscar impunidad”.

En el mismo sentido se expresó el diputado Alejandro “Topo” Rodríguez, quien a través de una columna de opinión publicada en parlamentario.com ya adelantó su rechazo. “El argumento de que el Poder Judicial se estaría entrometiendo en las decisiones del Congreso de la Nación, sólo tiene el respetable valor de ser una opinión personal del presidente, pero no es la posición institucional adoptada por el Congreso de la Nación”, señaló quien es el titular del interbloque Federal, que reúne a ocho diputados. Y cerró: “Poco ayuda a la verdadera división de poderes que el Ejecutivo pretenda tutelar al Legislativo y decidir por éste”.

Cabe recordar que la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados de la Nación está integrada por 31 miembros. De ellos, 16 son del Frente de Todos, 14 de Juntos por el Cambio y 1 del interbloque Federal. La preside la entrerriana oficialista Carolina Gaillard.

Por el FdT están: Ana Carolina Gaillard, Marcos Cleri, Ricardo Daniel Daives, José Luis Gioja, Leonardo Grosso, Ramiro Gutiérrez, Mario Leito, Germán Martínez, Vanesa Massetani, Micaela Morán, Leopoldo Moreau, Juan Manuel Pedrini, Hernán Pérez Araujo, Vanesa Siley, Rodolfo Tailhade y Hugo Yasky.

Por JxC figuran Juan Manuel López, Mario Negri, Omar De Marchi, Alvaro González, Manuel Aguirre, Sabrina Ajmechet, Carla Carrizo, Alejandro Finocchiaro, Ximena García, Francisco Monti, Graciela Ocaña, Paula Oliveto, María Luján Rey y Pablo Tonelli.

Por interbloque Federal está Alejandro “Topo” Rodríguez.

En definitiva, queda claro que el pedido de juicio político impulsado por el presidente de la Nación es un mero anuncio muerto antes de nacer.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password