En 2022, el Senado tuvo menos sesiones que el período anterior e igualó el número de un año presidencial

Con muy baja actividad dentro del recinto, la Cámara alta se reunió en 13 ocasiones, misma cifra registrada en 2015. La agenda judicial fue protagonista de fuertes debates, donde el oficialismo logró imponerse con la ayuda de aliados. El resumen de cada una de las convocatorias.

Por Melisa Jofré

Aliados. Esa fue la palabra clave para el Frente de Todos durante 2022, luego de haber iniciado los dos últimos años de este mandato de Alberto Fernández perdiendo el quórum propio en el Senado, terreno dominado por Cristina Kirchner

En el año que acaba de concluir, fue gracias a la ayuda de tres senadores que se aprobaron proyectos resistidos por Juntos por el Cambio, destacándose entre ellos los de la agenda judicial que el kirchnerismo diseñó una vez más, en un período que estuvo marcado por la controversia en torno al Consejo de la Magistratura y el rol de la Corte Suprema de Justicia. 

Pese a que no hubo calendario electoral, el motivo por el cual siempre baja la actividad parlamentaria, la Cámara alta tuvo una bajísima marca en cuanto a sesiones: se realizaron 13, de las cuales 10 fueron especiales, 1 ordinaria, 1 informativa y 1 preparatoria. Durante alguna de ellas, el temario incluyó un solo proyecto a tratar. 

Si se tiene en cuenta la cifra de 15 registrada en 2021, el Senado sesionó dos veces menos respecto al período anterior. Y, para encontrar la misma cantidad de 13 hay que remontarse a 2015, año que sí estuvo atravesado por comicios y recambio presidencial. Además, es un hecho infrecuente que la Cámara alta haya sesionado menos que Diputados, donde hubo 14

La ausencia de -nada más y nada menos- que el jefe del interbloque oficialista, José Mayans, por cuestiones de salud complicó los planes del Frente de Todos en la recta final del año. Luego de la internación del formoseño, solo se realizaron dos sesiones más. 

Para el Senado fue como si no hubiera existido prórroga de sesiones ordinarias, pues no se pudo concretar ninguna durante el mes de diciembre para cerrar el 2022 con la aprobación de un conjunto de proyectos de índole social que esperaban convertirse en ley luego de su sanción en la Cámara baja. 

Más allá de haber esperado que regresara un senador del Mundial de Qatar para lanzar una convocatoria -que tuvo como fechas tentativas el 15 y 22 de diciembre-, desde la bancada informaron que tenían “afectado” a otro de sus miembros y que Juntos por el Cambio, ausente en la última sesión que hubo, no garantizaba quórum. De esta manera, el recinto no se abrió más. 

Cómo fueron las sesiones a lo largo del año 

En un tradicional trámite, que duró en esa ocasión apenas 11 minutos, el Senado realizó el 24 de febrero su sesión preparatoria. En la misma fueron ratificados Claudia Ledesma Abdala de Zamora, como presidenta provisional; Maurice Closs como vicepresidente primero y Guadalupe Tagliaferri como vicepresidenta segunda; mientras que la radical Carolina Losada asumió como vicepresidenta -en reemplazo de Martín Lousteau-. Ese día también juró el macrista José Torello en lugar de Esteban Bullrich

La primera sesión especial del año se llevó a cabo el 17 de marzo para aprobar, luego de un trámite veloz en comisiones, el proyecto de autorización al Poder Ejecutivo para refinanciar la deuda con el Fondo Monetario Internacional. Al igual que había sucedido en la Cámara baja, el sector K del interbloque oficialista se opuso, resultando aprobada la ley con 56 votos a favor, 13 en contra y 3 abstenciones

El recinto del Senado durante la sesión del 17 de marzo

A poco de cumplirse el plazo que la Corte Suprema le había impuesto al Poder Legislativo para sancionar una nueva Ley del Consejo de la Magistratura, el 7 de abril se trató en el Senado el proyecto que había enviado el Poder Ejecutivo y que sufrió modificaciones propuestas por el rionegrino Alberto Weretilneck, uno de los aliados fundamentales del Frente de Todos. La iniciativa establecía una composición de 17 miembros, sin presencia de un representante por el máximo tribunal. 

El proyecto alcanzó los 37 votos positivos y 33 negativos. Además de Weretilneck votó a favor la misionera Magdalena Solari Quintana, otra fiel socia del oficialismo. Juntos por el Cambio y la cordobesa schiarettista Alejandra Vigo se opusieron, mientras que la riojana Clara Vega, quien se convirtió en 2022 en una indispensable para el Frente de Todos, estuvo ausente en la votación. 

En esa jornada se ratificó además un decreto de la vicepresidenta Cristina Kirchner por el cual se designó como “Sala Malvinas Argentinas” al salón de recepción del edificio anexo Alfredo Palacios y se dispuso la colocación de una placa alusiva.

Un mes después, el 12 de mayo, y con la pelea por la banca en el Consejo de la Magistratura en el centro de la escena, se volvió a reunir el Cuerpo. Con varias manifestaciones políticas, hubo tensión y acusaciones cruzadas entre oficialistas y opositores a raíz del reclamo de Luis Juez ante la ruptura de la bancada del Frente de Todos y la designación de Martín Doñate por Unidad Ciudadana. 

Anabel Fernández Sagasti en la sesión del 12 de mayo, donde también hubo una polémica por la banca de Clara Vega

El “plato fuerte” de ese día fue un proyecto ideado por el kirchnerista Oscar Parrilli sobre la creación de un “Fondo Nacional” para pagarle la deuda al FMI a través de la recuperación de dólares fugados. Por otra parte, se votó el Tratado Interprovincial de creación de la Región Norte Grande Argentino; acuerdos internacionales; la designación de cónsules honorarios y un paquete de proyectos de declaración, la mayoría vinculados a los 40 años de la Guerra de Malvinas.

El 2 de junio, previo a recibir al jefe de Gabinete, tuvo lugar una brevísima sesión en la que se dio entrada formal a los pliegos de embajadores en Venezuela (Oscar Laborde), Honduras (Pablo Vilas) y Ecuador (Gabriel Fuks). Luego, Juan Manzur dio su informe de gestión -el único del año- durante el que se refirió a la inflación como “un problema que tenemos que atender”, la guerra Rusia-Ucrania y los subsidios al transporte del interior. 

En la única sesión ordinaria que hubo en todo 2022, el 30 de junio se trató un abultado temario que incluyó el proyecto de plan de pago de deuda previsional, sobre el cual la senadora Juliana Di Tullio reconocía que lo habían elaborado en consulta con la ANSeS y no con el ministro de Economía, Martín Guzmán, a quien por esos días le quedaban pocas horas en la cartera. Además del oficialismo y sus aliados, la iniciativa contó con el voto a favor de Alejandra Vigo. 

En esa sesión, además, se sancionó la creación del Parque Nacional Ansenuza en Córdoba y la ampliación del Parque Nacional Pre-Delta en Entre Ríos, al tiempo que tuvieron media sanción la ampliación del Parque Aconquija en Tucumán y la creación del Parque El Palmar en Chaco. Por unanimidad, salió la Ley de Oncopediatría y el alivio fiscal para monotributistas y autónomos. También se completó el trámite de la Ley de Respuesta Integral al VIH; y se giraron a Diputados dos proyectos sobre la prórroga del Programa de Entrega Voluntaria de Armas y otro relacionado a la atención a usuarios de tarjetas de crédito. 

Tras el receso invernal, las puertas del recinto se volvieron a abrir el 10 de agosto. A raíz de los cambios en el Gobierno, ese día volvió a tomar estado parlamentario el pliego de Daniel Scioli como embajador en Brasil. Ante el apuro de las provincias, por una eventual merma de recursos con la llegada de Sergio Massa a Economía, se dio media sanción al Consenso Fiscal 2021, que llevaba ocho meses sin ser tratado. 

Cristina Kirchner durante la sesión del 10 de agosto

También, los senadores dieron media sanción a un régimen previsional especial para brigadistas de incendios y la autorización de entrada y salida de tropas; mientras que convirtieron en ley la prórroga del Régimen de Incentivo a la Construcción y la Ley de Prevención y Control de la Resistencia Antimicrobiana. Asimismo, se votó un conjunto de distintas fechas conmemorativas. 

En lo que representó la primera sesión tras el pedido de condena de los fiscales, en el juicio por la causa Vialidad, contra Cristina Kirchner, y en medio de un contexto caldeado, el oficialismo y la oposición se cruzaron en torno a la figura de la vicepresidenta y la Justicia. Sería en la previa de un día muy especial: el 1ro. de septiembre, cuando por la noche Fernando Sabag Montiel le gatilló en la cara la expresidenta en la puerta de su casa en Recoleta. 

CFK abrió la sesión de ese día y se retiró rápidamente. Después arrancó el debate político, mientras la titular del Senado tuiteaba fotos en su despacho recibiendo a eurodiputados. En un largo y variado tramo de cuestiones de privilegio, el Frente de Todos criticó duro a la Justicia y el accionar de la Policía de la Ciudad en la casa de la vicepresidenta; mientras que Juntos por el Cambio pidió dejar de “tapar” la realidad del país a partir del “relato” y la “épica” alrededor de la acusación contra CFK. 

En lo que respecta al temario, la Cámara alta avanzó en la aprobación de la Ley de Promoción de Inversiones en la Industria Automotriz, la nueva Ley de Biotecnología y Nanotecnología, un conjunto de pliegos judiciales, un paquete de transferencia de inmuebles e iniciativas de monumentos históricos, entre otros proyectos menores. 

Un poco después de concluida la sesión, y tras las peleas en el comienzo de ese día, senadores del oficialismo y la oposición posaron todos juntos en una foto desde el Salón Illia, donde leyeron un comunicado para repudiar el intento de magnicidio contra la vicepresidenta. 

senadores frente de todos juntos por el cambio conferencia cristina kirchner
Senadores del oficialismo y la oposición, juntos, tras el atentado contra CFK

Esa armonía duraría poco, ya una semana después, el 8 de septiembre, se convocó al pleno para repudiar el hecho con una declaración -al igual que hizo Diputados- y Juntos por el Cambio no asistió, bajo el argumento de no querer avalar “el uso partidario del Congreso”. Los integrantes de la bancada conducida por Alfredo Cornejo señalaban que con la foto y el comunicado que habían emitido rápidamente después del hecho, alcanzaba. Una vez más, junto a Weretilneck, Solari Quintana y Vega, el Frente de Todos aprobó la iniciativa después de un debate que tuvo solo tres oradores. 

Con la llegada de la primavera, en un mes convulsionado, el kirchnerismo sacó del freezer el tema de la ampliación de la Corte Suprema de Justicia, que en julio había quedado a un paso del recinto por falta de acuerdos dentro de la propia bancada oficialista. De manera de conseguir los votos, el Frente de Todos accedió a cambios propuestos por el aliado Weretilneck y se aprobó, con 36 votos a favor y 33 en contra, un texto para que el máximo tribunal pase de 5 a 15 miembros, con composición federal y respetando la paridad de género. 

Si bien esas modificaciones también lograron convencer al puntano Adolfo Rodríguez Saá, el oficialismo tuvo un voto negativo, el de la otra representante del interbloque por la provincia de San Luis, María Eugenia Catalfamo, del riñón del gobernador Alberto Rodríguez Saá, uno de los que pujaba más fuerte por una Corte con 25 jueces, precisamente el proyecto que no habían podido sacar meses antes.  

El 27 de octubre, la Cámara alta convirtió en ley el proyecto para extender por 50 años las asignaciones específicas de ciertos impuestos para el financiamiento de las industrias culturales, la prórroga del ReNaBaP, la expropiación del predio de Cromañón y un proyecto para incorporar al Programa Médico Obligatorio un protocolo para la atención de casos de violencia de género. Además, se le dio media sanción al “Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030”, enviado por el Poder Ejecutivo

El recinto en la sesión del 27 de octubre

Nuevamente en un enfrentamiento por el Consejo de la Magistratura y enojados porque no se había escuchado el fallo de la Corte a favor de Juez -en un amparo iniciado en mayo- y se había designado a Doñate como consejero para el período 2022-2026, los senadores de Juntos por el Cambio no concurrieron a la sesión del 16 de noviembre. La postura se tomó en un claro rechazo a que el oficialismo había incluido en el temario el decreto con las designaciones, firmado por la presidenta provisional, Claudia Ledesma Abdala de Zamora, con el objetivo de “blindar” la decisión del Poder Legislativo ante futuros reclamos judiciales. 

Así, con el respaldo de sus tres socios, alcanzando justo los 37 presentes, el Frente de Todos ratificó el decreto y aprobó el temario compuesto por la Ley de Presupuesto 2023 y la prórroga impositiva, atada a la “ley de leyes”, en un corto debate. Hacia el final, la mendocina Anabel Fernández Sagasti, vicepresidenta de la bancada, solicitó una moción de orden para incorporar el proyecto de beneficio extraordinario a los familiares de víctimas de la represión de los días 19 y 20 de diciembre de 2001, el cual recibió la media sanción por unanimidad y se giró a Diputados. Fue el cierre del 2022 en el recinto del Senado. 

Cantidad de sesiones en el Senado en los últimos 10 años 

2022: 13

2021: 15

2020: 31

2019: 10

2018: 15

2017: 18

2016: 23

2015: 13

2014: 23

2013: 22

2012: 23

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password