El hermano más radical 

La compañía de Texas Hennessey presentó el Venom F5 Revolution.

Esta nueva versión está más centrada en la pista que la versión normal, pero seguirá siendo legal en la calle.  

Debajo del capó lleva un motor V8 de 6.6 litros con doble turbocompresor que eroga una potencia máxima de 1.842 CV con un par máximo de 1.617 Nm. La potencia llegará a las ruedas traseras a través de una transmisión automática de un solo embrague y un diferencial de deslizamiento limitado. 

El peso se ha recortado desde el otro lado de la escala, y se afirma que la estructura de carbono del F5 Revolution es más liviana que el ya esbelto F5. Hennessey promete que pesará menos de 1.360 kg, 22 kg menos de lo que afirma para el modelo estándar ya disponible. Eso es a pesar de la llegada de una nueva toma de aire del motor de alto nivel que se encuentra sobre el techo. También se promete que la configuración de la suspensión será más agresiva y estará diseñada para uso en circuito. 

Sólo se producirán 24 unidades del F5 Revolution, con precios que parten desde unos 2.7 millones de dólares. 

Si el Venom F5 ya era uno de los coches más rápidos del mundo ahora tiene una variante más ligera y enfocada a la pista con 1.842 CV y aún legal en carretera. 

Si bien el Hennessey Venom F5 aún no ha cumplido la promesa de John Hennessey de que demostrará ser el automóvil de producción más rápido del mundo -de momento ya ha alcanzado los 435 km/h en sus test de preparación-, eso no ha impedido que la compañía de Texas cree una versión aún más radical. Se llama Hennessey Venom F5 Revolution, y según Hennessey, está más centrado en la pista que la versión normal, pero seguirá siendo legal en la calle. 

Aerodinámica enfocada a un uso en circuito 

Aunque Hennessey no ha hecho comentarios de momento acerca de su velocidad máxima para este nuevo Revolution, es casi seguro que será más lento que el F5 existente, ya que John Hennessey le dijo previamente a Car and Driver que éste tiene como objetivo una velocidad máxima de más de 500 km/h. Esto se debe a que este Revolution lleva modificaciones aerodinámicas sustanciales, y se afirma que aumentan sustancialmente sus capacidades máximas de carga aerodinámica lo cual no contribuye tanto a la velocidad punta, sino a los giros en las curvas. Se afirma que el nuevo alerón trasero ajustable, con placas laterales muy patrióticas con las barras y estrellas de la bandera estadounidense, es capaz de generar más de 363 kg de asistencia aerodinámica positiva a 299 km/h y más de 635 kg a 401 km/h. 

Cuando Hennessey mostró por primera vez el F5 en 2020, prometió que añadiría un pack con un alerón trasero elevado, y este Revolution parece justamente eso. Aunque la compañía no ha detallado nada sobre la carga aerodinámica total, el hecho de que el Revolution tenga difusores delanteros y traseros sustancialmente grandes sugiere que la cifra combinada será aún más impresionante. También hay elementos de avión en el parachoques delantero para ayudar a mover el equilibrio aerodinámico hacia adelante, lo cual suena realmente bien. 

La potencia no ha aumentado con respecto al Venom F5 coupé estándar o su versión Venom F5 Roadster que se anunció el pasado año. Pero probablemente no sea necesario; un pico de 1.842 CV suena demasiado, incluso en estos tiempos de cifras infladas. El Revolution utilizará el mismo V8 de 6.6 litros con doble turbocompresor montado en el medio que otros F5, con el motor alcanzando su pico de potencia a 8.200 rpm y acompañándolo con un par máximo de 1.617 Nm. Más ligero, pero también más caro. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password