San Fernando avanza en la prohibición de la tracción a sangre en todo el municipio 

El intendente Juan Andreotti firmó la liberación del sexto caballo, y entregó una moto eléctrica con el objetivo de recuperar a los caballos en un santuario y preservar el trabajo de quienes los usan como fuerza de tiro.

San Fernando continúa eliminando la tracción a sangre: el vecino Mariano Blanco intercambió su caballo “Príncipe” por una moto eléctrica nueva con la que podrá seguir trabajando, mientras que el animal irá al Centro de Rescate y Rehabilitación Equino (CRRC) donde tendrá una mejor vida y estará cuidado. 

El intendente Juan Andreotti, quien acompañó el momento del intercambio, expresó: “Hoy es un día de mucha alegría porque otro caballo recupera su libertad; ya es el sexto que va a tener una mejor calidad de vida porque así lo entendieron los propietarios o con quienes vivían los caballos. Primero, quiero agradecerles a ellos por entender, por comprender, por pensar en sus animales y decidir darles una vida mejor. Esto forma parte de una concientización colectiva: tenemos que entender que los caballos son seres sintientes como el resto de los animales”. 

“Cuando se gestiona, se lo hace para quienes más lo necesitan, para los más indefensos y los animales son parte de ellos. Entonces, debemos pensar en una comunidad para todos, no solo para los humanos sino para todos los seres vivientes, y actuar en consecuencia. Estamos muy contentos de que San Fernando siga avanzando en este camino, que haya prohibido la tracción a sangre y cada vez más caballos puedan tener una mejor calidad de vida”, concluyó el jefe Comunal. 

Y el vecino que entregó su caballo, Mariano, dijo: “El caballo es algo de mi vida, porque siempre trabaje con ellos, y lo entrego porque pienso que estará bien y que estará cuidado: Príncipe es lo que más quiero en la vida. Me dijeron que va a estar bien en el campo, me mostraron un video, hay pasto y una laguna; ahí va a estar bien, se va a soltar, va a correr, se va a despejar. Trabajaba con el carro y veía mucha gente que los maltrataban y eso me dolía”. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password