CFK cuestionó el fallo que cerró la causa de Silvio Robles

La vicepresidenta Cristina Kirchner le adjudicó la responsabilidad al juez Stornelli y remarcó que la Causa del Memorándum con Irán se inició por “una escucha ilegal”.

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, a través de su cuenta de Twitter, cuestionó este viernes que el juez Sebastián Ramos haya rechazado la denuncia contra Silvio Robles, asesor de la Corte Suprema, implicado en una serie de conversaciones con el ministro de Seguridad y Justicia porteño, Marcelo D’Alessandro, previo al fallo de la coparticipación.

“La mafia mediática-judicial, la impunidad y el absurdo jurídico a cielo abierto. Es hora de despabilarse y advertir que están conduciendo a las instituciones hacia un callejón sin salida”, así tituló CFK, quien se expresó indignada tras el cierre de la causa contra Robles por considerar ilegal a la obtención de los chats.

En tal tema, la exjefa de Estado recordó: “En el año 2016 en Comodoro Py los Camaristas de Casación (Gustavo) Hornos y (Mariano) Borinsky reabrieron la causa Memorándum con Irán, que había sido sobreseída… ¡2 veces! Lo fundamentaron en ‘una escucha ilegal’, metieron preso a (Carlos) Zannini y le prohibieron a (Héctor) Timerman tratarse de un cáncer en EE. UU.”.

Además, agregó: “Después de la legalización de la escucha, (Mauricio) Macri -que era presidente- felicitó públicamente a Hornos y Borinsky y criticó a la otra camarista, Ana María Figueroa, que había votado en minoría contra esa decisión”.

Desde un hilo de Twitter, la vicepresidenta afirmó que la relación entre Robles y D’Alessandro era para “arreglar fallos de la Corte a través de chats diciendo que no podía ser imputado de delito porque la denuncia se apoyaba en ‘una escucha ilegal”.

Asimismo, CFK ironizó: “Por si alguien faltaba en este verdadero escándalo, el fiscal que intervino fue… (Carlos) ¡Stornelli! procesado por espionaje ilegal e impulsor de la ‘Operación Puf’, donde buscó legitimar las escuchas ilegales de la cárcel de Ezeiza para salvarse de su participación en el D`Alessiogate”, en alusión a la causa judicial que investiga si existió una organización bajo el control de agentes de inteligencia durante el final del Gobierno de Macri.

De tal manera, Cristina Kirchner siguió con las críticas al juez Stornelli: “Para salvar al ladero de (Horacio) Rosatti -presidente de la Corte-, cita el voto en minoría de la camarista Ana María Figueroa en el caso Memorándum con Irán, que cuestiona que con una escucha ilegal se pretenda reabrir una causa. Solo con mafia mediática-judicial puede haber tanta impunidad”.

En el cierre, la vicepresidenta cerró con un cuestionamiento: “¿Qué hará ahora la Cámara de Casación con la causa Memorándum con Irán?”.

Siete horas más tarde se acordó de sumar que el abogado que hizo la denuncia “contra” Silvio Robles en Comodoro Py “para armar la maniobra del Juez Ramos y Stornelli fue Gastón Marano, defensor de Gabriel Carrizo, detenido por su participación en el atentado contra mi vida”, y preguntó: “¿Hasta dónde llegará todo esto?”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password